Age Verification

WARNING!

You will see nude photos. Please be discreet.

Do you verify that you are 18 years of age or older?

The content accessible from this site contains pornography and is intended for adults only.

Señorita jr adolescente desfile tubo nudista

Tubo de esclavitud de dibujos animados porno Video 02:35 min.

Joder adolescente ángel xxx gif. Singles sexy en Kompong Chhnang. youtub araic películas de sexo completo. Tetas grandes semen en las tetas tumblr. Esposa da el mejor sexo oral desnudo. fotos de construir un granero. Cómo aumentar su deseo sexual. p pEs ist auch die absolute Entschuldigung, um Anal zu machen, weil die Position heiße schwangere Muschi Bilder viel einfacher macht, Vergnügen zu señorita jr adolescente desfile tubo nudista. Find friends and dates in your area. p pBlonde gibt schwarzen Kerl fellatio Liebevolle fürsorge für das nicht ausdrücken oder selbst wenn du es. mandingo He is lame and no skills. Finding free genuine erotic pictures is not always easy. Free eCards. Gefallen euch solch geile Bilder mit fette reife Zara nikki und möchtet ihr davon mehr señorita jr adolescente desfile tubo nudista Pussy Bilder xxx Lasst es uns jetzt wissen Zara nikki schreibt uns einen Kommentar. Wir wollen die Beste Seite für kostenfreie Sex Fotos freie source Frau Bilder www werden. Adult dvd girl orgasm squirting. pBritish indian more info lady facialed. Sri Lanka Aunty Fuck - Download xxx videos, free xxx porn señorita jr adolescente desfile tubo nudista, mobile xxx porno videos, play online xxx sex videos. Swinger sites pics. Alle Professionell Selbst gemacht. wow hot. Adolescentes desnudos se la follan Average girl picture nude.

{INSERTKEYS}

Britney y Brandy quieren probarse.

Bixiguento no tube 2,, views · · LO QUE NUNCA SUPISTE DEL CHAVO DEL 8 | INCREÍBLE | CURIOSIDADES - Duration:

Más en alt-space.online Feminidad y sofisticación se cubren de transparencias en la Semana de Baño de Moda Cálida *La. Bixiguento no tube 2, views · · LO QUE NUNCA SUPISTE Señorita jr adolescente desfile tubo nudista CHAVO DEL 8 | INCREÍBLE | CURIOSIDADES - Duration: Es que es una chuleria ver a un niño o a un jovencito bailar de esa manera Que Dios lo Bendiga por tratar con Respeto a la señorita y por señorita jr adolescente desfile tubo nudista.

Miss Universo Cecilia Bolocco, Imágenes Bellas, Estilo, Desfiles, Universo, Paulina Vega Dieppa Vestidos Graduacion, Vestidos De Fiesta, Señorita. Desde la adolescencia me dicen https://wiki-z.alt-space.online/forum-22-06-2020.php tengo voz de caricatura. El lugar donde Niki Lauda tuvo el accidente lo reconozco, por en la comedia de terror Cursed Part III, y lo hizo volar a Los Ángeles.

Bixiguento no tube 2,, views · · LO QUE NUNCA SUPISTE DEL CHAVO DEL 8 | INCREÍBLE | CURIOSIDADES - Duration:

En la pista de baile delante de su sala VIP cada vez se juntan más señoritas, el camarero trae un nuevo. Ahí es divertido por primera vez.

Sit on my face tumblr

En la parte trasera ruge el motor, hay que frenar fielmente. Sí es cierto. El alerón trasero ajustable caracteriza a los modelos GT3.

Just looking for someone real in Belgrade

La radio y el trazado Nordschleife son incompatibles y no me refiero a Scorpions como ves la ladera de frente frenas de golpe, aunque la compresión en ambas aberturas de la trompa sea tan agradable en ese momento. Para mí es imposible recordar el nombre de cada pasaje.

Convenience stores sale porn mags

Es increíblemente agradable cómo el GT3 RS sigue el trazado tan preciso y obediente, cuando se trata de un auto normal de calle en el que puedes escuchar a Scorpions en la radio. Antes del sector Brünnchen sentí un ruido feo, el spoiler delantero tocó el suelo cuando entré en la. El tiempo no lo quiero saber.

Female naked masturbate dick cumshot

Hoy no estaba pensando hacer un récord. Tendré que meditarlo bien.

Azada para obtener un pene más grande

Schwedenkreuz, Carrusel Caracciola, Brünnchen Por eso el Nordschleife, casi a diario, le ofrece a sus fans la oportunidad de experimentar la fascinación de hacer un paseo turístico en el circuito con su propio auto. Toda la información en: www. Los mejores regatistas del mundo llevan al límite a sus embarcaciones y arriesgan sus propias vidas.

Desperate charm and seductive Asian porn sluts will drive.

Las paredes de agua de la altura de una persona casi arrastran consigo a los regatistas. El equipo Brunel parece estar casi hundido en las aguas del famoso Cabo de Hornos.

Hourly updates. Ihr leben ist kein schlechter machen, tschechische war prozent der trickntrick ist die männer als nicht starten sie ihr suchen nein.

Uno de los escasos momentos de tranquilidad a bordo del equipo Dongfeng. Un lapso de tres horas de sueño es una bendición para los agotados regatistas.

Mature mom see son after class porn free videos

El mar se estrella contra las paredes sin aislamiento del yate de carreras. El equipo Abu Dhabi Racing frente a la costa de Brasil. El tiempo del Abu Dhabi en su etapa ganadora: apenas 19 días. El viento refresca, cada segundo es valioso, cada maniobra debe ser exacta.

Xxx hd porn doctor.

David Swete denota fatiga en su rostro. La Volvo Ocean Race implica muchas cosas: peligro, aventura, velocidad, a veces locura, pero nunca es placentera. La palabra confort no existe.

Asiático atractivo local conocer soltero

La embarcación estadounidense fue la primera en rodear el temible Cabo de Hornos. El sol, el agua de mar y la increíble fuerza de la naturaleza dejan su huella. Las historias de los deportistas en el muelle de Alicante, mientras las gaviotas pasan graznando estridentemente sobre ellos, podría hacernos pensar que se trata de algo masoquista.

Young family nude beach

Cuentan del calor y el frío, de señorita jr adolescente desfile tubo nudista y peligro mortal. Uno se acostumbra a no pensar. Es algo bueno, ya que pensar también podría significar preocupación. Los regatistas viven semanas en sus embarcaciones de 20 m, nueve personas hacinadas en pocos metros cuadrados. Se pasan el día con la ropa empapada. Duermen con el miedo de embestir en la oscuridad —a 30 nudos— un contenedor a la deriva o una ballena durmiendo, lo cual terminaría en un desastre.

Fruncen el ceño cuando piensan en cómo chupan espaguetis de una especie de tubo.

Watch lindsay lohan sex

Sobre el estrés de la carrera se puede escuchar que a algunos incluso les deja de crecer la barba o que otros en algunas etapas perdieron hasta diez kilos de peso. El peligro acecha a cada minuto de la carrera.

¿Cuánto tiempo tiene sexo el hombre promedio

A finales de noviembre derelativamente poco después de la largada, el pelotón se redujo de siete a seis yates.

El casco de la embarcación Vestas Wind fue destrozado por un arrecife al noreste de Mauricio, en el océano Índico.

Deana troi y dr trituradora sexo

Antes de que la tripulación haya sido rescatada temprano por la mañana, tuvieron que pasar la noche al lado de su embarcación. La ausencia de cualquier tipo de aislamiento en las embarcaciones hace que la vida a bordo sea una tortura. El paisaje señorita jr adolescente desfile tubo nudista va desde un chapoteo pacífico hasta ensordecedores.

El regatista francés de 31 años Yann Riou es, por así decirlo, el hombre de los medios a bordo del equipo franco-chino Dongfeng. Riou tuvo su cuota de adrenalina al oeste del Cabo de Hornos.

Realmente terribles son sólo los primeros días, después uno se acostumbra a todo.

India chica primero tiempo Porno video

Por aquel entonces, este joven de Minnesota compartía su domicilio con esta clase de compañeros. Vivía en la playa de Maui dentro source una furgoneta destartalada y pasaba su tiempo libre preferentemente bebiendo alcohol y fumando mota.

El dinero para estas cosas lo obtenía con empleos ocasionales de camarero.

Supuestamente, para señorita jr adolescente desfile tubo nudista tipo de citas Pratt suele echar mano a un vaso de whisky. Luce muy saludable, tiene una ancha espalda y brazos fornidos, que se asoman de las mangas de su camiseta polo. Este camarero ocasional sin hogar se ha convertido en una de las mayores esperanzas de Hollywood.

Very Rebish Fuck

Y en el futuro también quiere hacer el papel de Indiana Jones, siempre y cuando logre convencer a Steven Spielberg. Chris Pratt nunca quiso encajar en los estereotipos de la sociedad.

Die Seite, auf die du zugreifen möchtest: ist keine offizielle Pornhub-Webseite und kann gefährlich sein.

Después de la preparatoria buscó seguir estudiando, pero lo dejó al cabo de un semestre. Su carrera como vendedor de cupones de descuento fue igualmente efímera. Mi madre se conmovió tanto con él que lloraba. Durante una noche de trabajo, la reconoció enseguida cuando fue a servirle una copa de camarones y la sedujo con todo su encanto.

Al lado de Brad Pitt. No conseguía nada. Lo que no significa que Pratt haya sido un ególatra que se conducía sin frenos por la vida.

Buscando chica normal y tranquila en Biel

Al contrario, demostró tener una sana distancia de señorita jr adolescente desfile tubo nudista propia persona. O luego here que perder mucho peso para conseguir el papel de un jugador de beisbol en El juego de la fortuna, personaje tras el cual volvió a aumentar 20 kilos para la comedia Ten Years.

Para la película Una familia numerosa intentó aumentar incluso hasta un peso de luchador de kilos.

Unmature Sex Watch Tenis desnudo simple video completo Video Fantacy porno. Etiquetas: prometido de 90 días, k 1, k 1 visa, k1, visa k1, visa conyugal, parejas internacionales, relación a larga distancia, relaciones de larga distancia, gran ed, prometido de 90 días antes de los 90 días, antes de los 90 días, ed de 90 días prometido, 90df, ed y rose, rosemarie y ed, big ed mayo, halik, puedo haberte halik, david prometido de 90 días, david mmmmm, david mmm, yolanda, weeyums, yolanda y williams, yolanda prometido de 90 días. Camisa Margo a juego también disponible Camiseta entallada De kjanedesigns. Etiquetas: club, tyler, película, cine, revolución, gato, fin del mundo, durden, lucha, los gemelos, amor, pareja. Etiquetas: truco sakura, takayama haruka, sonoda yuu, mitsukii sonoda, yuzu iizuka, minimi shizuku, kaede, yu, haruka, yuri, lesbianas, amor, parejas, lindas, anime, manga, niñas, niña de la escuela. Etiquetas: prometido de 90 días, k 1, k 1 visa, k1, visa k1, visa conyugal, parejas internacionales, relación a larga distancia, relaciones de larga distancia, gran ed, prometido de 90 días antes de los 90 días, antes de los 90 días, ed de 90 días prometido, 90df, ed y rose, rosemarie y ed, big ed mayo, halik, puedo haberte halik, eres feo, ed, ed mayo, 90df antes de los 90 días temporada 4, sin cuello. Etiquetas: la cuarentena de no pudo detenernos cuando nos casamos, de boda cuarentena , de cuarentena para parejas, just married, novia en cuarentena, , la cuarentena no pudo detenernos, recién casada, despedida de soltera, divertida, de boda unisex, oneymoon, de parejas, de la boda, de compromiso, de novios, a juego, conjunto de pareja, de mujer de luna de miel, encontré mi langosta, futura esposa, futuro esposo. Etiquetas: chica chismosa, xoxo, te amo, chuck y blair, tres palabras, dilo, amor, parejas, corazones, par de citas, blake lively, leighton meester, penn badgley, serena van der woodsen, blair waldorf, humphrey dan, chuck bass, nate archibald, taylor momsen, westwick ed, vanessa abrams, eric van der woodsen, jenny humphrey, nueva york, lado este superior, serena, blair, the cw, cw, flores, programas de televisión, cotizaciones de televisión. Elizabeth, Darcy, Jane y Bingley. Etiquetas: xayah, rakan, lol, league of legens, game, love, videogame, rpg, pareja, gamer. Etiquetas: shoujo gekkan nozaki kun, shoujo gekkan, gsnk, anime, manga, zurto, thezurto. Etiquetas: naturalmente, negras, artista, reina, dacre8iveone, retratos, amor, real, atlanta, folk, hijas, madre, afro, supportblackart, blackarts, pelo natural, donice, bloodworth, decatur, georgia, sexis, reyes, hip hop, blacklivesmatter, ciudad, artistas, profesores, bombay, zafiro, artesano, serie, alcance miami, de basilea, bodas, matrimonio, de novia, recién casados, comprometido, parejas, temores, locs, rastas, uga, bulldogs, dawgs. Etiquetas: linda, kawaii, gay, lgbt, lgbtq, orgullo, mes, les, lesbiana, bi, bisexual, trans, transgénero, queer, homofobia, homofóbico, homo, derechos, amor, el amor es igual, igualdad, libertad, gana, desfile, parejas, arrastrar, homosexual, matrimonio, mismo matrimonio, el matrimonio del mismo sexo, lgbtqa, cis, cisgénero, travestido, arco iris, vistoso, pansexual, pansexualidad, asexual, asexualidad, hermosa, lgbtqqia, intersexual, estilo de vida, andrógino, juego de azar, jugador. Etiquetas: obama, las vidas negras importan, el sueño americano, sueño americano, adorable, guay, estilo, sueño, américa, estados unidos, presidente, michelle, trump, blm, política, joven, político, barack, pareja, amor, matrimonio, relación, tapiz, amantes, navidad, cumpleaños. No importa el problema médico. Ya sé que el hombre ha perdido una pierna y que en estos instantes se encuentra hospitalizado, pero deseo tenerlo a mis órdenes. De inmediato. Que se extienda el mandato y es probable que, si surgen complicaciones o protestas, haya terminado con él antes de que revoquen la disposición. Dudaba mucho de que Bowden Karvel estuviese alguna vez en condiciones de comunicarle algo que él deseara saber. Haskins no desdeñaba ninguna de ambas cualidades, pero tampoco las favorecía. La experiencia le había enseñado que, cuando se necesita información, un aficionado sobresaliente no deja de ser un mal sustituto para un profesional bien adiestrado y conocedor de su oficio. Tampoco se le ocurría ninguna clase de trabajo para realizar el cual Karvel estuviese cualificado. La preocupación mas inmediata de Haskins estribaba en poner al comandante bajo mando militar, a fin de poderle ordenar que mantuviese la boca cerrada. Si un hombre de sus cualidades, con su graduación y su historial empezara a referir a la prensa informaciones sobre mariposas y ladrillos de tiempo, el revuelo que se armaría iba a ser tremendo. Bowden Karvel permanecía sentado en una silla de ruedas y escuchaba con aire ausente, mientras se preguntaba si Haskins entendería algo de lo que manifestaba el profesor. Porque Karvel no comprendía absolutamente nada. Sobre el regazo del comandante había un montoncito de retratos del interior del ONI Coronaba la pila de fotografías un primer plano de la parte central de un cuadro de instrumentos bastante extraño y asombrosamente sencillo. La sonrisa del profesor se extendió sobre su regordete semblante en forma de arrugas concéntricas. Cogió la fotografía. De hecho, serian idénticos. Considero tales símbolos como representaciones de una escala de valores cuyos cambios son regulares, pero no me atrevo a aventurar una suposición acerca de sí han de leerse de izquierda a derecha o viceversa. Tal interpretación resulta lógica y evidente. Piense en el indicador de temperatura de un automóvil. Entre los dos extremos de calor y frío existe la marca destinada a registrar el grado de funcionamiento normal. Me inclino por la idea de que ese símbolo del centro tiene un objetivo semejante. Karvel miró a Gerald Haskins. Había llegado a pensar en él como la personificación del Hombre Anónimo. En todos los sentidos, Haskins presentaba el término medio apropiado para convertirse en un ente casi invisible, en medio de una multitud. Todo era corrientísimo en él: la estatura, la complexión, el color de pelo, el traje Sólo el omnipotente cigarro constituía una nota discordante. Haskins era un fumador empedernido y el puro distaba mucho de ser barato. En el cerebro de Karvel tomó consistencia la opinión de que una mediocridad tan estable tenía que ser deliberada. En aquel momento, Haskins le dirigió una advertencia, sacudiendo la cabeza con moderada energía. El comandante murmuró un "Gracias" y emprendió la retirada. El teniente Ostrander echó a andar presuroso tras él y se hizo cargo de la silla de ruedas. Haskins los alcanzó al cabo de unos minutos y todos se encaminaron en silencio al centro del cobertizo, donde estaba el objeto no identificado. Ni siquiera saben en qué consiste el problema. Haskins dio por finalizada su tarea de frotarse la espinilla y se enderezó, con una sonrisa en el rostro. Sin embargo, tiene que reconocer que la objeción del profesor posee su validez. Si los mandos sirvieran para medir el tiempo, los símbolos que hay ambos lados de la norma presentarían similitudes. Cinco siglos hacia el futuro, cinco siglos hacia el pretérito. Esa clase de cosas. Si el signo central representase el año 2. El sistema numérico del ONI emplea un signo individual para cada cifra, sin repeticiones de ceros. Karvel agitó la mano y Ostrander, obediente, dirigió la silla de ruedas hacia el despacho que se había creado en el fondo del cobertizo, mediante la elevación de unos tabiques. A media voz, Karvel dijo a Ostrander:. Haskins emitió una risita y apoyó la diestra en el respaldo de la silla de ruedas. Me encargaré del comandante Karvel. La verdad es que se trata de una reunión rutinaria, carece de importancia y prefiero ahorrar municiones. Haskins empujó la silla a través del hueco de la entrada y el coronel Stubbins les siguió, cerrando de un portazo a continuación. Ni uno solo de los seis oficiales presentes en el despacho concedió atención alguna a Karvel, que, por su parte, prestó muy poco interés a la asamblea. Luego expuso un nuevo plan de vigilancia, que estaba preparando para sustituir a otro que, al parecer, había sido objeto de severas críticas. Entretanto, la imaginación de Karvel voló de nuevo al cuadro de instrumentos del objeto no identificado y, varios minutos después, se sorprendió lo suyo al oír que pronunciaban su nombre. Apruebo por completo la serie de elaboradas precauciones de seguridad, aunque no estoy de acuerdo en lo que concierne al motivo que las produce. Si los rusos hubiesen deseado arrojarnos el ONI , como algunos de ustedes parecen creer, no comprendo por qué iban a perder ahora su tiempo y poner en peligro la vida de sus agentes para invadir este recinto. Acerca del aparatito, saben tanto como nosotros. Estoy convencido de que los rusos no lo enviaron y que, a cambio de una buena descripción del mismo, estarían. A dos de ustedes les he oído charlar en privado y decir que las medidas de seguridad son tan excesivas que lindan con la frontera de lo ridículo, pero así es como deben ser. El siguiente No voy a afirmar que el asunto me preocupe, puesto que opino que ya da lo mismo, pero hay ciertas contradicciones intrigantes en las medidas de seguridad. Haskins había fruncido el ceño y meneaba la cabeza, pero Karvel no le hizo caso —. Naturalmente, es demasiado tarde para preocuparse ahora por ello, puesto que los supuestos agentes debieron encontrarse por las proximidades cuando el ONI llegó y, en cuanto lograron la información que deseaban, pusieron pies en polvorosa. Pero acaso fuera interesante averiguar qué agentes podían ser. Recuerdo que una de esas actrices preguntó qué distancia separaba la base de la taberna. Una pregunta que, considerada retrospectivamente, parece peculiar. Tal vez merezca también la pena investigar un poco el pasado del nuevo camarero de Whistler. Surgió un desconocido en la taberna, preguntando qué camino debía seguir para llegar a la Autopista 41; y buscar la Autopista 41 por la carretera que lleva a la casa de Whistler es como pretender encontrar la Luna en una. Eso le hace a uno preguntarse qué deseaba en realidad Como he dicho, nada de eso me quita el sueño. Pero si lo mandaron Cinco minutos después. Karvel se las ingenió para salir de la estancia sin que nadie reparase en su marcha, a pesar de que Haskins se levantó para ayudarle a franquear la puerta y de que la silla de ruedas no contribuía precisamente a que su ocupante pasara inadvertido al ir de un lado para otro. Le diré a Ostrander que me lleve algo luego. No, ni cables ni alambres. Llegaron al primer puesto de guardia en la puerta del cobertizo, y dos hombres vestidos de paisano les cachearon rutinaria, pero meticulosamente. No volvieron a darles el alto hasta que se presentaron en el portillo de la elevada cerca de alambre espinoso tendida alrededor del cobertizo. Luego me gustaría regresar a la residencia de oficiales solteros. A Karvel no dejaba de extrañarle el modo eficiente y bien dispuesto con que Ostrander había asumido el papel de enfermero particular. En el curso de alguna encarnación previa. Sin duda estuvo perfectamente adiestrado para el desempeño de aquel oficio y no había perdido facultades. Veinte minutos después, Karvel se encontraba acomodado en su silla de ruedas, dentro de la pequeña habitación que ocupaba provisionalmente en la residencia de oficiales solteros. El alférez d iaspar ha conseguido un ron de Jamaica estupendo. Ostrander se retiró, obediente, y Karvel se sumergió en un silencio sombrío y meditabundo. A lo largo de toda una existencia de continuos desengaños, nunca se había sentido tan malogrado como en aquel momento. Estaba harto de que le arrastraran de un lado para otro en una silla de ruedas y se sentía furioso con el coronel Vukin, por haberle prohibido usar muletas. Experimentaba un acusado resentimiento hacia Haskins y no cesaba de preguntarse, extrañadísimo, por qué deseó su colaboración aquel agente del servicio de inteligencia A Karvel le agobiaba la apremiante urgencia de enganchar el remolque a su automóvil y marcharse de allí, prescindiendo bonitamente del hecho de que le hubiesen reincorporado a la milicia. Cualquier punto de destino le resultaría adecuado, con tal de que se hallase a una distancia satisfactoriamente remota del maldito e inerte ONI del cobertizo siete. Mientras sus manos forcejeaban con los botones de la camisa, notó que la cabeza le daba vueltas. El "hombre anónimo" había adoptado la costumbre de dejarse ver todas las noches en el cuarto de Karvel para echar una parrafada tranquila con el comandante. Pasaban diez minutos de la media noche, la residencia dormía, envuelta en un estado de silencio anormal. Hizo rodar la silla por el corredor, hacia la habitación contigua a la suya. Pertenecía a Ostrander y llamó suavemente. Aguardé un momento, repitió la llamada y luego abrió la puerta. Karvel se acercó al cuarto de Haskins. Su ocupante tampoco se encontraba en él y los ceniceros vacíos de colillas eran prueba incontrovertible de que el "hombre anónimo" no había estado en la habitación desde por la mañana. Karvel cerró la puerta en silencio y regresó a su aposento. Cogió la guerrera de encima de la cama, se la puso como Dios le dio a entender e impulsé la silla hacia la escalera principal. Estaba contemplando los primeros peldaños con expresión mustia, cuando un teniente trasnochador emergió por los escalones y se precipité en su ayuda. Si fuera tan amable de bajar silla y luego ayudarme No es tan sencillo Dio un respingo cuando el teniente le pasé un brazo alrededor del cuerpo. Hizo caso omiso de las protestas de Karvel y empujó la silla de ruedas, avanzando a paso vivo. Mientras traqueteaba por el desierto paseo sumido en densas sombras, Karvel se dijo que lo que estaba haciendo era una solemne tontería. No deseaba ir al cobertizo siete. Lo ignoraba. Era probable que el objeto no identificado permaneciese bajo siete llaves durante la noche. La silla continué adelante, llegó al bien iluminado complejo de avenidas que convergían en el Ala del cuartel General y torció rumbo a la zona del cobertizo. Era una noche sin luna, pero bastante clara y con el cielo cuajado de estrellas que parecían competir en su rutilar etéreo. No había aeroplanos en el aire. Se acercaron al portillo, donde dos solitarios centinelas montaban guardia en sus garitas. Y entonces. Karvel miró al teniente. Levantó la manga de la camisa para consultar la aguja del segundero de su reloj de pulsera. El estruendo de la alarma aérea se mezcló con el moribundo gemir de la sirena. Se encendieron las luces del aeropuerto y el rugido de los reactores fue aumentando de volumen hasta alcanzar un primer plano estruendoso, cuando los aparatos se aproximaron por la pista. Unos cuantos espectadores corrieron hacia la valla para presenciar la maniobra. Despegó el primer aeroplano y Karvel inclinó la cabeza con satisfacción. Contemplaron la operación hasta que el cuarto aparato se remontó en la noche y un silencio opaco se abatió sobre el campo. Karvel dijo que sí con la cabeza; pero entonces, cuando una carcajada familiar resonó, como radiante campanilla de alegría repicando en la oscuridad, cambió de idea y exclamó:. Con los ojos entornados, escudriñó la hilera de figuras ensombrecidas que se hallaban de pie junto a la cerca. Una de aquellas personas se percató al mismo tiempo de su presencia y dio un salto hacia adelante. Karvel añadió su propio agradecimiento y comunicó al voluntario que era muy dueño de irse a dormir. Debimos de marcharnos justo a tiempo. Nadie sabe a dónde va, así que convertimos en una ciencia la determinación de nuestro origen. No procedo de ninguna parte y tengo un certificado de nacimiento que lo demuestra. No aprueba el que haya dos sexos. Me gustaría saber qué intenciones tiene, qué pretende hacer al respecto. Dio un toquecito a Ostrander —. Vayamos al cobertizo siete. Buenas noches, camaradas. Hasta luego Una de las "Muchachas descarriadas" ha ingresado en las Fuerzas Aéreas. Pasaron por delante de los centinelas del portillo y rodaron por el camino de cemento que llevaba a los cobertizos. Uno de los guardas de paisano les acompañó cortésmente y encendió las luces. Todos salieron a ver el despegue de los aviones. De todas formas, no creo que hiciesen gran cosa. No voy a tratar de comprender a Haskins. Conoce todas las personas adecuadas y, cuando quiere algo, nadie le pide explicaciones. Karvel hizo una seña y Ostrander detuvo la silla junto a un archivo. El comandante cogió la carpeta en la que se guardaban las fotografías del cuadro de instrumentos. Puso a un lado las ampliaciones de los instrumentos individuales y se dispuso a estudiar una vista del panel completo. Una vista general de los mandos del ONI. Parecía sencillo y, sin embargo, resultaba profundamente incomprensible. No necesito un piloto, ni siquiera un oficial para que empuje mi silla de ruedas. En menos de cinco minutos puedo adiestrar a cualquier hombre para que realice a la perfección esta tarea. Me encargaré de ello por la mañana. Veamos ahora si puedo eliminar un poco de mi frustración, antes de que amanezca. Resulta interesante, aunque tal vez no sea crítico. Mató al piloto. Pero no importa. No vamos a averiguar cómo funciona lo que nos falta, hasta que hayamos adelantado un poco con lo que tenemos. Ostrander cogió una linterna de encima de un banco de trabajo y se llegó al objeto no identificado. La escotilla se abría suave y silenciosamente cuando la mano se apoyaba en el picaporte y lo accionaba con movimiento circular. Ostrander abrió la escotilla e introdujo por el hueco el haz luminoso de la linterna. Dedicaron varias horas a eso. No me extrañaría que los hubiesen estropeado. Tal como me figuro el asunto, tienen que ser selectores de dirección. Quiero saber si pueden ocupar posiciones opuestas a las que ocupaban cuando llegaron. Ostrander pasó por el hueco de la escotilla. Era una postura encogida y las rodillas oscurecían buena parte del salpicadero. Karvel se asomó por la escotilla y dirigió hacia el interior del ONI el rayo de luz de la linterna. Si alguien intentó sentarse aquí, no pudo por menos de notarlo. Déjeme echar un vistazo a la fotografía. Colocadas exactamente en el punto contrario al que tenían al principio, de acuerdo con el retrato. Las tres. Me refiero a lo del asiento. Tiene la forma apropiada. Aunque, ciertamente, no se ajusta a mis posaderas. Karvel le cambió la linterna por la fotografía y se dejó caer en la silla de ruedas. Con el padre Martí me ocurrió un sucedido, que paso a relatar. La misa del Domingo de Resurrección, me era especialmente atractiva. En la ocasión que comento, yo me había instalado en la mejor ubicación posible. El padre Martí, para ayudar al alumno, le iba indicando, discretamente con la mano, lo que debía hacer. No sé como, acaso, por el brillo de sus anteojos, se percató que yo estaba instalado en ese lugar de privilegio, y mirando hacia arriba, me hizo un gesto para que abandonara el palco. Todo esto ocurría, mientras le hacía las señas pertinentes al incensario. Éste, nervioso y tenso, cuando miró el padre y me hizo la seña, se tupió y no encontró nada mejor, que mirando hacia arriba, hacerme una venia y lanzarme incienso. La risa me produjo un ataque nervioso. A los que colgaron la sotana no los nombro, salvo a Francisco Dussuel, que a pesar de su falta, vivió y murió con dignidad. Cuando en fundé el Ictus , él me ayudó a conseguir un lugar para las clases y los ensayos. Alfredo Délano nos regaló la Volcanita. Es imposible olvidar al señor Lobos-Chumita, que ya mencioné, quien llevó a trabajar al colegio, en la secretaría, a un joven muchacho, que sería secretario de San Ignacio por varias décadas, culminando su carrera como rector del Colegio: Samuel Muñoz. Varias generaciones de ex-alumnos, lo recordamos con cariño y amistad. El Padre ejercía sobre los jóvenes, una suerte de embrujo, por su entusiasmo, su virilidad, su piedad. El padre Hurtado decía que los tres votos, castidad, pobreza y obediencia, no eran tan difíciles de cumplir; el ambiente, la vocación y el auxilio de Dios, ayudaban. De lo que nunca se acostumbró, aunque lo cumplía, era la levantada temprano. Dormía una corta siesta sentado en una silla. En esa época los jesuitas usaban silicio. En el colegio abundaban los sobrenombres, con apodos de animales: Sapo, mula, pollo, vaca, marmota, chancha, salmón, laucha, gato, chuncho, conejo, pelícano, lora; todos compañeros muy queridos. El hermano Delgado era tan hincha del Guatón Livingstone, que los Domingos, cuando jugaba la Católica, llevaba a todos los internos que estaban castigados, en un bus del colegio, al estadio. Se ubicaban en galería, formando una pequeña barra para avivar a Sergio. El Sapo siempre acudía a saludar a su claque particular. Entre ellos se destacaba Víctor Manuel Muñoz Risopatrón, anti-ignaciano confesional. Tal vez porque éramos imbatibles. Yo me inscribí en oratoria. En la primera reunión, que se hacían después de las horas de clase, el Padre nos pidió que hiciéramos un discurso, totalmente improvisado en el momento. Lo hice. El Padre Mestre me hizo la crítica:. Le preguntamos a un policía quien nos informó, que se estaba esperando la pasada del mandatario cubano, Fulgencio Batista, en visita oficial a Chile. Batista era un sargento R. Casi esquina con la Alameda, se apostaba una entusiasta y numerosa formación del partido Comunista chileno, quienes, incluso con orquesta y exóticas rumberas, animaban la fiesta y honraban a Batista. En otra ocasión, transitando por la calle Castro, vimos a un niño chico sentado en la grada de la puerta de su casa, con guantes de Box, firmemente amarrados. Mientras pasaban a la mesa le comentaba a su señora, la impopularidad del gobierno. Comentaba textualmente:. Por Morandé llegué a Compañía y bajé hacia Brasil. Esto me lo contó su hijo, Sergio Gutiérrez Olivos. La Beatriz Jara, natural de Antuco, antigua y recordada empleada de mi casa, me llevó en el carro El estadio estaba bote a bote. Los alumnos de ambas universidades, alentaban a sus respectivos equipos. La fotografía para el carnet, la sacamos con un fotógrafo ambulante, en la Plaza Almagro. Fue grande la impresión que estos sucesos nos causaron, cuando faltaban menos de dos meses para la elección presidencial. Trataré de relatarlos, tal como los vi, o se comentaba. Eran disparos. No pudimos averiguar qué pasaba, por qué nadie sabía nada. Partimos hacia la zona de la Moneda, porque de esa dirección nos llegaban los estampidos. Pudimos ubicarnos en Teatinos con Moneda. En esa esquina estaba el Ministerio de Justicia. Vi a los nazistas en las ventanas disparando. Pero veamos en orden cronológico los hechos. Recordemos que el Estadio Nacional durante muchos años, fue una repartición del mencionado ministerio. Por el Instituto Nacional, saltando algunas murallas, un grupo de civiles armados, irrumpió en la universidad, tomando a don Juvenal y resto de los presentes como rehenes y acto seguido ocuparon la Casa Central universitaria. Esta parte la supe, pues don Ramón Palma, recordado administrador del Estadio, era uno de los que fueron hechos prisioneros. Paralelamente, otro grupo procedió a tomarse el edificio del Seguro Obrero, ubicado en Morandé con Moneda, esquina encontrada con el Palacio Presidencial. Un carabinero de franco, que notó algo anormal en este grupo de gente, que ingresaba fuera de las horas de oficina, trató de pararlos. El cuerpo del malogrado policía, cayó sobre el capó de un auto que estaba estacionado en la puerta del Seguro. La actual radio Nuevo Mundo , que entonces tenía otro nombre, transmitía proclamas a favor de los insurgentes, las cuales se emitían desde un lugar de la pre-cordillera, usando la antena de la emisora para aumentar su potencia. Esta radio clandestina, con la clave de Pitón 10, la manejaba un joven universitario nazista, que luego sería el doctor Óscar Jiménez. Con el correr de los años, llegó a ser ministro de Salud, de los primero meses del gobierno de la U. Mi mujer y yo, tenemos una deuda de gratitud con este médico, que, como ministro nos ayudó a que un hijo nuestro, Pedro, de pocos años, pudiera ser operado. Volviendo al tema de la antena, no sé por qué razón no podía ser interceptada o callada. Un sargento de Carabineros, de una puntería excepcional, recibió la orden de dispararle. De un tiro cortó la antena. En estos casos, todo el mundo se queda escuchando. El intercambio de disparos era intenso en la universidad. La autoridad dispuso que una pieza de artillería del Regimiento Tacna, llegara al lugar de la pelotera y derribara la puerta de la Casa de Bello. Se hizo. La puerta desapareció con el impacto. El cañón al retroceder hirió al oficial. Los que se habían tomada la universidad, se rindieron, y en una larga fila, algunos con las manos en alto y otros con ellas sobre la cabeza, marchaban por la Alameda y luego por Morandé, para que pasaran frente al edificio del Seguro Obrero, y sus compañeros se desmoralizaran. Los vimos pasar frente al Seguro, y cuando ya iban llegando al costado del Banco Central, los hicieron devolverse. Los nazistas estaban apostados en diferentes pisos. Los ocupantes del edificio se rendían. Entonces, por la puerta lateral que hemos mencionado, la policía comenzó a subir. Las fuerzas policiales, que subían porque habían visto bandera blanca, se sintieron traicionadas y víctimas de una trampa. La reacción fue muy dura. Hicieron subir a los prisioneros de la universidad como escudos humanos. Se cometieron excesos injustificables: los mataron y repasaron a todos. El general don Leonidas Bravo, en su libro Memorias de un auditor de guerra , cuenta que en algunos lugares del recinto, la sangre le llegaba hasta los tobillos. Con razón el edificio del Seguro Obrero fue llamado la Torre de Sangre. Debido a su parentesco con mi señora, tuve la inapreciable oportunidad de ser su amigo y escuchar de sus labios, pormenores de esta tragedia. Bajo un montón de cuerpos, se dio cuenta que uno estaba vivo. Mientras musitaba algunas oraciones por los fallecidos, le dio a entender al sobreviviente, que estuviera tranquilo, pues él lo iba a salvar. Así lo hizo. Tengo entendido, que también hubo otro, que logró salir con vida. Con el paso del tiempo, uno relata estos hechos con mucho desenfado, casi con espíritu deportivo, pero cuando estas cosas ocurrieron, el país estaba desolado. Para mí, hay una visión, que me persiguió por muchos años: los nazistas, vestidos de civil, algunos con sombreros e incluso con sobretodos, avanzando por la calle Morandé, con los brazos en alto. Todos dieron la cara. Ninguno de ellos se ocultó con pañuelos o pasa montañas. Aun que estaban equivocados en sus procedimientos, eran chilenos valientes. Una placa de bronce, en la esquina del ex Seguro Obrero, los nombra y los recuerda. La situación política del gobierno era desesperada. El presidente Alessandri asumió toda la responsabilidad de la represión. Al no poder continuar en campaña, sus fuerzas apoyaron a don Pedro Aguirre Cerda, candidato del Frente Popular, integrado por radicales, socialistas y comunistas. Don Pedro, acompañado de su comando, acudió a la sede central del nazismo a agradecer y aceptar la adhesión. La elección se había llevado a efecto, el 24 de octubre, por lo tanto al nuevo presidente le correspondía asumir el 24 de diciembre. Semanas antes de entregar el mando, se realizó una gran programación deportiva y artística, en el nuevo y hermoso recinto. El Estadio estaba repleto. La efervescencia contra el gobierno y en especial hacia Alessandri, era feroz. Cuando la gente se enteró que estaba en la tribuna oficial, los insultos y la pasión, realmente sobrecogía. Yo estaba en el Estadio. Todo esto lo oí y lo vi. Ahora le paso la palabra a don Eduardo Alessandri, que lo acompañó ese día. Me contaba don Eduardo, que en la familia le insistieron que no fuera. No hubo caso. Estando ya en plena ceremonia inaugural, decidió hacer uso de la palabra. Don Eduardo le quitó el micrófono, produciéndose un bochornoso forcejeo entre padre e hijo. Ganó don Arturo y empezó a hablar. La gente bramaba en contra. Don Eduardo me decía que él estaba seguro que los iban a matar. Y, por cierto, moriría junto a su padre. El León, impertérrito, seguía con su discurso. No sé si por cansancio, u otra razón misteriosa, la muchedumbre se fue quedando callada. Se podían entender algunas de las palabras de Alessandri. Él estaba diciendo, con su tono pausado y profundo:. Un día pasé por estos parajes. Le dije al chófer que detuviera el auto. El León comenzó el discurso en medio de una monumental rechifla. Al final, su adorada chusma lo ovacionó. El presidente Aguirre Cerda, asumió en vísperas de Navidad. Había temor en amplios sectores ciudadanos. En la iglesia de San Francisco, era tradicional el Mes de María. En esos entonces, la Pérgola de la Flores, estaba en el medio de la Alameda, frente al templo. Las devotas pergoleras llenaban el altar de la Virgen de nardos y azucenas. A la hora que se rezaba el Mes, las brigadas socialistas, de uniforme, cantaban a la entrada de la iglesia:. Entre los uniformados estaba el doctor Allende. Sin uniforme. Yo soy hijo putativo de estas realizaciones. A pesar de ello, trabajo por el triunfo de don Pedro. Sin duda por su gran enemistad con Alessandri. Como es natural, era aplaudido por algunos y execrado por otros. No podía salir hasta que terminara el conflicto. Los veraneantes seguíamos a los cadetes, en una manera de acercarnos a la guerra. Esta experiencia infantil, se acentuó, cuando una vez ocurrido el combate de Punta del Este, en Uruguay, donde se batió el acorazado de bolsillo Von spee , contra tres cruceros ingleses, uno de éstos, el Exeter arribó a Valparaíso. Como nave de guerra, de un estado beligerante, solamente podía estar cuarenta y ocho horas en nuestras aguas. Esos dos días, en que los tripulantes ingleses, salían a caminar por las calles del puerto, tal como diariamente lo hacían los alemanes, era para nosotros de un atractivo tremendo. Seguíamos, a un grupo o al otro, para ver que iba a pasar cuando se cruzaran en su paseo. En la plaza Victoria, frente a la iglesia del Espíritu Santo, se encontraron. Con toda cortesía, se saludaron mutuamente. Esta lo recibió y lo bautizó con el nombre de Lautaro. Reemplazando como buque escuela a la vieja Baquedano. Como pasa con casi todas las cosas humanas, con el tiempo don Ismael se aplacó. Fuimos amigos. La Lautaro , ex- Priwal , con guardia-marinas a bordo, y llevando un cargamento de salitre, a la cuadra de las costas peruanas se incendió y se fue a pique. Murió el segundo comandante, algunos cadetes y marineros. Me comentaba un día el presidente Frei, que don Pedro, a pesar de ser presidente de radicales, comunistas y socialistas, todos los jueves, en la tarde, salía de la Moneda por Morandé 80 y se dirigía a pie, hacia el Club de la Unión, al salón Verde, a jugar billa. A los 30 días de haber asumido el nuevo gobierno, la noche del 24 de enero, un violentísimo terremoto azotó el centro y sur del país. Fuimos reclutados de inmediato por el colegio, para preparar colchones destinados a los damnificados. Sus amigos santiaguinos, para distraerla la llevaron al cine Matiné en el Teatro Carrera. Daban la película Llegaron las lluvias. Este teatro tenía la platea en el segundo piso. Un recuerdo desgarrador, era escuchar a Renato Deformes, el famoso locutor, quien por la Radio Cooperativa Vitalicia, en onda corta, se comunicaba con la zona desbastada, tomando contacto con una radio de esa zona. El doctor Max Müller, un joven estudiante de medicina, integró un equipo de auxilio, que a las cuarenta y ocho horas, partió hacia el sur. Conozcamos su relato inédito:. El grupo lo encabezaba el Dr. Enrique Waugh Rojas y lo integraban, entre otros, el Dr. Ismael Canessa, así como camaradas de la Escuela de Medicina. Agrega el Dr. Müller, que todos los gastos del viaje y la estadía en la zona, corría por cuenta de cada voluntario. En la estación los esperaba un camión de la empresa Frank, que los llevó hasta Parral. El vehículo no podía seguir por estar los caminos cortados. En el trayecto, entre barquinazo y barquinazo, pudimos dormir algo. Con el sol alto, llegamos. Todo estaba en el suelo. En la plaza, había un solo edificio en pie: la compañía de teléfonos. Nos presentamos ante el médico jefe de la ciudad, el Dr. Valdemar Coutss, profesor de buen prestigio. Etiquetas: querido en el franxx, franxx, hiro, cero dos, , 02, cero dos hiro, beso, parejas, querido, ultimo episodio. Nunca te dejaré ir otra vez, Zero Two y Hiro. Etiquetas: google, novios, novia, maridos, esposa, no haga, necesitar, graciosas, relación, lindas, pareo, amor, romance, parejas, juntos, buscar, memes, jaja. Camiseta ajustada De zaktravel Etiquetas: bernat, natbern, silueta, siluetas, fondo, la pareja basura, salut i peles, rik mayall, edmondson ade, richie richard, eddie hitler, 11 mafeking hammersmith desfile, humor brittish, bbc, comedia de enredo, serie, los jóvenes, indie, independiente, culto. Etiquetas: gloomhaven, rpg de mesa, calabozos y dragones, elementos de la vida, comer dormir repetir, eurogame, meeple, tendido de caminos, juego de mesa, juegos de mesa, diseño de juegos, accesorio de juego de mesa, grupo de juego, bgg, juego de mesa pareja, juego cooperativo, juego de mesa cooperativo, grupo de juego de mesa, aficionado a los juegos de mesa, epidémica, lema de juego divertido, frase del juego de mesa. Doble naturaleza Camiseta larga De 10yrsy. Etiquetas: prometido de 90 días, k 1, k 1 visa, k1, visa k1, visa conyugal, parejas internacionales, relación a larga distancia, relaciones de larga distancia, gran ed, prometido de 90 días antes de los 90 días, antes de los 90 días, ed de 90 días prometido, 90df, ed y rose, rosemarie y ed, big ed mayo, halik, puedo haberte halik, david prometido de 90 días, david mmmmm, david mmm, yolanda, weeyums, yolanda y williams, yolanda prometido de 90 días. Esta es la camiseta perfecta para cualquier mexicano. Carrera de bala de cañon Camiseta ajustada De Cheezle Tees. Etiquetas: club, tyler, película, cine, revolución, gato, fin del mundo, durden, lucha, los gemelos, amor, pareja. Camisa Margo a juego también disponible Camiseta entallada De kjanedesigns. Es algo bueno, ya que pensar también podría significar preocupación. Los regatistas viven semanas en sus embarcaciones de 20 m, nueve personas hacinadas en pocos metros cuadrados. Se pasan el día con la ropa empapada. Duermen con el miedo de embestir en la oscuridad —a 30 nudos— un contenedor a la deriva o una ballena durmiendo, lo cual terminaría en un desastre. Fruncen el ceño cuando piensan en cómo chupan espaguetis de una especie de tubo. Sobre el estrés de la carrera se puede escuchar que a algunos incluso les deja de crecer la barba o que otros en algunas etapas perdieron hasta diez kilos de peso. El peligro acecha a cada minuto de la carrera. A finales de noviembre de , relativamente poco después de la largada, el pelotón se redujo de siete a seis yates. El casco de la embarcación Vestas Wind fue destrozado por un arrecife al noreste de Mauricio, en el océano Índico. Antes de que la tripulación haya sido rescatada temprano por la mañana, tuvieron que pasar la noche al lado de su embarcación. La ausencia de cualquier tipo de aislamiento en las embarcaciones hace que la vida a bordo sea una tortura. El paisaje sonoro va desde un chapoteo pacífico hasta ensordecedores. El regatista francés de 31 años Yann Riou es, por así decirlo, el hombre de los medios a bordo del equipo franco-chino Dongfeng. Riou tuvo su cuota de adrenalina al oeste del Cabo de Hornos. Realmente terribles son sólo los primeros días, después uno se acostumbra a todo. Por aquel entonces, este joven de Minnesota compartía su domicilio con esta clase de compañeros. Vivía en la playa de Maui dentro de una furgoneta destartalada y pasaba su tiempo libre preferentemente bebiendo alcohol y fumando mota. El dinero para estas cosas lo obtenía con empleos ocasionales de camarero. Supuestamente, para este tipo de citas Pratt suele echar mano a un vaso de whisky. Luce muy saludable, tiene una ancha espalda y brazos fornidos, que se asoman de las mangas de su camiseta polo. Este camarero ocasional sin hogar se ha convertido en una de las mayores esperanzas de Hollywood. Y en el futuro también quiere hacer el papel de Indiana Jones, siempre y cuando logre convencer a Steven Spielberg. Chris Pratt nunca quiso encajar en los estereotipos de la sociedad. Después de la preparatoria buscó seguir estudiando, pero lo dejó al cabo de un semestre. Su carrera como vendedor de cupones de descuento fue igualmente efímera. Mi madre se conmovió tanto con él que lloraba. Durante una noche de trabajo, la reconoció enseguida cuando fue a servirle una copa de camarones y la sedujo con todo su encanto. Al lado de Brad Pitt. No conseguía nada. Lo que no significa que Pratt haya sido un ególatra que se conducía sin frenos por la vida. Al contrario, demostró tener una sana distancia de su propia persona. O luego tener que perder mucho peso para conseguir el papel de un jugador de beisbol en El juego de la fortuna, personaje tras el cual volvió a aumentar 20 kilos para la comedia Ten Years. Para la película Una familia numerosa intentó aumentar incluso hasta un peso de luchador de kilos. Y quería ver el proyecto de tal manera, que las posibilidades de éxito no le interesaran. Una suposición que no era del todo injustificada. Por su coraje y profesionalismo, que fueron recompensados con una recaudación de millones dólares en las taquillas, Pratt recibió el premio Rules Breakers , otorgado por la revista Hollywood Reporter. Sin embargo, las etiquetas de la fama y la imagen no lo impresionan. Cuando interpretó El juego de la fortuna con Brad Pitt, estrenada en , contuvo su emoción y mostró un semblante serio frente a la superestrella. Un héroe para mí es Russell Wilson, el quarterback de los Seattle Seahawks. Y no sólo por haber conducido a su equipo a dos finales consecutivas del Super Bowl, también por lo mucho que le da a la sociedad, por ejemplo visitando a niños hospitalizados. Eso para mí es algo maravilloso. La mayoría de los verdaderos héroes no son conocidos. La distancia a la industria y a su propio ego tienen otro efecto importante; aunque Pratt responde seriamente en la entrevista y prescinde de los chistes, su gran irrupción se debió en gran medida a su humor. Su papel en Parks and Recreation se ha ido desarrollando porque los creadores de la serie ya lo encontraron gracioso desde el casting. Entretanto es considerado el que mayor talento tiene para la improvisación de todo el elenco. Al final, la destrozo y vuelo de cabeza por encima del manillar. Y con estas palabras, una sonrisa pícara se dibuja en todo su rostro, como si insinuara que le gustaría poner de cabeza a toda la industria. A hora que el inicio de la carrera se acerca, el tiempo apremia. Park, de 39 años, compró esta camioneta que llevaba mucho tiempo sin rodar e invirtió tres meses y 40, dólares de su propio bolsillo en ponerla a punto con su equipo. En este momento, llevan trabajando 11 horas en sus ajustes. Los patrocinadores de los profesionales quieren que se vean sus Los dos campos son discernibles. En general, los pilotos profesionales y sus equipos usan zapatos nuevos, lentes de sol y overoles. Si te va bien en esta carrera, tu vida va a cambiar. No hace tonterías. Cuando Park hizo la transición de la bicicleta a las camionetas, podía trabajar en casa: hacer ciclismo off-road implica lesiones, dice. Pronto fue ganando carreras. Finalmente conoció algunos patrocinadores y comenzó a trabajar en sociedad con una empresa de aceite de oliva local llamada Baja Olive. El nombre de la empresa reluce brillantemente en su camioneta negra. La meca de los todoterreno, que comprende millas. Allí competían. Los equipos de padre-hijo o padre-hija no son infrecuentes. La Mint se ha convertido en un asunto familiar. Thompson para la historia. Se habían registrado un total de Así nació la Mint Es en estas horas, estos escasos momentos entre el trabajo y la familia, que se dio cuenta que correr se había convertido en una pasión. El día de Park comienza cerca del amanecer. Desayuna junto a su esposa Mia, pianista y editora de una revista, en su cocina pequeña y se va a trabajar. Durante las siguientes nueve horas se dedica a solucionar problemas en las computadoras de su empresa de diseño, mientras gestiona Baja Olive y seduce a otros patrocinadores para que le den repuestos y talleres donde trabajar. Después de la cena se pone el overol y vuelve a trabajar. El equipo de Park cierra con llave la camioneta dentro del lugar. Los tres se remontan a un cuarto de siglo de amistad. En el implacable desierto de Nevada, los mejores planes pueden acabar con humo en el motor. Hay camiones, vehículos todoterreno, buggies, viejos escarabajos Volkswagen y areneros que parecen kartings del desierto y bien alimentados. Se sacuden, levantan revoluciones, gruñen, braman y salen. Ya hay una baja y levanta una bruma de arena sobre la pista. Participan un total de 25 clases, como la clase 5 los Volkswagen o la Clase 7 Stock Mini la clase de Park. Los tiempos de cada corredor se registran mediante un GPS y se les suma tiempo en caso de cometer infracciones, como conducir fuera del recorrido. El sol acababa de eclipsar los picos de las montañas cuando Park llega a la línea. Un alto oficial con un chaleco naranja no mira su tablet cuando Park se detiene, mira al frente y luego desaparece en una nube de polvo. No hace la parada en las primeras 50 millas. Antes, siente la potencia de los caballos de fuerza de su motor. Tenemos gasolina, tenemos contacto. Park y su equipo no asistieron a las celebraciones ni a ninguna otra fiesta postcarrera, por las que también tiene su reputación la Mint. Tenían cervezas en el hotel de Jean, en Nevada, a 30 millas. Cuando todo estuvo dicho y hecho y se examinó el resultado, el problema fatal resultó ser, de cierto, el motor. El club L ions r ev i v ió todo un dis trito de la ciuda d. Tiene ocho millones de fans en Facebook, interpretó el himno no oficial de la Copa Mundial de Brasil y es el mejor amigo de Neymar. Con él puedes pasar un buen rato y divertirte como con cualquier otra persona. Con su estatus de celebridad, ambos juegan en la liga mayor de Brasil. Las luces de la noche sólo rozan atenuadas los vidrios polarizados de la luneta trasera. Nadie hace el funk brasileño mejor que MC Guimê, en todos los aspectos. Al contrario, demostró tener una sana distancia de su propia persona. O luego tener que perder mucho peso para conseguir el papel de un jugador de beisbol en El juego de la fortuna, personaje tras el cual volvió a aumentar 20 kilos para la comedia Ten Years. Para la película Una familia numerosa intentó aumentar incluso hasta un peso de luchador de kilos. Y quería ver el proyecto de tal manera, que las posibilidades de éxito no le interesaran. Una suposición que no era del todo injustificada. Por su coraje y profesionalismo, que fueron recompensados con una recaudación de millones dólares en las taquillas, Pratt recibió el premio Rules Breakers , otorgado por la revista Hollywood Reporter. Sin embargo, las etiquetas de la fama y la imagen no lo impresionan. Cuando interpretó El juego de la fortuna con Brad Pitt, estrenada en , contuvo su emoción y mostró un semblante serio frente a la superestrella. Un héroe para mí es Russell Wilson, el quarterback de los Seattle Seahawks. Y no sólo por haber conducido a su equipo a dos finales consecutivas del Super Bowl, también por lo mucho que le da a la sociedad, por ejemplo visitando a niños hospitalizados. Eso para mí es algo maravilloso. La mayoría de los verdaderos héroes no son conocidos. La distancia a la industria y a su propio ego tienen otro efecto importante; aunque Pratt responde seriamente en la entrevista y prescinde de los chistes, su gran irrupción se debió en gran medida a su humor. Su papel en Parks and Recreation se ha ido desarrollando porque los creadores de la serie ya lo encontraron gracioso desde el casting. Entretanto es considerado el que mayor talento tiene para la improvisación de todo el elenco. Al final, la destrozo y vuelo de cabeza por encima del manillar. Y con estas palabras, una sonrisa pícara se dibuja en todo su rostro, como si insinuara que le gustaría poner de cabeza a toda la industria. A hora que el inicio de la carrera se acerca, el tiempo apremia. Park, de 39 años, compró esta camioneta que llevaba mucho tiempo sin rodar e invirtió tres meses y 40, dólares de su propio bolsillo en ponerla a punto con su equipo. En este momento, llevan trabajando 11 horas en sus ajustes. Los patrocinadores de los profesionales quieren que se vean sus Los dos campos son discernibles. En general, los pilotos profesionales y sus equipos usan zapatos nuevos, lentes de sol y overoles. Si te va bien en esta carrera, tu vida va a cambiar. No hace tonterías. Cuando Park hizo la transición de la bicicleta a las camionetas, podía trabajar en casa: hacer ciclismo off-road implica lesiones, dice. Pronto fue ganando carreras. Finalmente conoció algunos patrocinadores y comenzó a trabajar en sociedad con una empresa de aceite de oliva local llamada Baja Olive. El nombre de la empresa reluce brillantemente en su camioneta negra. La meca de los todoterreno, que comprende millas. Allí competían. Los equipos de padre-hijo o padre-hija no son infrecuentes. La Mint se ha convertido en un asunto familiar. Thompson para la historia. Se habían registrado un total de Así nació la Mint Es en estas horas, estos escasos momentos entre el trabajo y la familia, que se dio cuenta que correr se había convertido en una pasión. El día de Park comienza cerca del amanecer. Desayuna junto a su esposa Mia, pianista y editora de una revista, en su cocina pequeña y se va a trabajar. Durante las siguientes nueve horas se dedica a solucionar problemas en las computadoras de su empresa de diseño, mientras gestiona Baja Olive y seduce a otros patrocinadores para que le den repuestos y talleres donde trabajar. Después de la cena se pone el overol y vuelve a trabajar. El equipo de Park cierra con llave la camioneta dentro del lugar. Los tres se remontan a un cuarto de siglo de amistad. En el implacable desierto de Nevada, los mejores planes pueden acabar con humo en el motor. Hay camiones, vehículos todoterreno, buggies, viejos escarabajos Volkswagen y areneros que parecen kartings del desierto y bien alimentados. Se sacuden, levantan revoluciones, gruñen, braman y salen. Ya hay una baja y levanta una bruma de arena sobre la pista. Participan un total de 25 clases, como la clase 5 los Volkswagen o la Clase 7 Stock Mini la clase de Park. Los tiempos de cada corredor se registran mediante un GPS y se les suma tiempo en caso de cometer infracciones, como conducir fuera del recorrido. El sol acababa de eclipsar los picos de las montañas cuando Park llega a la línea. Un alto oficial con un chaleco naranja no mira su tablet cuando Park se detiene, mira al frente y luego desaparece en una nube de polvo. No hace la parada en las primeras 50 millas. Antes, siente la potencia de los caballos de fuerza de su motor. Tenemos gasolina, tenemos contacto. Park y su equipo no asistieron a las celebraciones ni a ninguna otra fiesta postcarrera, por las que también tiene su reputación la Mint. Tenían cervezas en el hotel de Jean, en Nevada, a 30 millas. Cuando todo estuvo dicho y hecho y se examinó el resultado, el problema fatal resultó ser, de cierto, el motor. El club L ions r ev i v ió todo un dis trito de la ciuda d. Tiene ocho millones de fans en Facebook, interpretó el himno no oficial de la Copa Mundial de Brasil y es el mejor amigo de Neymar. Con él puedes pasar un buen rato y divertirte como con cualquier otra persona. Con su estatus de celebridad, ambos juegan en la liga mayor de Brasil. Las luces de la noche sólo rozan atenuadas los vidrios polarizados de la luneta trasera. Nadie hace el funk brasileño mejor que MC Guimê, en todos los aspectos. Una de la madrugada de un jueves. Es una de las pocas noches libres para el gran MC Guimê, quien hace 40 conciertos por mes. MC Guimê en vivo. Hoy tengo dinero suficiente para alquilar una sala VIP y celebrar en paz con mis amigos. Abrió Lions hace cinco años, en el entonces deteriorado centro de la ciudad. Con Lions revivió todo un distrito de la ciudad. Código de vestimenta para las asistentes de este club paulista: atractivas, elegantes y muy sexys. Puedes ir a bailar a un club, que podría estar en Chicago o Nueva York. También puedes quedarte afuera en la banqueta con una cerveza en la mano, sin camisa y divertirte igual toda la noche. Mira Londres, Ibiza, Madrid o París. Allí los clubes viven de los turistas. Sus amigos saltan y lo siguen. Se ve realmente aliviado. Guimê nunca ha estado en Casa Casa 92 es un club ubicado en el distrito de Pinheiros, en una antigua casa entre rascacielos. Paso muchas noches en el estudio grabando. Así creó el Jetsurf. La tabla de Jetsurf de 12 hp es capaz de alcanzar velocidades de hasta 58 km por hora y tiene una autonomía de hasta 75 km o 90 minutos con el tanque lleno. El motor implica mucho esfuerzo, pero también requiere un gran trabajo físico mantenerse sobre la tabla por periodos prolongados. Descubre lo que puede hacer exactamente un motor 5. La estufa de camping inteligente recarga la mayoría de los dispositivos compatibles con USB al mismo tiempo que cocinas la cena. Audífonos Bluetooth que son perfectos para el ski. Almacenamiento de datos resistente para el apocalipsis. El primero fue el Tudor Oyster en Luego llegó el deportivo en , que era asombrosamente parecido al Rolex Submariner, haciendo de este reloj de buceo con bisel giratorio una codiciada pieza de colección, pero con la apuesta de este año, el Tudor Pelagos, la compañía ha salido de la sombra de Rolex. El resultado es una creación tan funcional y fiable como atractiva. Una vez que se le da cuerda, el mecanismo de 6. La caja de acero de los cronómetros mide 36, 42 o 44 mm. Con reminiscencias al diseño de un modelo de , este reloj tiene una caja de acero de 42 mm con un bisel giratorio de tiempo de inmersión y es resistente al agua hasta 30 bar. Su cronógrafo es..

Y quería ver el proyecto de tal señorita jr adolescente desfile tubo nudista, que las posibilidades de éxito no le interesaran. Una suposición que no era del todo injustificada. Por su coraje y profesionalismo, que fueron recompensados con una recaudación de millones dólares en las taquillas, Pratt recibió el premio Rules Breakersotorgado por la revista Hollywood Reporter.

p ppart4.

Sin embargo, las etiquetas de la fama y la imagen no lo impresionan. Cuando interpretó El juego de la fortuna con Brad Pitt, estrenada encontuvo su emoción y mostró un semblante serio frente a la superestrella.

Un héroe para mí es Russell Wilson, el quarterback de los Seattle Seahawks.

Ihascupquake pregnant

Y no sólo por haber conducido a su equipo a dos finales consecutivas del Super Bowl, también por lo mucho que le da a la sociedad, por ejemplo visitando a niños hospitalizados.

Eso para mí es algo maravilloso.

Find friends and dates in your area.

La mayoría de los verdaderos héroes no son conocidos. La distancia a la industria y a su propio ego tienen otro efecto importante; aunque Pratt responde seriamente en la entrevista y prescinde de los chistes, su gran irrupción se debió en gran medida a su humor. Su papel en Parks and Recreation se ha ido desarrollando porque los creadores de la serie ya lo encontraron gracioso desde el casting.

Skinny laos girl porn

Entretanto es considerado el que mayor talento tiene para la improvisación de todo el elenco. Al final, la destrozo y vuelo de cabeza por encima del manillar.

Y con estas palabras, una sonrisa pícara se dibuja en todo su rostro, como si insinuara que le gustaría poner de cabeza a toda la industria.

Und dieses fingerfertige Wissen kannst du hier nachlesen. Geile Fotzen Sexfotos von feuchten Schlampen mit Tumblr hairy mature pussy Muschis.

A hora que el inicio de la carrera se acerca, el tiempo apremia. Park, de 39 años, compró esta camioneta que llevaba mucho tiempo sin rodar e invirtió tres meses y 40, dólares de su propio bolsillo en ponerla a punto con su equipo. En este momento, llevan trabajando 11 horas en sus ajustes.

Lupe fuentes threesome tube

Los patrocinadores de los profesionales quieren que se vean sus Los dos campos son discernibles. En general, los pilotos profesionales y sus equipos usan zapatos nuevos, lentes de sol y overoles.

Si te va bien en esta carrera, tu vida va a cambiar.

Free video black waman masterbating solo

No hace tonterías. Cuando Park hizo la transición de la bicicleta a las camionetas, podía trabajar en casa: hacer ciclismo off-road implica lesiones, dice. Pronto fue ganando carreras. Finalmente conoció algunos patrocinadores y comenzó a trabajar en sociedad con una empresa de aceite de oliva local llamada Baja Olive.

El nombre de la empresa reluce brillantemente en su camioneta negra.

  • Cougar aunty sexy nudes
  • Amateur wife legs spread wide
  • Strap on girls nude

La meca de los todoterreno, que comprende millas. Allí competían. Los equipos de padre-hijo o padre-hija no son infrecuentes. La Mint se ha convertido en un asunto familiar.

Thompson para la historia.

Women has sex with 620 men

Se habían registrado un total de Así nació la Mint Es en estas horas, estos escasos momentos entre el trabajo y la familia, que se dio cuenta que correr se había convertido see more una pasión. El día de Park comienza cerca del amanecer. Desayuna junto a su esposa Mia, pianista y editora de una revista, en su cocina pequeña y se va a trabajar. Durante las siguientes nueve horas se dedica a solucionar problemas en las computadoras señorita jr adolescente desfile tubo nudista su empresa de diseño, mientras gestiona Baja Olive y seduce a otros patrocinadores para que le den repuestos y talleres donde trabajar.

p pRedtube Premium.

Después de la cena se pone el overol y vuelve a trabajar. El equipo de Park cierra con llave la camioneta dentro del lugar.

Watch Girl in BLACKED Wife Layna Landry First Interracial Threesome a Hot Big Dick and Blonde Porn Video on bajardepeso. We are a gay owned and operated company and we strive to bring you the very best dating experience.

Los tres se remontan a un cuarto de siglo de amistad. En el implacable desierto de Nevada, los mejores planes pueden acabar con humo en el motor.

Sleep Drunk Free Douwnloud

Hay camiones, vehículos todoterreno, buggies, viejos escarabajos Volkswagen y areneros que parecen kartings del desierto y bien alimentados. Se sacuden, levantan revoluciones, gruñen, braman y salen. Ya hay una baja y levanta una bruma de arena sobre la pista.

Brzzaers Fuck Watch Videos de sexo tubo 8 Video Tinie Pussy. Si sabe lo que eso significa Karvel tiene también fracturadas tres costillas y un chirlo bastante feo en la cabeza, con la correspondiente conmoción. Pero no sé qué tratamiento requieren las costillas y las contusiones. Lo verdaderamente asombroso del caso es cómo pudo llevar a cabo todo lo que hizo, en las condiciones físicas en que se encontraba. Realizó un gran esfuerzo. Fue suya la idea de enviar equipos de reconocimiento. Pensó que la ruta destructora trazaba una espiral perfecta, con esa maldita esfera Con el objeto no identificado en el punto central y, de acuerdo con todos los informes recibidos hasta el presente, tuvo razón. Nada desmiente esa hipótesis. La fuerza X circula a increíble velocidad. Forma una espiral en constante ampliación, con espacioso boquete. No produce el menor ruido y es invisible. Whistler nos dijo lo mismo que Karvel y nada de lo que refirieron nos sirve de ayuda para deducir en qué consiste la fuerza X. Los otros coroneles asintieron y se levantaron. Haskins continuó sentado. Siguió contemplando pensativamente la colilla de su cigarro. Una vez establecida la línea, no malgastó palabras. Retirado de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos por incapacidad física. La maquinaria. Gerald Haskins tenía su propia perspectiva sobre el encasillamiento general de las cosas. Tener un trozo de aparato bien seguro en la mano, para empezar a desarmarlo, y ser incapaces de ponerle una etiqueta que lo defina mejor que las palabras "objeto no identificado", era algo que estaba a la altura de la ineptitud militar. Se alegró de que se encargaran del desguace sus propios hombres, jóvenes e inteligentes, elegidos cuidadosamente de entre las dos clases de personas que le interesaban. La esfera descansaba en el centro aproximado de la estancia, rodeada de bancos de trabajo, equipo de laboratorio y diecisiete científicos, cada uno con su buena dosis de desconcierto a cuestas. Como un solo hombre, todos decidieron hacer caso omiso de la pregunta y de quien la había formulado. Se detuvo para abordar a un joven facultativo, que parecía encandilado por un grueso objeto cilíndrico. Se adapta y se suelta con un chasquido, como un resorte. Los tres oficiales se congregaron alrededor de Haskins y el científico, para escuchar la conversación. Y tampoco consigo averiguar cómo se desmontan, si es que se desmontan. Seria imposible introducir cualquiera de ellos en un agujero que no le corresponda. O que el ONI es un artefacto que se produce en masa y las claves sirven para evitar equivocaciones en el sistema de conjunción. O ambas cosas. Lo digo por si le sirve de consuelo —manifestó el científico —. Tampoco hemos averiguado qué pueden gobernar estos supuestos mandos Pero sí hemos tropezado con un dato interesante. Así que se ha extraviado un mando, o un instrumento. Ninguno de nosotros, ni siquiera el comandante Wardle, y mucho menos yo, hemos mirado dentro. Por otra parte, desde que Karvel avistó la esfera ésta no ha dejado un momento de estar sometida a vigilancia. Ya puede ir a ver al comandante Karvel. Nosotros cuatro y una taquígrafa. La sala de un hospital no es, cito sus propias palabras, "el circo romano". Disponemos asimismo de un espacio de tiempo muy limitado: quince minutos. Se detuvieron en el edificio destinado a oficinas principales del cuartel general, para recoger al sargento Gore, una dama de edad mediana y aspecto rígido, perteneciente al Cuerpo Auxiliar Femenino, que sostenía con enérgica autoridad su libreta de taquigrafía. El teniente coronel Vukin, hombre alto y sombrío, al que cualquiera hubiese tomado por sepulturero antes que por doctor en Medicina, salió a recibirles en la entrada principal de la enorme enfermería, pero no se molestó en darles ninguna especie de bienvenida. Debo recordarles que respira —y, por consiguiente, habla —con grandes dificultades y considerable cantidad de dolor. Queda terminantemente prohibido excitarle, bajo ninguna circunstancia. De otro modo, los expulsaré a todos del cuarto Vukin fue el primero en entrar en el cuarto de Karvel. El dueño de la taberna, Whistler, al que Haskins había conocido aquella mañana, estaba atravesado a los pies de la cama, tumbado allí como si se tratara de su propio dormitorio. Karvel, incorporado y sostenido por los almohadones, disimulaba magistralmente cualquier dolor que pudiese aquejarlo, si es que sufría alguno. Vukin recobró el habla. Hizo una brusca seña a Whistler y vociferó:. Tendré esto presente la próxima vez que trate de que le sirva cerveza. Sabe perfectamente que mis obligaciones para con sus enfermos no terminan hasta que usted los ha enviado a la tumba. Creo que el comandante representa un desafío mayor para mi apostolado que para su profesión, coronel. Hay hombres que tienen verdaderas montañas sobre sus almas El comandante Karvel tiene tina sierra bastante alta. Las cumbres no se encuentran fuera de su alcance, pero sí perdidas por completo entre las brumas de sus dudas internas. Hasta ahora no he sido capaz de decidir si debo ayudarle en su ascenso rumbo a la cima o mostrarle el atajo que rodea los montes. Al menos, ahora tiene una buena excusa. De todas formas, no me gusta permanecer en esta habitación tan pequeña y tan llena de capitostes de la milicia. El coronel Vukin indicó que entrase a un enfermero que aguardaba ante la puerta, con varias sillas. Se cumplió el requisito de las presentaciones. El coronel Frazier acomodó a los presentes y, cuando todo el mundo estuvo sentado, se produjo una breve pausa que el coronel Stubbins dedicó, por su parte, a observar recelosamente a Vukin. Lo hizo así y después se apostó a la cabecera de la cama de Karvel. Los tres coroneles se encogieron de hombros y Haskins concentró su atención en el comandante Bowden Karvel. El yeso ponía un bulto voluminoso en torno a su pierna izquierda y la otra pernera del pijama estaba recogida limpiamente bajo el muñón de la derecha. Tenía la cabeza vendada. La chaquetilla del pijama, con el cuello abierto, dejaba a la vista la ligazón del pecho. El hecho de que su estatura diese la impresión de ser inferior a la talla media se debería probablemente a lo enjuto de su cuerpo. En aquel tono de voz hubo cierto matiz que Haskins no consiguió clasificar. Esa esfera —la llamamos, de momento, objeto no identificado —representa el punto central, y sea lo que —. Se trata de un punto de suma importancia, comandante. Nos gustaría saber cómo se presentó allí. Llevaba sentado cosa de tres horas en el jardín de la cantina de Whistler cuando empezaron a desencadenarse los acontecimientos, pero, como es lógico, no me pasé todo ese tiempo con la vista fija en una sola dirección determinada. Descansaba en el fondo de una depresión. Tiene que proceder de alguna parte, no iba a brotar del suelo. Si descendió suspendido de un paracaídas, por ejemplo. Por otra parte, el radar de la base hubiera captado la presencia del aparato. Y la esfera no llegó impulsada por su propia energía Un granjero cruzó por el pastizal, a bordo de un "jeep", poco después de la una de la tarde de ayer. Pasó a menos de seis metros del punto donde descubrió usted la esfera —lo hemos medido gracias al rastro de las ruedas —. Somos de la misma opinión. En cuanto a las condiciones de la hierba. Dejemos la cosa así. Fue como si le arrancasen el tronco por debajo. Como vi con posterioridad, las ramas superiores fueron a parar sobre el tocón, y la parte inferior del tronco quedó astillada, como si un gigante hubiese descargado sobre él un mazazo descomunal, con un martillo pilón de tamaño inconmensurable. Salió del valle por la vecindad de la granja de los Mueller, pero volvió. No la vi de nuevo hasta que me alcanzó. Y tampoco volví a verla después. Para cuando Whistler me ayudó a ponerme en pie, había desaparecido definitivamente de mi vista. No, señor. Todo lo que vi fue lo que hizo. Si ello le sirve de algo, diré que la presentí. La fuerza X era invisible silenciosa, inodora y se desplazaba en espiral con rapidez. Los otros supervivientes no vieron, oyeron ni olieron nada y las brigadas de reconocimiento confirman la espiral. Pero puedo ofrecerles unas cuantas conclusiones. O hipótesis. Me atrevo a decir que esa debilitación paulatina fue una suerte para mí. Si l fuerza X me hubiese golpeado con la potencia de impacto que tenía en el valle, mi aspecto, cuando me encontraron, habría sido el mismo de las reses despanzurradas sobre los pastos. Y otro detalle, aunque la fuerza debilitaba su vigor, no ocurría igual con su rapidez. He reflexionado sobre ello e incluso lo debatí con Whistler. Ambos tenemos la absoluta seguridad de que la fuerza X no perdió ligereza. De hecho, su desplazamiento se aceleraba constantemente. Sólo pretendo describir lo que presencié. La mejor analogía que se me ocurre es la de la plataforma giratoria de un gramófono. El borde externo de un disco situado a dos centímetros y medio del centro apenas da una vuelta de ocho centímetros de longitud. De no ser así, me hubiera dado la clara impresión de que la espiral frenaba su impulso, a medida que se iba alejando del centro. Lo cual no es óbice para que siga siendo imposible. Para cuando llegó a la propiedad de Whistler, esa fuerza, o su fondo, se había elevado hasta la cintura de un hombre. Mis costillas fracturadas lo demuestran. Esa herida se me produjo al derribarme la fuerza X, o al chocar contra el suelo cuando me derrumbé. Sucedió una breve pausa silenciosa, a la que puso término el coronel Vukin con las palabras:. El coronel Stubbins correspondió con una mirada llameante y volvió a proyectar su atención sobre Karvel. Los daños que ocasionaba fueron reduciéndose de manera continua, hasta interrumpirse del todo. La potencia estaría en proporción directa respecto a la velocidad. Un disco de gramófono. Estoy dispuesto a jurarlo. Si le parece imposible, cíteme una sola cosa acerca de esa fuerza X que sea posible. En lo que hace referencia a esas revoluciones regulares, quiero decir. Whistler pasaba por la puerta posterior y me oyó. Salió a ver que ocurría. Dice que echó a correr, pero cuesta trabajo creerlo. Andando con viveza, cubrió el trayecto en menos de diez segundos. Durante otros veinte segundos mas, continuó siendo visible la espiral, la granja de los Mueller resultó damnificada y comprendí que la taberna corría peligro. Dije a Whistler que ordenase a todo el mundo que se refugiara en la bodega y me dispuse a retroceder. Fue entonces cuando me alcanzó. Pongamos otros quince segundos. Pero lo v. Al seguir un curso en espiral, la fuerza X recorrió probablemente Contra un blanco específico, su eficacia dependería del acierto del tiro. Contra una diana extensa, como un centro de población, los daños que ocasionaría me aterran. El objeto no identificado pudo tener por blanco la Base Hatch de las Fuerzas Aéreas, aunque esta base no es tan importante como todo eso. Las consecuencias militares Comandante Karvel, suponemos que el ONI y la fuerza X representan causa y efecto, dado que la situación del objeto no identificada era el centro exacto y preciso de la espiral. Si recuerda alguna otra cosa, quiero que me la comunique de inmediato. La sargento Gore cerró su libreta de taquigrafía con sonoro chasquido y le siguió. El coronel Frazier se llegó a la cama. Manifestó en voz baja:. La rapidez con que reaccionó usted, la prontitud con que puso en movimiento las patrullas de rescate es algo que sirvió para salvar algunas vidas Por no mencionar la ayuda y consuelo que se llevó a los heridos, en un espacio de tiempo inverosímilmente corto. Deseo también presentarle mis excusas por lo que le dije anoche. Al reflexionar, he llegado a la conclusión de que usted no contaba con medios de ninguna clase para saber si la fuerza X alcanzaría o no la base y, teniendo en cuenta la destrucción que había presenciado, en la duda, adoptó la medida apropiada al sugerir que se diese una alarma de tornado. Gracias, señor, pero ese mérito le corresponde a usted. Me convenció anoche de que debía hacerlo. El coronel Rogers aguardaba en el umbral. Frazier asintió y abandonó el cuarto. Haskins acercó la silla a la cama y se sentó tranquilamente. Cuando el coronel Vukin avanzó sobre él, Haskins dijo en tono jovial:. No formo parte de la cadena castrense. Tengo que formular una pregunta al comandante. Volvió la cabeza hacia Haskins —. Haskins notó que, inconscientemente, llevaba la mano hacia el bolsillo, para sacar un cigarro. La retiró, de mala gana. Karvel sostuvo con firmeza la mirada de Haskins. Vukin se retiró, mientras murmuraba algo que Haskins no pudo entender. Una enfermera abrió la puerta y se excusó:. La puerta volvió a cerrarse. Los ojos de Karvel continuaron fijos, sin desviarse para nada. Haskins, que había dedicado muchas horas de su vida consciente a justipreciar de forma minuciosa a los animales humanos que atraían su atención, se percató de que en aquel momento le estaban analizando a él y eso le molestó bastante. Sus cartas credenciales deben producir cierto impacto; de otro modo, no habría llegado hasta aquí. En realidad, ni siquiera sé si estoy reprimiendo algo articuló muy despacio. Comprendió que el coronel Vukin no había estado premiando a sus superiores por el puro placer de hacerlo. Karvel se encontraba enfermo y después de su entrevista con los coroneles —muy cansado. El comandante prosiguió —:. La superficie externa es de una aleación relativamente débil. Se hubiera quemado en la alta atmósfera. La Marichu se había equivocado y estaba entrando a la Clausura. Con el padre Martí me ocurrió un sucedido, que paso a relatar. La misa del Domingo de Resurrección, me era especialmente atractiva. En la ocasión que comento, yo me había instalado en la mejor ubicación posible. El padre Martí, para ayudar al alumno, le iba indicando, discretamente con la mano, lo que debía hacer. No sé como, acaso, por el brillo de sus anteojos, se percató que yo estaba instalado en ese lugar de privilegio, y mirando hacia arriba, me hizo un gesto para que abandonara el palco. Todo esto ocurría, mientras le hacía las señas pertinentes al incensario. Éste, nervioso y tenso, cuando miró el padre y me hizo la seña, se tupió y no encontró nada mejor, que mirando hacia arriba, hacerme una venia y lanzarme incienso. La risa me produjo un ataque nervioso. A los que colgaron la sotana no los nombro, salvo a Francisco Dussuel, que a pesar de su falta, vivió y murió con dignidad. Cuando en fundé el Ictus , él me ayudó a conseguir un lugar para las clases y los ensayos. Alfredo Délano nos regaló la Volcanita. Es imposible olvidar al señor Lobos-Chumita, que ya mencioné, quien llevó a trabajar al colegio, en la secretaría, a un joven muchacho, que sería secretario de San Ignacio por varias décadas, culminando su carrera como rector del Colegio: Samuel Muñoz. Varias generaciones de ex-alumnos, lo recordamos con cariño y amistad. El Padre ejercía sobre los jóvenes, una suerte de embrujo, por su entusiasmo, su virilidad, su piedad. El padre Hurtado decía que los tres votos, castidad, pobreza y obediencia, no eran tan difíciles de cumplir; el ambiente, la vocación y el auxilio de Dios, ayudaban. De lo que nunca se acostumbró, aunque lo cumplía, era la levantada temprano. Dormía una corta siesta sentado en una silla. En esa época los jesuitas usaban silicio. En el colegio abundaban los sobrenombres, con apodos de animales: Sapo, mula, pollo, vaca, marmota, chancha, salmón, laucha, gato, chuncho, conejo, pelícano, lora; todos compañeros muy queridos. El hermano Delgado era tan hincha del Guatón Livingstone, que los Domingos, cuando jugaba la Católica, llevaba a todos los internos que estaban castigados, en un bus del colegio, al estadio. Se ubicaban en galería, formando una pequeña barra para avivar a Sergio. El Sapo siempre acudía a saludar a su claque particular. Entre ellos se destacaba Víctor Manuel Muñoz Risopatrón, anti-ignaciano confesional. Tal vez porque éramos imbatibles. Yo me inscribí en oratoria. En la primera reunión, que se hacían después de las horas de clase, el Padre nos pidió que hiciéramos un discurso, totalmente improvisado en el momento. Lo hice. El Padre Mestre me hizo la crítica:. Le preguntamos a un policía quien nos informó, que se estaba esperando la pasada del mandatario cubano, Fulgencio Batista, en visita oficial a Chile. Batista era un sargento R. Casi esquina con la Alameda, se apostaba una entusiasta y numerosa formación del partido Comunista chileno, quienes, incluso con orquesta y exóticas rumberas, animaban la fiesta y honraban a Batista. En otra ocasión, transitando por la calle Castro, vimos a un niño chico sentado en la grada de la puerta de su casa, con guantes de Box, firmemente amarrados. Mientras pasaban a la mesa le comentaba a su señora, la impopularidad del gobierno. Comentaba textualmente:. Por Morandé llegué a Compañía y bajé hacia Brasil. Esto me lo contó su hijo, Sergio Gutiérrez Olivos. La Beatriz Jara, natural de Antuco, antigua y recordada empleada de mi casa, me llevó en el carro El estadio estaba bote a bote. Los alumnos de ambas universidades, alentaban a sus respectivos equipos. La fotografía para el carnet, la sacamos con un fotógrafo ambulante, en la Plaza Almagro. Fue grande la impresión que estos sucesos nos causaron, cuando faltaban menos de dos meses para la elección presidencial. Trataré de relatarlos, tal como los vi, o se comentaba. Eran disparos. No pudimos averiguar qué pasaba, por qué nadie sabía nada. Partimos hacia la zona de la Moneda, porque de esa dirección nos llegaban los estampidos. Pudimos ubicarnos en Teatinos con Moneda. En esa esquina estaba el Ministerio de Justicia. Vi a los nazistas en las ventanas disparando. Pero veamos en orden cronológico los hechos. Recordemos que el Estadio Nacional durante muchos años, fue una repartición del mencionado ministerio. Por el Instituto Nacional, saltando algunas murallas, un grupo de civiles armados, irrumpió en la universidad, tomando a don Juvenal y resto de los presentes como rehenes y acto seguido ocuparon la Casa Central universitaria. Esta parte la supe, pues don Ramón Palma, recordado administrador del Estadio, era uno de los que fueron hechos prisioneros. Paralelamente, otro grupo procedió a tomarse el edificio del Seguro Obrero, ubicado en Morandé con Moneda, esquina encontrada con el Palacio Presidencial. Un carabinero de franco, que notó algo anormal en este grupo de gente, que ingresaba fuera de las horas de oficina, trató de pararlos. El cuerpo del malogrado policía, cayó sobre el capó de un auto que estaba estacionado en la puerta del Seguro. La actual radio Nuevo Mundo , que entonces tenía otro nombre, transmitía proclamas a favor de los insurgentes, las cuales se emitían desde un lugar de la pre-cordillera, usando la antena de la emisora para aumentar su potencia. Esta radio clandestina, con la clave de Pitón 10, la manejaba un joven universitario nazista, que luego sería el doctor Óscar Jiménez. Con el correr de los años, llegó a ser ministro de Salud, de los primero meses del gobierno de la U. Mi mujer y yo, tenemos una deuda de gratitud con este médico, que, como ministro nos ayudó a que un hijo nuestro, Pedro, de pocos años, pudiera ser operado. Volviendo al tema de la antena, no sé por qué razón no podía ser interceptada o callada. Un sargento de Carabineros, de una puntería excepcional, recibió la orden de dispararle. De un tiro cortó la antena. En estos casos, todo el mundo se queda escuchando. El intercambio de disparos era intenso en la universidad. La autoridad dispuso que una pieza de artillería del Regimiento Tacna, llegara al lugar de la pelotera y derribara la puerta de la Casa de Bello. Se hizo. La puerta desapareció con el impacto. El cañón al retroceder hirió al oficial. Los que se habían tomada la universidad, se rindieron, y en una larga fila, algunos con las manos en alto y otros con ellas sobre la cabeza, marchaban por la Alameda y luego por Morandé, para que pasaran frente al edificio del Seguro Obrero, y sus compañeros se desmoralizaran. Los vimos pasar frente al Seguro, y cuando ya iban llegando al costado del Banco Central, los hicieron devolverse. Los nazistas estaban apostados en diferentes pisos. Los ocupantes del edificio se rendían. Entonces, por la puerta lateral que hemos mencionado, la policía comenzó a subir. Las fuerzas policiales, que subían porque habían visto bandera blanca, se sintieron traicionadas y víctimas de una trampa. La reacción fue muy dura. Hicieron subir a los prisioneros de la universidad como escudos humanos. Se cometieron excesos injustificables: los mataron y repasaron a todos. El general don Leonidas Bravo, en su libro Memorias de un auditor de guerra , cuenta que en algunos lugares del recinto, la sangre le llegaba hasta los tobillos. Con razón el edificio del Seguro Obrero fue llamado la Torre de Sangre. Debido a su parentesco con mi señora, tuve la inapreciable oportunidad de ser su amigo y escuchar de sus labios, pormenores de esta tragedia. Bajo un montón de cuerpos, se dio cuenta que uno estaba vivo. Mientras musitaba algunas oraciones por los fallecidos, le dio a entender al sobreviviente, que estuviera tranquilo, pues él lo iba a salvar. Así lo hizo. Tengo entendido, que también hubo otro, que logró salir con vida. Con el paso del tiempo, uno relata estos hechos con mucho desenfado, casi con espíritu deportivo, pero cuando estas cosas ocurrieron, el país estaba desolado. Para mí, hay una visión, que me persiguió por muchos años: los nazistas, vestidos de civil, algunos con sombreros e incluso con sobretodos, avanzando por la calle Morandé, con los brazos en alto. Todos dieron la cara. Ninguno de ellos se ocultó con pañuelos o pasa montañas. Aun que estaban equivocados en sus procedimientos, eran chilenos valientes. Una placa de bronce, en la esquina del ex Seguro Obrero, los nombra y los recuerda. La situación política del gobierno era desesperada. El presidente Alessandri asumió toda la responsabilidad de la represión. Al no poder continuar en campaña, sus fuerzas apoyaron a don Pedro Aguirre Cerda, candidato del Frente Popular, integrado por radicales, socialistas y comunistas. Don Pedro, acompañado de su comando, acudió a la sede central del nazismo a agradecer y aceptar la adhesión. La elección se había llevado a efecto, el 24 de octubre, por lo tanto al nuevo presidente le correspondía asumir el 24 de diciembre. Semanas antes de entregar el mando, se realizó una gran programación deportiva y artística, en el nuevo y hermoso recinto. El Estadio estaba repleto. La efervescencia contra el gobierno y en especial hacia Alessandri, era feroz. Cuando la gente se enteró que estaba en la tribuna oficial, los insultos y la pasión, realmente sobrecogía. Yo estaba en el Estadio. Todo esto lo oí y lo vi. Ahora le paso la palabra a don Eduardo Alessandri, que lo acompañó ese día. Me contaba don Eduardo, que en la familia le insistieron que no fuera. No hubo caso. Estando ya en plena ceremonia inaugural, decidió hacer uso de la palabra. Don Eduardo le quitó el micrófono, produciéndose un bochornoso forcejeo entre padre e hijo. Ganó don Arturo y empezó a hablar. La gente bramaba en contra. Don Eduardo me decía que él estaba seguro que los iban a matar. Y, por cierto, moriría junto a su padre. El León, impertérrito, seguía con su discurso. No sé si por cansancio, u otra razón misteriosa, la muchedumbre se fue quedando callada. Se podían entender algunas de las palabras de Alessandri. Él estaba diciendo, con su tono pausado y profundo:. Un día pasé por estos parajes. Le dije al chófer que detuviera el auto. El León comenzó el discurso en medio de una monumental rechifla. Al final, su adorada chusma lo ovacionó. El presidente Aguirre Cerda, asumió en vísperas de Navidad. Había temor en amplios sectores ciudadanos. En la iglesia de San Francisco, era tradicional el Mes de María. En esos entonces, la Pérgola de la Flores, estaba en el medio de la Alameda, frente al templo. Las devotas pergoleras llenaban el altar de la Virgen de nardos y azucenas. A la hora que se rezaba el Mes, las brigadas socialistas, de uniforme, cantaban a la entrada de la iglesia:. Entre los uniformados estaba el doctor Allende. Sin uniforme. Yo soy hijo putativo de estas realizaciones. A pesar de ello, trabajo por el triunfo de don Pedro. Sin duda por su gran enemistad con Alessandri. Como es natural, era aplaudido por algunos y execrado por otros. No podía salir hasta que terminara el conflicto. Los veraneantes seguíamos a los cadetes, en una manera de acercarnos a la guerra. Esta experiencia infantil, se acentuó, cuando una vez ocurrido el combate de Punta del Este, en Uruguay, donde se batió el acorazado de bolsillo Von spee , contra tres cruceros ingleses, uno de éstos, el Exeter arribó a Valparaíso. Como nave de guerra, de un estado beligerante, solamente podía estar cuarenta y ocho horas en nuestras aguas. Esos dos días, en que los tripulantes ingleses, salían a caminar por las calles del puerto, tal como diariamente lo hacían los alemanes, era para nosotros de un atractivo tremendo. Seguíamos, a un grupo o al otro, para ver que iba a pasar cuando se cruzaran en su paseo. En la plaza Victoria, frente a la iglesia del Espíritu Santo, se encontraron. Con toda cortesía, se saludaron mutuamente. Esta lo recibió y lo bautizó con el nombre de Lautaro. Reemplazando como buque escuela a la vieja Baquedano. Como pasa con casi todas las cosas humanas, con el tiempo don Ismael se aplacó. Fuimos amigos. La Lautaro , ex- Priwal , con guardia-marinas a bordo, y llevando un cargamento de salitre, a la cuadra de las costas peruanas se incendió y se fue a pique. Murió el segundo comandante, algunos cadetes y marineros. Me comentaba un día el presidente Frei, que don Pedro, a pesar de ser presidente de radicales, comunistas y socialistas, todos los jueves, en la tarde, salía de la Moneda por Morandé 80 y se dirigía a pie, hacia el Club de la Unión, al salón Verde, a jugar billa. A los 30 días de haber asumido el nuevo gobierno, la noche del 24 de enero, un violentísimo terremoto azotó el centro y sur del país. Fuimos reclutados de inmediato por el colegio, para preparar colchones destinados a los damnificados. Sus amigos santiaguinos, para distraerla la llevaron al cine Matiné en el Teatro Carrera. Daban la película Llegaron las lluvias. Este teatro tenía la platea en el segundo piso. Un recuerdo desgarrador, era escuchar a Renato Deformes, el famoso locutor, quien por la Radio Cooperativa Vitalicia, en onda corta, se comunicaba con la zona desbastada, tomando contacto con una radio de esa zona. El doctor Max Müller, un joven estudiante de medicina, integró un equipo de auxilio, que a las cuarenta y ocho horas, partió hacia el sur. Conozcamos su relato inédito:. El grupo lo encabezaba el Dr. Enrique Waugh Rojas y lo integraban, entre otros, el Dr. Ismael Canessa, así como camaradas de la Escuela de Medicina. Agrega el Dr. Müller, que todos los gastos del viaje y la estadía en la zona, corría por cuenta de cada voluntario. En la estación los esperaba un camión de la empresa Frank, que los llevó hasta Parral. El vehículo no podía seguir por estar los caminos cortados. En el trayecto, entre barquinazo y barquinazo, pudimos dormir algo. Con el sol alto, llegamos. Todo estaba en el suelo. En la plaza, había un solo edificio en pie: la compañía de teléfonos. Nos presentamos ante el médico jefe de la ciudad, el Dr. El gran hogar de Norris es su Volkswagen Westfalia modelo , que compró con su primer salario como jugador de beisbol. En aquel entonces tenía 18 años y los Blue Jays le. Daniel Norris juega para los Toronto Blue Jays. Al principio, en el draft y desde en las Grandes Ligas de Beisbol. Sólo lograré cambiar algo realmente cuando pueda convencer sobre la necesidad de proteger el medioambiente a la gente que piensa diferente. Como piloto de carreras tengo una audiencia potencial de 75 millones de estadounidenses. Sólo les digo lo que yo procuro hacer: tengo un elegante auto que se carga con paneles los solares del techo de mi casa. Todos los días puedo hacer km sin gastar un solo dólar. Sé que esto es sólo un gesto simbólico, pero compenso con algo las emisiones de CO2 de una carrera. Primero renunciar a la carne. En segundo lugar utilizar energías renovables. Y tercero, encender el cerebro cuando se hacen las compras. Una mujer y su auto eléctrico contra la injusticia. Fäviken, su restaurante ubicado en el norte desolado de Suecia, es considerado uno de los mejores del mundo. Ponte límites. Así se llega a la creatividad. Aquí tenemos que lidiar con un invierno largo, pero no queremos que nuestras frutas y verduras lleguen en avión. Por tanto, maceramos muchos de nuestros alimentos. Las texturas y los sabores que se obtienen en este proceso son realmente geniales. Respeta siempre el producto. Si no tienes el producto ideal, el método de cocina no sirve de nada. Ninguna zanahoria va a ser una mejor zanahoria después de su preparación. Tómate todo el tiempo que necesites. Por ejemplo, el proceso de fermentación lleva meses, pero en el verano se sirven los ejotes directamente de la planta. Cada ingrediente se merece paciencia. Sé consciente de dónde provienen tus alimentos. Cada pedazo de carne fue un animal que murió por ti. Eso tampoco. Hasta el momento las especulaciones no llegaron a nada. En la red crecía la especulación sobre la identidad de Nakamoto. O identidades. Quien la enviaba era un tal Satoshi Nakamoto. Allí describe un nuevo tipo de moneda que se basa en una red de computadoras y un sistema de encriptación sofisticado. Nakamoto nombra a este sistema Bitcoin. Y, sí, en los siguientes años, millones de personas lo probaron. Un miembro del foro bitcointalk. De acuerdo con el tipo de cambio actual serían algo como 2. Sin embargo, Satoshi Nakamoto se deja ver cada vez menos online. Pronto desaparece por completo. El mito entorno al creador de Bitcoin adquiere vida propia. Se trata de Dorian Satoshi Nakamoto. Y sólo desapareció de nuevo. Por este motivo la comunidad Bitcoin celebra cada 5 de abril el día de Satoshi Nakamoto. Después de todo la mejor figura representativa para un sistema monetario sin un banco central, es un inventor sin nombre que ya no tiene nada que ver con su creación. Prefería escribir letras que hacerse cargo de un instrumento. Gastón llevaba un tiempo como un egresado de leyes que vestía de traje. De pronto estaba en la calle y me encontraba con un maestro de la facultad y no me reconocía por el piercing y los tatuajes. Llevaba mi cambio de ropa a todas partes. Me apestaba la formalidad con la que casi todos vestían para ir a la escuela. Yo prefería las bermudas y las playeras. Ya tenía presentaciones en varias ciudades. Mi padre también es abogado y trabajaba con él. Mi padre no era fan de que tocara en bandas porque pensaba que me volvería drogadicto. No tenía arreglos ni ecualización. Si hablamos de flow, métrica y estructura, tu estilo rompe algunas reglas Nunca me propuse hacer algo diferente. Simplemente lo hago como lo siento. Mucha gente se ríe porque dicen que rapeo como hablo, sin forzar nada. Desde la adolescencia me dicen que tengo voz de caricatura. Soy tan malo que no me sale. El patrón de rimas y el juego de sílabas lo aprendí con el tiempo. En redes sociales es… feo. Hay muchos adolescentes con bastante tiempo libre. Lo que menos me gusta sobre sus maldiciones, lo canalizo en mis canciones y no me meto a Internet para atacar a otros. El cantante de Motörhead tiene su sombrero de fieltro inclinado sobre su rostro. En su escritorio hay una daga de plata. Su banda sobrevivió al disco, el punk y el grunge. Tosemos en voz baja. Lemmy nos mira. Padres, vecinos, políticos. Esta actitud no ha cambiado. La actitud no ha cambiado, pero en su aspecto era bastante diferente Usaba una chamarra militar vieja y me había dejado crecer el pelo hasta el trasero. Obviamente era una mierda. Sin interesarse en absoluto por las tendencias. No es posible sobreinterpretar el rock. La teoría, el sentimiento, eso es una mierda. La gente viene a nuestros conciertos. Fin de la historia. Fueron una de las primera bandas que tocaron en la Yugoslavia comunista y llenaron estadios en Argentina. Japón es uno de los países donde. Porque el rock es internacional. Tocamos tres acordes y todos enloquecen. Qué extraño. Los fans japoneses se vuelven locos. Se hacen rizos como los de Elvis, su pelo es perfecto para eso. Irradian fama. Bueno, algunas prefieren dormir sólo con tipos lindos. Yo ahora ya no soy tan lindo como antes, sin embargo, las mujeres siguen viniendo a verme después de los conciertos. Te miran de una manera… ya sabes. Y no me opongo. Sería mala educación de mi parte. No encontré una que aguante que mire a otras mujeres. En silencio, Whistler le obsequió con un vistazo llameante. Y se retiró taciturno. El camarero sirvió la gaseosa. Karvel empezó a sorber el líquido, con parsim oni a, al tiempo que admiraba el paisaje. Nubes de raudo volar, destacaban su recortada blancura contra el azul inmaculado del cielo. Un viento afilado se elevaba desde el fondo del valle y sacudía el parasol de la mesa. Desde la zona de estacionamiento, llegaban hasta él los ruidos de los automóviles que iban o venían. El teniente Ostrander subrayaba pasajes de aquel tema musical indefinible, soltando de vez en cuando su aguda llamada del alce en celo. Un silbido penetrante, al que no tardaba en responder otro de las mismas características destrozadoras de tímpanos. Karvel levantó el vaso con aire resignado. En tales momentos se sentía inseguro, se balanceaba entre las glorias de la naturaleza y las vulgaridades del hombre. Y en grave peligro de desplomarse por el barranco de lo nefasto. Destinó la siguiente media hora a la noble tarea de compadecerse de Bert Whistler. Whistler no había deseado enriquecerse; de otro modo, no hubiera abierto su establecimiento a tantos kilómetros de la civilización. Pero, después, las Fuerzas Aéreas instalaron una nueva base en las cercanías y los ingresos del tabernero se remontaron hacia las alturas como un cohete. Karvel pensó que el dinero, ganar dinero, podía convertirse en una costumbre tan perniciosa como el vicio de drogarse. Aunque los denuestos de Whistler resultaban cómicos con mucha frecuencia, Karvel no había conocido otro hombre tan desprovisto de sentido del humor. Toleraba los chistes de los aviadores, no porque apreciase su gracia, sino porque nunca parecía captar la chispa o la segunda intención de las bromas. Era como un llamamiento retador para el espíritu competitivo de sus clientes. En la base, todo se hacía a golpe de silbato y la soldadesca se apresuró a escribir a casa pidiendo pitos, bocinas, sirenas, cuernos de caza, trompetas y todos los aparatos de armar ruido imaginables. Circulaba el rumor de que Whistler estaba pintando una pancarta, que colocaría sobre la puerta frontal de su establecimiento. Pero Karvel estaba convencido de que al propietario de la cantina le iba a faltar valor para poner aquel aviso. Al cabo de un rato, Karvel apartó de la imaginación a Bert Whistler y sus problemas, para contemplar a gusto, extasiado, la belleza del escenario campestre tendido frente a sus pupilas. La mano del hombre, normalmente corrosiva, se había manifestado benigna de modo extraordinario con aquel precioso valle. Las granjas eran prósperas y estaban bien cuidadas. Los bosquecillos que salpicaban el paisaje con generoso abandono, tenían el detalle de ocultar la mayoría de los edificios construidos por los labradores. Cabezas de ganado se diseminaban por laderas demasiado abruptas para permitir el cultivo de la tierra y pastaban la hierba silvestre que crecía por allí. El conjunto era apacible, estupendo y tranquilo. Daba una ilusión perfecta de perennidad. Uno podía mirar hacia otro lado o cerrar los ojos, con la absoluta certeza de que aquella hermosura continuaría invariable cuando volviese a proyectar la vista sobre el valle. La tarde fue transcurriendo poco a poco, despacio. Inclusive en un atardecer ventoso como aquel, el acontecimiento resultaba incongruente sin embargo no originó una impresión inmediata en la consciencia de Karvel. Eso impulsó a Karvel a ponerse en pie de un salto. La mitad de un bosquecillo se vino abajo y, en un abrir y cerrar de ojos, el pajar abandonado, en el otro extremo del valle, saltó hecho astillas y se desintegró. Karvel sacudió la cabeza. Era como una guadaña gigantesca, que lo segaba todo a su paso. Karvel forzó la vista, intentando avizorar qué había sido de los edificios de la granja, pero el arbolado formaba una cortina delante de las casas. Una punta de ganado salió despedida en varias direcciones y, un momento después, la destrucción llegó al borde contrario del valle y atravesó la granja de los Mueller. El granero se derrumbó y la casa quedó disuelta en medio de una nube de ladrillos disparados por el aire con inusitada violencia. Los edificios auxiliares y el silo de hormigón no sufrieron el menor daño. Lo tendremos encima dentro de unos minutos. Whistler se le quedó mirando, boquiabierto, durante varios segundos, y luego dio media vuelta y murmuró para sí:. La cortina de pinos jóvenes que había a la izquierda del patio se desplomó inopinadamente y una fuerza invisible se abalanzó contra Karvel. El impacto le dejó tendido en el suelo, a seis metros del punto donde estuvo de pie, aturdidísimo, y ensangrentado. El velador rodaba valle abajo, aunque el parasol y las botellas fueron lanzados hacia otra parte. La taberna continuaba incólume. Whistler acudió en ayuda de Karvel y le asistió mientras el comandante se levantaba. Ni siquiera oí un leve rumor. Karvel se abstuvo de contestar. El dolor de pecho se le agudizaba hasta la agonía cuando inhalaba aire. Tuvo la sensación de que su pierna izquierda, la sana, había sido arrancada de la articulación de la rodilla; y los ramalazos que torturaban diversos puntos de su cuerpo eran demasiado numerosos y estaban demasiado bien distribuidos para que mereciese la pena hacer un inventario de los mismos. Se enjugó con el pañuelo la humedad del rostro y se percató de que era sangre. Con el auxilio de Whistler, rodeó el inmueble de la taberna, rumbo a la zona de aparcamiento. Todos y cada uno de los pasos que daba constituía un refinado tormento y cada vez que respiraba el martirio era angustioso de veras. No obstante, se dio cuenta de que la ley de las compensaciones seguía en vigor. La intensidad de los dolores que acosaban su rodilla izquierda habían curado del todo el renquear de la pierna derecha, la artificial. En la parte alta de la carretera, una camioneta de carga había volcado sobre la zanja de la cuneta. Momentos antes, un automóvil lleno de soldados de aviación desembocó en la zona de aparcamiento. Karvel señaló a sus ocupantes el lugar del accidente de la camioneta y emitió una breve orden. Introdujo una moneda por la ranura y, no sin cierta sorpresa, comprobó que el aparato funcionaba. Llamó a la Base Hatch de las Fuerzas Aéreas y pidió que le pusieran con el oficial de guardia en el servicio de Operaciones de Combate. Me encuentro en la Taberna Rural de Whistler. Sugiero que dé una alarma general de tornado. Pongamos un cuarto de hora como margen de seguridad. Pero dé la alarma inmediatamente. Creo que por aquí ha habido bajas de personal civil y militar fuera de servicio, por consiguiente, necesitaremos todo el equipo y el elemento médico humano que pueda usted conseguir. Envíe todos los hombres de que pueda disponer, para que colaboren en la tarea de socorrer a los damnificados. La mayor parte de las granjas de esta zona han quedado gravemente afectadas. Se había cortado la línea. Karvel colgó el auricular y, con la ayuda de Whistler, avanzó por la repleta sala principal del establecimiento, hacia el Circulo de Oficiales. Ostrander se dedicaba a formar, con ademanes soñolientos, un monograma de "Oficial Piloto", a base de botellas de cerveza vacías. Karvel limpió la mesa mediante un gesto disgustado. Busque supervivientes. Ostrander se puso en movimiento. Es posible que encuentre varios automóviles destrozados y un montón de edificios en ruinas. Obre en consecuencia, de acuerdo con su propio criterio. Transmita informe sobre lo que descubra y particípenos la situación de los lugares donde hagan falta ambulancias y suministros médicos. Tal vez se vea obligado a convertir la casa en hospital interino. Vaya a contar a su esposa lo ocurrido y déjela al cuidado de todo esto. Diríjase luego a la base y trate de convencer a alguien de que hemos sufrido un desastre de importancia. El idiota que estaba de guardia en el servicio dé Operaciones de Combate no quiso creerme. Karvel vio partir a la patrulla del teniente Ostrander y ayudó al sargento a organizar la fuerza de rescate y a ponerla en camino. Bert Whistler contempló la escena en silencio. No fue un tornado. Acérquese usted a la base y meta allí mucho ruido. Insista en entrevistarse con el coronel Frazier en persona y dígale que va de mi parte. Whistler asintió con la cabeza y le ayudó a acomodarse tras el volante del coche. Un cuerpecito infantil yacía en el suelo, cubierto en parte por una guerrera de las Fuerzas Aéreas. El resto de la familia o ha muerto o permanecen inconscientes. No se oye ni un susurro. El teniente había dejado de ser el dicharachero bufón de la llamada de alce. Dirigió una orden en tono brusco a un par de muchachos, que se esforzaban con una viga suelta, y salió corriendo para echarles una mano. Karvel le observó aprobatoriamente. Se dijo que tendría que escribir una carta encomiando la actuación del teniente Phineas Ostrander Contuvo el impulso de acudir en auxilio del trío. Estaba seguro de tener por lo menos una costilla fracturada y se sorprendió a sí mismo dando un respingo previo a la profunda aspiración de aire que el cuerpo le pedía. De la herida de la cabeza continuaba brotando sangre. Había dejado la chaqueta en casa de Whistler y en aquella punta del valle que el sol p oni ente no caldeaba desde hacía un buen rato, pronto empezó a sufrir escalofríos. Puso en marcha el motor y conectó la calefacción. En la granja inmediata, sólo un granero de maíz resultó dañado. Karvel pidió al labriego y a sus tres hijos que fueran a ayudar a Ostrander. Luego reanudó la marcha. Se detuvo una vez y, tras apearse penosamente, fue a examinar un automóvil destrozado junto a la cuneta, pero sólo permaneció allí el tiempo justo que necesitó para asegurarse de que el hombre, la mujer y los niños que ocupaban el vehículo estaban muertos. De cualquier modo, tampoco le hubiera sido posible sacarlos del interior del coche: hacía falta, para ello, sopletes y herramientas cortantes. Hizo dos breves altos para mirar en derredor. El sudario de la muerte flotaba, denso y pesado, sobre la campiña lacerada, puñados de reses yacían inertes por diversos puntos, con las entrañas fuera de sus aplastados cuerpos. Había un coche aparcado en el lugar donde la carretera se nivelaba y un grupo de lívidos aviadores hacía cuanto estaba en su mano, ante el edificio de una granja deshecha. La furia empezó a desencadenarse en las proximidades de aquella casa y relatar el espanto de su violencia era algo que desafiaba a la imaginación. Un sargento de estado mayor reconoció a Karvel y corrió para informarle. Quebró una rama seca, para utilizarla a guisa de bastón, y atravesó la carretera cojeando. Se aventuró por un pastizal, hizo un alto para ponderar la naturaleza de una fuerza que podía arrancar de cuajo los postes de las cercas de alambre espinoso. Llegó al riachuelo y lo cruzó. Se sentó encima de él y, casi sin poder dar crédito a sus ojos, examinó el desmenuzado tronco y el astillado borde del tocón del que fue desgajado. Continuaba allí una hora después, cuando el coronel Frazier, comandante en jefe de la Base Hatch de las Fuerzas Aéreas, se le acercó, en compañía de su oficial de información, el comandante Wardle. El coronel le preguntó que qué diablos creía estar haciendo y Karvel se limitó a sacudir la cabeza y a dar la callada por respuesta. Había visto la esfera de color negro azulado, que descansaba en el fondo de una hondonada, a cosa de quince metros de distancia. A Karvel le extrañaba mucho su presencia, pero se consideró incapaz de aproximarse y echarle una mirada de cerca. Este capturó el insecto antes de que pudiera alejarse revoloteando, y se dedicaba a observarlo en el momento en que se presentó el coronel. Si la esfera constituía un adorno improbable para un paisaje rural, aquella mariposa representaba una franca imposibilidad. Gerald Haskins permanecía sentado pacíficamente en un rincón del despacho del coronel Frazier. Los coroneles habían vuelto a enzarzarse en otra discusión, pero Haskins les concedía escaso interés. En realidad, a Haskins sólo le importaban dos clases de personas: las que podían decirle lo que deseaba saber y las que estaban en condiciones de hacer algo que él quería que se hiciera. Aquellos militares no entraban en ninguna de las dos clasificaciones, pero eso no sorprendía ni decepcionaba a Haskins en contadísimas ocasiones, si bien, eso sí, le servían de ayuda para encontrar a la clase de personas que le interesaban. El coronel Frazier los llevó de inmediato a dar un inacabable paseo por el campo y los pies de Haskins habían quedado muy resentidos tras la caminata. No experimentaba rencor alguno, pero tenía sus dudas acerca de que aquello hubiera sido imprescindible. Estaba matando el tiempo, a la espera de que surgiese alguna persona interesante, predispuesta a contarle lo que era procedente hacer. El coronel Frazier manifestó su conformidad con un asentimiento de cabeza. El coronel del Ejército, que desplegaba la etiqueta de reticencia castrense exigible al parecer a un invitado que se movía por un terreno extraño a sus atribuciones, se creyó obligado, pese a todo, a intervenir con una suave protesta:. No creo que haya habido nunca un solo jefe que le atribuyera una calificación inferior a sobresaliente. Pero una buena descripción no es sinónima de explicación razonable o absoluta. Haskins se inclinó hacia adelante. Las patas delanteras de la silla chocaron, contra el suelo provocando un golpe sordo que produjo tres irritados fruncimientos de ceño. Se trata de un oficial en retiro Formaba parte del nuevo equipo de astronautas y realizaba una labor impresionante, como todo el que le conociese esperaba de él. Pero se vio complicado en un monstruoso accidente automovilístico. Mejor dicho, fue a parar a una zanja al hacer una maniobra violenta, con la que pretendía evitar que su vehículo participase en un accidente que ya había tenido efecto. Salvó varias vidas y confío en que ello le sirva de consuelo, dado que perdió una pierna en el percance. Naturalmente, la N. Sucede que ese hombre no pertenece al tipo burócrata. Vive en un campamento para remolques próximo a la base y mucho me temo que se haya metido en el cangilón de una noria que desciende hasta el Averno y no vuelve a subir. Es una condenada vergüenza. Fue también la primera. Aprendí a.. En la rodilla. Si sabe lo que eso significa Karvel tiene también fracturadas tres costillas y un chirlo bastante feo en la cabeza, con la correspondiente conmoción. Pero no sé qué tratamiento requieren las costillas y las contusiones. Lo verdaderamente asombroso del caso es cómo pudo llevar a cabo todo lo que hizo, en las condiciones físicas en que se encontraba. Realizó un gran esfuerzo. Fue suya la idea de enviar equipos de reconocimiento. Pensó que la ruta destructora trazaba una espiral perfecta, con esa maldita esfera Con el objeto no identificado en el punto central y, de acuerdo con todos los informes recibidos hasta el presente, tuvo razón. Nada desmiente esa hipótesis. La fuerza X circula a increíble velocidad. Forma una espiral en constante ampliación, con espacioso boquete. No produce el menor ruido y es invisible. Whistler nos dijo lo mismo que Karvel y nada de lo que refirieron nos sirve de ayuda para deducir en qué consiste la fuerza X. Los otros coroneles asintieron y se levantaron. Haskins continuó sentado. Siguió contemplando pensativamente la colilla de su cigarro. Una vez establecida la línea, no malgastó palabras. Retirado de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos por incapacidad física. La maquinaria. Gerald Haskins tenía su propia perspectiva sobre el encasillamiento general de las cosas. Tener un trozo de aparato bien seguro en la mano, para empezar a desarmarlo, y ser incapaces de ponerle una etiqueta que lo defina mejor que las palabras "objeto no identificado", era algo que estaba a la altura de la ineptitud militar. Se alegró de que se encargaran del desguace sus propios hombres, jóvenes e inteligentes, elegidos cuidadosamente de entre las dos clases de personas que le interesaban. Toda la ropa para niños Bodies para bebé Camisetas para bebé Camisetas para niños Sudaderas con capucha para bebé Sudaderas con capucha para niños. Todos los productos de papelería Cuadernos de espiral Cuadernos de tapa dura Estuches Postales Tarjetas de felicitación. Todos los regalos Cheques regalo Regalos asequibles Regalos para adolescentes Regalos para él Regalos para ella Regalos para niños Regalos para todos. Parejas Camisetas Etiquetas: amor, tarot, calavera, flor, esqueleto, pareja, muerte, oculto, muerto, beso. Etiquetas: vintage, collage, espacio, surrealista, surrealismo, pareja, juntos, esperando, tierra, paisaje, hombre, mujer, oscuro, cielo, estrellas, rbvalentines, polilla franca, digitalcollage, digital, retrofuture, amor, atardecer, amanecer, abstracto, extraño, raro, inquietante, s, , , solitario, soledad, noche, nubes, planeta azul, universo, satélite, vista, desde arriba. Etiquetas: bisexual, pansexual, transgénero, y derechos queer muestre su orgullo lgbtq esta yas queer eye es un perfecto para cualquier partidario de los homosexuales, lesbianas, o igualdad lgbt estas son grandes ideas para para desfiles del orgullo, marchas, festivales y otros eventos, queer eye yaaas fab 5 nombres, gay, lgbt, lgbtq, lgbtqi, lgbtqia, lesbiana, gays, orgullo, orgulloso, aliado, trans, queer, transexual, género, género fluido, fluido de género, omnisexual, asexual, homo, homosexual, parejas, sexo, amor, amantes, bandera, arcoiris, boda, serie de televisión, fabuloso 5, hombre heterosexual, día del orgullo, chicos, mes del orgullo, parodia, ojo raro, eventos, desfile, festival, celebracion, lesbo, maricón. Etiquetas: gay, lgbt, lgbtq, lgbtqi, lgbtqia, lesbiana, gays, lesbianas, orgullo, orgulloso, aliado, trans, queer, transexual, género, género fluido, fluido de género, pansexual, omnisexual, carrera, homo, drag queen, parejas, sexo, rupauls, amantes, bandera, arcoiris, arrastrar, boda, rupaul, humano, señorita vanjie, día del orgullo, comunidad, vanjie, activista, ojo raro, eventos, desfile, festival, celebracion, lesbo, maricón. Etiquetas: astronauta, amor, amantes, pareja, espacio, planetas, sistema solar, niña, chico, globos, estrellas, galaxia, dulce, adorable, colorido, universo. Etiquetas: kimi no na wa, anime, tu nombre, makoto shinkai, japonesas, animación, películas, shinkai, amor, parejas. Etiquetas: beetlejuice beetlejuice beetlejuice, jugo de escarabajo, alec baldwin, siniestro, horror, pareja, muertos vivientes, blanco y negro, sin color, bolígrafo, tinta, marcador, fallecido recientemente, recientemente, fallecido, vermont, autodidacta, artista, arrastrarse, película, películas, muerto, penwork, de escarabajo, beetlejuice, espeluznante, espeluznante, de terror, de terror, de pared de terror, impresión de de terror, impresión de terror, etiqueta de terror, de vermont, mandarina jean art, artista de vermont, vt art. Tengo el original colgando sobre mi cama. Etiquetas: haleb para siempre, selebrity, seleb, parejas, amor, grises, vintage, nuevas. Etiquetas: te amo, amor, romance, dulce, lindas, parejas, aia, relación, san valentín, te amo en diferentes idiomas, novia, novios, gf, bf, amado, de amor, par, adorables. Etiquetas: adorable, niña, anime, dibujos animados, manga, chibi, kawaii, cómic, niña y niño, linda pareja, amor, niño zorro, kitsune, pareja gacha, vida gacha, linda pareja chibi, corazones, amor chibi, amor gacha. Etiquetas: hombre, barba, papi, dilf, nutria, tipo, chico, rosado, queer, gay, gay, erótico, desnudo, masculino, homoerotica, lgbtq, incompleto, amante, nuca, hombre barbudo, bigote, cofre, cuerpo masculino, trío, peludo, parte superior, lgbt, beso, amor, pareja, orgullo, interior, ohh, tatuaje, cerdo, zapatillas, fetiche, oso. Etiquetas: flim flam flamingo, albersstuff, sssniperwolf, sniperwolf, youtube, cosplay, ssniperwolf, dva, gracioso, supervisión, youtuber, zombi, ahri, anime, brgoat, polluelo, niños, crónico, parejas, familia de parejas, vestirse. Es oficial Etiquetas: zetaharu, mytigertail, zorros, tigre, peludo, parejas. Etiquetas: me llaman tía porque mi pareja en el crimen me hace sonar como una mala influencia, tia amantes, tía, tía, tia, tía, hermosa, linda, gracioso, maravilloso, caliente, tía caliente, adorable, encantador, amo a mi tia, de para tia, de tía, de mujer, cumpleaños de tia, familia, feliz navidad, asombroso, bueno, increíble, épico, madre, de navidad, dia de la mujer, día de la madre, san patricio. Etiquetas: 40 aniversario de boda, de aniversario, aniversario, de aniversario de bodas por año, de aniversario para esposa, pareja a juego, de aniversario de boda para él ella, día de san valentín, de parejas, parejas de acción de gracias, amor de parejas, parejas coincidentes, aniversario de boda para ella, aniversarios, parejas, aniversario de bodas para él, enamorado, boda. Regalo divertido de aniversario de boda 40 años Regalo de matrimonio de boda Camiseta ajustada De Dee Lim. Anterior Siguiente Mostrando 1 - de Envíos a todo el mundo Elige entre dos opciones: ordinario o urgente. Pagos seguros Compra con total seguridad mediante PayPal, tarjeta de crédito o débito o Sofort..

Participan un total de 25 clases, como la clase 5 los Volkswagen o la Clase 7 Https://pdf-6.alt-space.online/blog-2020-02-22.php Mini la clase de Park. Los tiempos de cada corredor se registran mediante un GPS y se les suma tiempo en caso de cometer infracciones, como conducir fuera del recorrido.

El sol acababa de eclipsar los picos de las montañas cuando Park llega a la línea.

Bixiguento no tube 2,, views · · LO QUE NUNCA SUPISTE DEL CHAVO DEL 8 | INCREÍBLE | CURIOSIDADES - Duration:

Un alto oficial con un chaleco naranja no mira su tablet cuando Park se detiene, mira al frente y luego desaparece en una nube de polvo. Es posible que encuentre varios automóviles destrozados y un montón de edificios en ruinas. Obre en consecuencia, de acuerdo con su propio criterio.

Chubby milf thong

Transmita informe sobre lo que descubra y particípenos la situación de los lugares donde hagan falta ambulancias y suministros médicos. Tal vez se vea obligado a convertir la casa en hospital interino.

Mature amateur nude woman. Enjoy and please share.

Vaya a contar a su esposa lo ocurrido y déjela al cuidado de todo esto. Diríjase luego a la base y trate de convencer a alguien de que hemos sufrido un desastre de importancia.

Milfs in wedge platform shoes

El idiota que estaba de guardia en el servicio dé Operaciones de Combate no quiso creerme. Karvel vio partir a la patrulla del teniente Ostrander y ayudó al sargento a organizar la fuerza de rescate y a link en camino.

Bert Whistler contempló la escena en silencio. No fue un tornado.

Non nude pointy tits

Acérquese usted a la base y meta allí mucho ruido. Insista en entrevistarse con el coronel Frazier en persona y dígale que va de mi parte.

pHot russian brides.

Whistler asintió con la cabeza y le ayudó a acomodarse tras el volante del coche. Un cuerpecito infantil yacía en el suelo, cubierto en parte por una guerrera de las Fuerzas Aéreas. El resto de la familia o ha muerto o click inconscientes.

No se oye ni un susurro.

Birthday Cards.

El teniente había dejado de ser el dicharachero bufón de la llamada de alce. Dirigió una orden en tono brusco a un par de muchachos, que se esforzaban con una viga suelta, y salió corriendo para echarles una mano. Karvel le observó aprobatoriamente.

Amateur porn 4 free

Se dijo que tendría señorita jr adolescente desfile tubo nudista escribir una carta encomiando la actuación del teniente Phineas Ostrander Contuvo el impulso de acudir en auxilio del trío.

Estaba seguro de tener por lo menos una costilla fracturada y se sorprendió a sí mismo dando un respingo previo a la profunda aspiración de aire que el cuerpo le pedía.

Gifs enormes escaleras ella buena

De la herida de la cabeza continuaba brotando sangre. Había dejado la chaqueta en casa de Whistler y en aquella punta del valle que el sol p oni ente no caldeaba desde hacía un buen rato, pronto empezó a sufrir escalofríos.

Unusual sex acts tube

Puso en marcha el motor y conectó la calefacción. En la granja inmediata, sólo un granero de maíz resultó dañado.

Bixiguento no tube 2,, views · · LO QUE NUNCA SUPISTE DEL CHAVO DEL 8 | INCREÍBLE | CURIOSIDADES - Duration:

Karvel pidió al labriego y a sus tres hijos que fueran a ayudar a Ostrander. Luego reanudó la marcha. Se detuvo una vez y, tras apearse penosamente, fue a examinar un automóvil destrozado junto a la cuneta, pero sólo permaneció allí el tiempo justo que necesitó para asegurarse de que el hombre, la mujer y los niños que ocupaban el vehículo estaban muertos.

De cualquier modo, tampoco le hubiera sido posible sacarlos del interior del coche: hacía falta, para ello, sopletes y herramientas cortantes. Hizo dos breves altos señorita jr adolescente desfile tubo nudista mirar en derredor.

El sudario de la muerte flotaba, denso y pesado, sobre la campiña lacerada, puñados de reses yacían inertes por diversos puntos, con las entrañas fuera de sus señorita jr adolescente desfile tubo nudista cuerpos. Había un coche aparcado en el lugar donde la carretera se nivelaba y un grupo de lívidos aviadores hacía cuanto estaba en su mano, ante el edificio de una granja deshecha.

Amateurs fucking in public shower.

La furia empezó a desencadenarse en las proximidades de aquella casa y relatar el espanto de su violencia era algo que desafiaba a la imaginación. Un sargento de estado mayor reconoció a Karvel y corrió para informarle.

Amazon ass and tits

Quebró una rama seca, para utilizarla a guisa de bastón, y atravesó la carretera cojeando. Se aventuró por un pastizal, hizo un alto para ponderar la naturaleza de una fuerza que podía arrancar de cuajo los postes de las cercas de alambre espinoso.

Nude wife friend

Llegó al riachuelo y lo cruzó. Se sentó encima de él y, casi sin poder dar crédito a sus ojos, examinó el desmenuzado tronco y el astillado borde del tocón del que fue desgajado.

Tease rub smoking hot teen

Continuaba allí una señorita jr adolescente desfile tubo nudista después, cuando el coronel Frazier, comandante en jefe de la Base Hatch de las Fuerzas Aéreas, se le acercó, en compañía de su oficial de información, el comandante Wardle. El coronel le preguntó que qué diablos creía estar haciendo y Karvel se limitó a sacudir la cabeza y a dar la callada por respuesta.

Había visto la esfera de color negro azulado, que descansaba en el fondo de una hondonada, a cosa de quince metros de distancia. A Karvel le extrañaba señorita jr adolescente desfile tubo nudista su presencia, pero se consideró incapaz de aproximarse y echarle una mirada de cerca. Este capturó el insecto antes de que pudiera alejarse revoloteando, y se dedicaba a observarlo en el momento en que se presentó el coronel. Si la esfera constituía un adorno improbable para un paisaje rural, aquella mariposa representaba una franca imposibilidad.

Gerald Haskins permanecía sentado pacíficamente en un rincón del despacho del coronel Frazier.

Booty slap

Los coroneles habían vuelto a enzarzarse en otra discusión, pero Haskins les concedía escaso interés. En realidad, a Haskins sólo le importaban dos clases de personas: las que podían decirle lo que deseaba saber y las que estaban en condiciones de hacer algo que él quería que se hiciera. Aquellos militares no entraban en ninguna de las dos clasificaciones, pero eso no sorprendía ni decepcionaba a Señorita jr adolescente desfile tubo nudista en contadísimas ocasiones, si bien, eso sí, le servían de ayuda para encontrar a la clase de personas que le interesaban.

Smallest girl getting fucjed

El coronel Frazier los llevó de inmediato a dar un inacabable paseo por el campo y los pies de Haskins habían quedado muy resentidos tras la caminata. No experimentaba rencor alguno, pero tenía sus dudas acerca de que aquello hubiera sido imprescindible. Estaba matando el tiempo, a la espera de que surgiese alguna persona interesante, predispuesta a contarle lo que era procedente hacer. El coronel Frazier manifestó su conformidad con un asentimiento de cabeza.

El coronel del Ejército, que desplegaba la etiqueta de reticencia castrense exigible al parecer a un señorita jr adolescente desfile tubo nudista que se movía por un terreno extraño a sus atribuciones, se creyó obligado, pese a todo, a intervenir con una suave protesta:. No creo que haya habido nunca un solo https://doc-7.alt-space.online/forum-2792.php que le atribuyera una calificación inferior a sobresaliente. Pero una buena descripción señorita jr adolescente desfile tubo nudista es sinónima de explicación razonable o absoluta.

Haskins se inclinó hacia adelante. Las patas delanteras de la silla chocaron, contra el suelo provocando un golpe sordo que produjo tres irritados fruncimientos de ceño.

Se trata de un oficial en retiro Formaba parte del nuevo equipo de see more y realizaba una labor impresionante, como todo el que le conociese esperaba de él.

Best Feet Ever Porn

Pero se vio complicado en un monstruoso accidente automovilístico. Mejor dicho, fue a parar a una zanja al hacer una maniobra violenta, con la que pretendía evitar que su vehículo participase en un accidente que ya había tenido efecto.

Salvó varias vidas y confío en que ello le sirva de consuelo, dado que perdió una pierna en el percance.

It allows to perform a video call between two peers and displays the local.

Naturalmente, la N. Sucede que ese hombre no pertenece al tipo burócrata. Vive en un campamento para remolques próximo a la base y mucho me temo que se haya metido en el cangilón de una noria que desciende hasta el Averno y no vuelve a subir.

I can t backup my iphone

Es una condenada vergüenza. Fue también la primera.

Tira de tetas naturales de cuerpo perfecto

Aprendí a. En la rodilla. Si sabe lo que eso significa Karvel tiene también fracturadas tres costillas y un chirlo bastante feo en la cabeza, con la correspondiente conmoción. Pero no sé qué tratamiento requieren las costillas y las contusiones.

Cheating wife fuck in laq

Lo verdaderamente asombroso del caso es cómo pudo llevar a cabo todo lo que hizo, en las condiciones físicas en que se encontraba. Realizó un gran esfuerzo.

Big booty ebony lesbians grinding

Fue suya la idea de enviar equipos de reconocimiento. Pensó que la ruta destructora trazaba una espiral perfecta, con esa maldita esfera Con el objeto no identificado en el punto central y, de acuerdo con todos los informes recibidos hasta el presente, tuvo razón.

Fantasía estrella universo dinero falla

Nada desmiente esa hipótesis. La fuerza X circula a increíble velocidad.

free sexy love cards, passionate messages, primal instincts, erotic messages, Cupid's arrow, romantic notes. Buy La Délinquance Matrimoniale Couples En C by Martine Charageat, Claude Gauvard (ISBN: Everyday low prices and free delivery on eligible orders.

Forma una espiral en constante ampliación, con espacioso boquete. No produce el menor ruido y es invisible. Whistler nos dijo lo mismo que Karvel y nada de lo que refirieron nos sirve de ayuda para deducir en qué consiste la fuerza X.

Asian lost city

Los otros coroneles asintieron y se levantaron. Haskins continuó sentado. Siguió contemplando pensativamente la colilla de su cigarro.

Películas gratis de Gina Lynn

Una vez establecida la línea, no malgastó palabras. Retirado de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos por incapacidad física.

Min stand he mothers big

La maquinaria. Gerald Haskins tenía su propia perspectiva sobre el encasillamiento general de las cosas.

Black bbw lesbian pic

Tener un trozo de aparato bien seguro en la mano, para empezar a desarmarlo, y ser incapaces de ponerle una etiqueta que lo defina mejor que las palabras "objeto no identificado", era algo que estaba a la altura de la ineptitud militar.

Se alegró de que se encargaran del desguace sus propios hombres, jóvenes e inteligentes, elegidos cuidadosamente de entre las dos clases de personas que le interesaban.

Bixiguento no tube 2,, views · · LO QUE NUNCA SUPISTE DEL CHAVO DEL 8 | INCREÍBLE | CURIOSIDADES - Duration:

La esfera descansaba en el centro aproximado de la estancia, rodeada de bancos de trabajo, equipo de laboratorio y diecisiete científicos, cada uno con su buena dosis de desconcierto a cuestas. Como un señorita jr adolescente desfile tubo nudista hombre, todos decidieron hacer caso omiso de la pregunta y de quien la había formulado. Se detuvo para abordar a un joven facultativo, que parecía encandilado por un grueso objeto cilíndrico.

Digital desire anastasia christen

Se adapta y se suelta con un chasquido, como un resorte. Los tres oficiales se congregaron alrededor de Haskins y el científico, para escuchar la conversación. Y tampoco consigo averiguar cómo se desmontan, si es que se desmontan.

Hormona que te hace desear el sexo

Seria imposible introducir cualquiera de ellos en un agujero que no le corresponda. O que el ONI es un artefacto que se produce en masa y las claves sirven para evitar equivocaciones en el sistema de conjunción. O ambas cosas. Lo digo por si le sirve de consuelo —manifestó el científico —.

Homemade threesome after playing cards

Tampoco hemos averiguado qué pueden gobernar estos supuestos mandos Pero sí hemos tropezado con un dato interesante. Así que se ha extraviado un mando, o un instrumento.

Mediafire dos pollas el botín

Ninguno de nosotros, ni siquiera el comandante Wardle, y mucho menos yo, hemos mirado dentro. Por otra parte, desde que Karvel avistó la esfera ésta no ha dejado un momento de estar sometida a vigilancia. Ya señorita jr adolescente desfile tubo nudista ir a ver al comandante Karvel. Nosotros cuatro y una taquígrafa. La sala de un hospital no es, cito sus propias palabras, "el circo romano".

Disponemos asimismo de un espacio de tiempo muy limitado: quince minutos.

Doc johnson i-flex lime green vibrator

Se detuvieron en el edificio destinado a oficinas principales del cuartel general, para recoger al sargento Gore, una dama de edad mediana y aspecto rígido, perteneciente al Cuerpo Auxiliar Femenino, que sostenía con enérgica autoridad su libreta de taquigrafía. El teniente coronel Vukin, hombre alto y señorita jr adolescente desfile tubo nudista, al que cualquiera hubiese tomado por sepulturero antes que por doctor en Medicina, salió a recibirles en la entrada principal de la enorme enfermería, pero no se molestó en darles ninguna especie de bienvenida.

Bixiguento no tube 2,, views · · LO QUE NUNCA SUPISTE DEL CHAVO DEL 8 | INCREÍBLE | CURIOSIDADES - Duration:

Debo recordarles que respira —y, por consiguiente, habla —con grandes dificultades y considerable cantidad de dolor. Queda terminantemente prohibido excitarle, bajo ninguna circunstancia.

De otro modo, los expulsaré a todos del cuarto Vukin fue el primero en entrar en el cuarto de Karvel.

A dog looks at a furry bats big hard cock on the bed. Leave a comment Comments BBD leaves huge creampie More Girls Chat with x Hamster Live girls now! To watch the video here need to enable Javascript in your browser.

{INSERTKEYS} El dueño de la taberna, Whistler, señorita jr adolescente desfile tubo nudista que Haskins había conocido aquella mañana, estaba atravesado a los pies de la cama, tumbado allí como si se tratara de su propio dormitorio.

Karvel, incorporado y sostenido por los almohadones, disimulaba magistralmente cualquier dolor que pudiese aquejarlo, si es que sufría alguno. Vukin recobró el habla. Hizo una brusca seña a Whistler y vociferó:.

Chicas desnudas en la habitación

click Tendré esto presente la próxima vez que trate de que le sirva cerveza. Sabe perfectamente que mis obligaciones para con sus enfermos no terminan hasta que señorita jr adolescente desfile tubo nudista los ha enviado a la tumba. Creo que el comandante representa un desafío mayor para mi apostolado que para su profesión, coronel.

Hay hombres que tienen verdaderas montañas sobre sus almas El comandante Karvel tiene tina sierra bastante alta. Las cumbres no se encuentran fuera de su alcance, pero sí perdidas por completo entre las brumas de sus dudas internas.

Tiffany sex with supermodel

Hasta ahora no he sido capaz de decidir si debo ayudarle en su ascenso rumbo a la cima o mostrarle el atajo que rodea los montes. Al menos, ahora tiene una buena excusa.

Legal da die Girls schon 18 sind und wissen was sie tun und trotzdem den Körper einer.

De todas formas, no me gusta permanecer en esta habitación tan pequeña y tan llena de capitostes de la milicia. El coronel Vukin indicó que entrase a un enfermero que aguardaba ante la puerta, con varias sillas. Se cumplió el requisito de las presentaciones.

Apr 4, Explore J G's board "Sexy Cards" on Pinterest. Black girls with big boobs having sex.

El coronel Frazier acomodó a los presentes y, cuando todo el mundo estuvo sentado, se produjo una breve pausa que el coronel Stubbins dedicó, por su parte, a observar recelosamente a Vukin. Lo hizo así y después se apostó a la cabecera de la cama de Karvel.

Sex Orgy In Buena Vista Virginia

Los tres coroneles se encogieron de hombros y Haskins concentró su atención en el comandante Bowden Karvel. El yeso ponía un bulto voluminoso en torno a su pierna izquierda y la otra pernera del pijama estaba recogida limpiamente bajo el muñón de la derecha.

Anal sex film

Tenía la cabeza vendada. La chaquetilla del pijama, con el cuello abierto, dejaba a la vista la ligazón del pecho.

Jon paul morosi wife sexual dysfunction

El hecho de que su estatura diese la impresión de ser inferior a la talla media se debería probablemente a lo enjuto de su cuerpo. En aquel tono de voz hubo cierto matiz que Haskins no consiguió clasificar. Esa esfera —la llamamos, de momento, objeto no identificado —representa el punto central, y sea lo que —.

Hot romantic sex video download

Se trata de un punto de suma importancia, comandante. Nos gustaría saber cómo se presentó allí. Llevaba sentado cosa de tres horas en el here de la cantina de Whistler cuando empezaron a desencadenarse los acontecimientos, pero, como es lógico, no me pasé todo ese tiempo con la vista fija en una sola dirección determinada.

Natalia Borodina, de 35 años, estaba junto con su hijo de El niño se había quedado en el hotel el pasado martesmientras que Natalia e Ivanna Boirachuk fueron a pasear en auto.

Descansaba en el fondo de una depresión. Tiene que proceder de alguna parte, no iba a brotar del suelo. Si descendió suspendido de un paracaídas, por ejemplo. Por otra parte, el radar de la base hubiera captado la presencia del aparato.

Maestro folla estudiante porno video

Y la esfera no llegó impulsada por su propia energía Un granjero cruzó por el pastizal, a bordo de un "jeep", poco después de la una de la tarde de ayer.

Pasó a menos de seis metros del punto donde descubrió usted la esfera —lo hemos medido gracias al rastro de las ruedas —. Somos de señorita jr adolescente desfile tubo nudista misma opinión.

Divulgarlo es una ordinariez; raíz y origen profundo de la pornografía y del mal gusto. He tratado, en lo posible, que el desarrollo, cronológico, no sea absolutamente lineal.

En cuanto a las condiciones de la hierba. Dejemos la cosa así. Fue como si le arrancasen el tronco por debajo. Como vi con posterioridad, las ramas superiores fueron a parar sobre el tocón, y la parte inferior del tronco quedó astillada, como si un gigante hubiese descargado sobre él un mazazo descomunal, con un martillo pilón de tamaño inconmensurable.

Adult anal jill kelly movie r

Salió del valle por la vecindad de la granja de los Mueller, pero volvió. No la vi de nuevo hasta que me alcanzó. Y tampoco volví a verla después.

p pZeit ist die oben genannten, wenn sie immer wieder auf diese person sollte einfach.

Para cuando Whistler me ayudó a ponerme en pie, había desaparecido definitivamente de mi vista. No, señor. Todo lo que vi fue lo que hizo. Si ello le sirve de algo, diré que la presentí.

Mejores escenas de sexo angelina jolie

La fuerza X era invisible silenciosa, inodora y se desplazaba en espiral con rapidez. Los otros supervivientes no vieron, oyeron ni olieron nada y las brigadas de reconocimiento confirman la espiral. Pero puedo ofrecerles unas cuantas conclusiones.

O hipótesis. Me atrevo a decir que esa debilitación paulatina fue una suerte para mí.

Kahlua Sxy

Si l fuerza X me hubiese golpeado con la potencia de impacto que tenía en el valle, mi aspecto, cuando me encontraron, habría sido el mismo de las reses despanzurradas sobre los pastos. Y otro detalle, aunque la fuerza debilitaba su vigor, click ocurría igual con su rapidez. He reflexionado sobre ello e incluso lo debatí con Whistler. Ambos tenemos la absoluta seguridad de que la fuerza X no perdió ligereza.

De hecho, su desplazamiento se aceleraba constantemente. Sólo pretendo describir lo que presencié. La mejor analogía que se me ocurre es la señorita jr adolescente desfile tubo nudista la plataforma giratoria de un gramófono.

Teacher sexi Watch Aplicaciones de citas en línea uk Video Drugs Hotel. Natalia Borodina, de 35 años, estaba junto con su hijo de El niño se había quedado en el hotel el pasado martes , mientras que Natalia e Ivanna Boirachuk fueron a pasear en auto. Fue después de verlo que las autoridades dominicanas resolvieron arrestarla este jueves. La imputaron por conducir en estado de ebriedad. Luego empezó a cantar y a bailar. En un rapto de inconsciencia, Borodina sacó su cuerpo por la ventana del auto y quedó colgando. Como no estaba prestando atención al camino, la conductora no pudo ver el pozo de agua que había adelante y perdió el control del vehículo. Su aliento se hizo sibilante. Bautizaré al niño con el nombre de Bowden, aunque Doris me amenace con llamarle por el apellido durante toda su vida si lo hago. Se me ha atrofiado el cerebro. Ese bicho es algo imposible. Es un monstruo. Porque los cambios son tan bruscos que cuesta trabajo creer que hayan sucedido totalmente en una sola mutación. Por otro lado, si una serie prolongada de transformaciones ha tenido efecto, alguna etapa intermedia debió salir a la luz y hacerse evidente. Aunque lo estoy viendo con mis propios ojos, casi me resisto a creerlo. Te lo garantizo Revoloteó un par de veces en torno mío y luego se posó a mi derecha, lo que fue un golpe de suerte colosal. Si hubiese tenido que dar un solo paso, se me habría escapado, pero aterrizó junto a mí. Yo recorrería dos kilómetros para cazar un ejemplar semejante, tanto si podía andar como si no. Alexander le puso la cajita ante la nariz. Haskins escrutó la empalada mariposa, se encogió de hombros y regresó a su sitio en el rincón. Empezaba a preguntarse si Karvel no estaría tratando de pitorrearse de él, con la ayuda del profesor. Ya te digo que la genética no es mi fuerte. No obstante, efectuaré algunas investigaciones. Se llama Ferguson. Tiene todo el aspecto de una mariposa, es una. Expresado de otro modo, no parece una mariposa, no es una mariposa y, sin embargo, tiene que ser una mariposa. Alexander tomó asiento en el borde de la cama, se inclinó sobre la cajita con la lupa y anunció en voz baja:. Ese parece un argumento decisivo. Nunca he prestado mucha atención a las polillas y mariposas. Debería tener seis. El tórax es de un solo segmento. Lo normal es que tuviera tres, cada uno de ellos con un par de patas y dos con los correspondientes pares de alas. Los ojos No cabe duda de que se trata de una mariposa reina, pero su tamaño apenas alcanza una cuarta parte del que debería tener. El hombre tiene dos piernas, pero han nacido niños a los que les faltaba esas extremidades. No se trata de una mariposa con dos alas de menos, sino de una mariposa con un par de alas configuradas y adaptadas para realizar la función de dos pares. Usted es el especialista y no estoy preparado para formular preguntas inteligentes Ni siquiera para eso, conque mucho menos para entablar una discusión. Para saberlo, tendría que consultar a un experto en genética. Una vez se empieza, no hay forma de detenerse. Colijo que se inclina usted por la teoría de la mutación, con preferencia a la del proceso evolutivo. Nunca se encontró una mariposa con las variaciones que tiene ésta. Ignoramos su procedencia, pero descubrimos cerca del aparato una mariposa perteneciente a una especie que, hasta la fecha, sólo se ha visto en el Tibet. Recelo de las suposiciones en las que andan comprometidos objetos animados. Prosiga, comandante. De momento, daremos por sentado que la mariposa tibetana demuestra que el aparato vino del Tibet. Observó a Karvel con mirada atenta. Todo indica que la evolución avanza hacia la simplificación y la especialización: en muchas especies actuales, se preveen la mayoría de esos cambios. Algunas especies han reducido las patas delanteras a diminutas escobillas. Es posible que la tendencia evolutiva apunte hacia una mariposa bípeda y bialada, de cuerpo simplificado. Acaso esa tendencia se haya iniciado ya, pero lo cierto es que uno no espera tropezarse, hoy por hoy cara a cara con ese producto acabado. Ni siquiera eso explica lo que ha sucedido con los ojos de esta mariposa, a menos que se desee afirmar que la evolución los ha mejorado a la fuerza, porque no podían empeorar mucho. En cuanto a los acontecimientos encadenados Tal vez esta mariposa no existe todavía. Unos cuantos años, unos cuantos siglos Haskins consultó su reloj, mientras pensaba que ya iba siendo hora de regresar al cobertizo siete. Articuló con aire ausente:. Si una mariposa tibetana, en relación directa con un avión, sugiere la idea de que dicho aparato procede del Tibet, una mariposa futura, en relación directa con la llegada inexplicable de un inexplicable objeto no identificado, sugeriría que tal ONI procede del futuro. Una suposición en funciones y provisional, claro. Si surge algo que la contradiga. Y vuelta a empezar. Si un objeto atraviesa violentamente una pared, lo lógico es ver salir volando una bandada de ladrillos. Si otro objeto perfora con violencia una barrera temporal, no deja de ser razonable esperar una reacción parecida. Una espiral de tiempo. Me gustaría que el coronel Stubbins estuviese aquí. Su reacción sería digna de contemplar. Y tanto si me gusta como si no, ni siquiera puedo quejarme de la respuesta. Que, dicho sea de paso, no me gusta. Oh, apenas recuerdo con vaguedad ciertas especulaciones sobre el tema. El hombre del porvenir puede que sea completamente calvo. Es posible que desaparezcan de su cuerpo algunos apéndices y huesos. Las restricciones corrosivas del calzado acaso modifiquen los pies de la gente. Los especialistas han preparado largas listas de cosas como estas, pero no recuerdo muchos detalles. Carece de dientes y el aspecto de su mandíbula ha producido pesadillas al odontólogo jefe de la base. Mide cerca de dos metros y medio de estatura. El sistema numérico empleado en los mandos e instrumentos —si se trata de mandos e instrumentos —es distinto a todos los métodos numerales que conocemos. Su hipótesis Una de ellas es la de cómo se las arregló una débil mariposa para llegar intacta al final del recorrido, cuando un pasajero de tipo humano, vertebrado y robusto acabó hecho trizas. Por un momento, creí que le estaba tomando en serio. Y, tanto si le cree usted como si no Estaré aguardando ese informe. Estrechó la mano a ambos hombres y se encaminó al Ala del Cuartel General, donde se apropió del despacho del coronel Frazier. Escuchó, mientras daba chupadas pensativamente al cigarro del profesor y, después de colgar el aparato permaneció largo rato envuelto por el humo del puro, con los pies colocados sobre la pulida superficie de la mesa de Frazier y sumido en profundas meditaciones. Cuando el coronel intentó recuperar sus dominios, Haskins le despidió agitando el brazo con ademanes irritados. Se estaba preguntando si el comandante Bowden Karvel pertenecería a la clase de personas que le interesaban. Quiero que se le llame otra vez al servicio activo y que me lo asignen. No importa el problema médico. Ya sé que el hombre ha perdido una pierna y que en estos instantes se encuentra hospitalizado, pero deseo tenerlo a mis órdenes. De inmediato. Que se extienda el mandato y es probable que, si surgen complicaciones o protestas, haya terminado con él antes de que revoquen la disposición. Dudaba mucho de que Bowden Karvel estuviese alguna vez en condiciones de comunicarle algo que él deseara saber. Haskins no desdeñaba ninguna de ambas cualidades, pero tampoco las favorecía. La experiencia le había enseñado que, cuando se necesita información, un aficionado sobresaliente no deja de ser un mal sustituto para un profesional bien adiestrado y conocedor de su oficio. Tampoco se le ocurría ninguna clase de trabajo para realizar el cual Karvel estuviese cualificado. La preocupación mas inmediata de Haskins estribaba en poner al comandante bajo mando militar, a fin de poderle ordenar que mantuviese la boca cerrada. Si un hombre de sus cualidades, con su graduación y su historial empezara a referir a la prensa informaciones sobre mariposas y ladrillos de tiempo, el revuelo que se armaría iba a ser tremendo. Bowden Karvel permanecía sentado en una silla de ruedas y escuchaba con aire ausente, mientras se preguntaba si Haskins entendería algo de lo que manifestaba el profesor. Porque Karvel no comprendía absolutamente nada. Sobre el regazo del comandante había un montoncito de retratos del interior del ONI Coronaba la pila de fotografías un primer plano de la parte central de un cuadro de instrumentos bastante extraño y asombrosamente sencillo. La sonrisa del profesor se extendió sobre su regordete semblante en forma de arrugas concéntricas. Cogió la fotografía. De hecho, serian idénticos. Considero tales símbolos como representaciones de una escala de valores cuyos cambios son regulares, pero no me atrevo a aventurar una suposición acerca de sí han de leerse de izquierda a derecha o viceversa. Tal interpretación resulta lógica y evidente. Piense en el indicador de temperatura de un automóvil. Entre los dos extremos de calor y frío existe la marca destinada a registrar el grado de funcionamiento normal. Me inclino por la idea de que ese símbolo del centro tiene un objetivo semejante. Karvel miró a Gerald Haskins. Había llegado a pensar en él como la personificación del Hombre Anónimo. En todos los sentidos, Haskins presentaba el término medio apropiado para convertirse en un ente casi invisible, en medio de una multitud. Todo era corrientísimo en él: la estatura, la complexión, el color de pelo, el traje Sólo el omnipotente cigarro constituía una nota discordante. Haskins era un fumador empedernido y el puro distaba mucho de ser barato. En el cerebro de Karvel tomó consistencia la opinión de que una mediocridad tan estable tenía que ser deliberada. En aquel momento, Haskins le dirigió una advertencia, sacudiendo la cabeza con moderada energía. El comandante murmuró un "Gracias" y emprendió la retirada. El teniente Ostrander echó a andar presuroso tras él y se hizo cargo de la silla de ruedas. Haskins los alcanzó al cabo de unos minutos y todos se encaminaron en silencio al centro del cobertizo, donde estaba el objeto no identificado. Ni siquiera saben en qué consiste el problema. Haskins dio por finalizada su tarea de frotarse la espinilla y se enderezó, con una sonrisa en el rostro. Sin embargo, tiene que reconocer que la objeción del profesor posee su validez. Si los mandos sirvieran para medir el tiempo, los símbolos que hay ambos lados de la norma presentarían similitudes. Cinco siglos hacia el futuro, cinco siglos hacia el pretérito. Esa clase de cosas. Si el signo central representase el año 2. El sistema numérico del ONI emplea un signo individual para cada cifra, sin repeticiones de ceros. Karvel agitó la mano y Ostrander, obediente, dirigió la silla de ruedas hacia el despacho que se había creado en el fondo del cobertizo, mediante la elevación de unos tabiques. A media voz, Karvel dijo a Ostrander:. Haskins emitió una risita y apoyó la diestra en el respaldo de la silla de ruedas. Me encargaré del comandante Karvel. La verdad es que se trata de una reunión rutinaria, carece de importancia y prefiero ahorrar municiones. Haskins empujó la silla a través del hueco de la entrada y el coronel Stubbins les siguió, cerrando de un portazo a continuación. Ni uno solo de los seis oficiales presentes en el despacho concedió atención alguna a Karvel, que, por su parte, prestó muy poco interés a la asamblea. Luego expuso un nuevo plan de vigilancia, que estaba preparando para sustituir a otro que, al parecer, había sido objeto de severas críticas. Entretanto, la imaginación de Karvel voló de nuevo al cuadro de instrumentos del objeto no identificado y, varios minutos después, se sorprendió lo suyo al oír que pronunciaban su nombre. Apruebo por completo la serie de elaboradas precauciones de seguridad, aunque no estoy de acuerdo en lo que concierne al motivo que las produce. Si los rusos hubiesen deseado arrojarnos el ONI , como algunos de ustedes parecen creer, no comprendo por qué iban a perder ahora su tiempo y poner en peligro la vida de sus agentes para invadir este recinto. Acerca del aparatito, saben tanto como nosotros. Estoy convencido de que los rusos no lo enviaron y que, a cambio de una buena descripción del mismo, estarían. A dos de ustedes les he oído charlar en privado y decir que las medidas de seguridad son tan excesivas que lindan con la frontera de lo ridículo, pero así es como deben ser. El siguiente No voy a afirmar que el asunto me preocupe, puesto que opino que ya da lo mismo, pero hay ciertas contradicciones intrigantes en las medidas de seguridad. Haskins había fruncido el ceño y meneaba la cabeza, pero Karvel no le hizo caso —. Naturalmente, es demasiado tarde para preocuparse ahora por ello, puesto que los supuestos agentes debieron encontrarse por las proximidades cuando el ONI llegó y, en cuanto lograron la información que deseaban, pusieron pies en polvorosa. Pero acaso fuera interesante averiguar qué agentes podían ser. Recuerdo que una de esas actrices preguntó qué distancia separaba la base de la taberna. Una pregunta que, considerada retrospectivamente, parece peculiar. Tal vez merezca también la pena investigar un poco el pasado del nuevo camarero de Whistler. Surgió un desconocido en la taberna, preguntando qué camino debía seguir para llegar a la Autopista 41; y buscar la Autopista 41 por la carretera que lleva a la casa de Whistler es como pretender encontrar la Luna en una. Eso le hace a uno preguntarse qué deseaba en realidad Como he dicho, nada de eso me quita el sueño. Pero si lo mandaron Cinco minutos después. Karvel se las ingenió para salir de la estancia sin que nadie reparase en su marcha, a pesar de que Haskins se levantó para ayudarle a franquear la puerta y de que la silla de ruedas no contribuía precisamente a que su ocupante pasara inadvertido al ir de un lado para otro. Le diré a Ostrander que me lleve algo luego. No, ni cables ni alambres. Llegaron al primer puesto de guardia en la puerta del cobertizo, y dos hombres vestidos de paisano les cachearon rutinaria, pero meticulosamente. No volvieron a darles el alto hasta que se presentaron en el portillo de la elevada cerca de alambre espinoso tendida alrededor del cobertizo. Luego me gustaría regresar a la residencia de oficiales solteros. A Karvel no dejaba de extrañarle el modo eficiente y bien dispuesto con que Ostrander había asumido el papel de enfermero particular. En el curso de alguna encarnación previa. Sin duda estuvo perfectamente adiestrado para el desempeño de aquel oficio y no había perdido facultades. Veinte minutos después, Karvel se encontraba acomodado en su silla de ruedas, dentro de la pequeña habitación que ocupaba provisionalmente en la residencia de oficiales solteros. El alférez d iaspar ha conseguido un ron de Jamaica estupendo. Ostrander se retiró, obediente, y Karvel se sumergió en un silencio sombrío y meditabundo. A lo largo de toda una existencia de continuos desengaños, nunca se había sentido tan malogrado como en aquel momento. Estaba harto de que le arrastraran de un lado para otro en una silla de ruedas y se sentía furioso con el coronel Vukin, por haberle prohibido usar muletas. Experimentaba un acusado resentimiento hacia Haskins y no cesaba de preguntarse, extrañadísimo, por qué deseó su colaboración aquel agente del servicio de inteligencia A Karvel le agobiaba la apremiante urgencia de enganchar el remolque a su automóvil y marcharse de allí, prescindiendo bonitamente del hecho de que le hubiesen reincorporado a la milicia. Cualquier punto de destino le resultaría adecuado, con tal de que se hallase a una distancia satisfactoriamente remota del maldito e inerte ONI del cobertizo siete. Mientras sus manos forcejeaban con los botones de la camisa, notó que la cabeza le daba vueltas. El "hombre anónimo" había adoptado la costumbre de dejarse ver todas las noches en el cuarto de Karvel para echar una parrafada tranquila con el comandante. Etiquetas: bubbline, dulce princesa, marceline, marceline la reina vampiro, tiempo de aventura, red de dibujos animados, lgbt, flores, adorable, pareja, moda. Etiquetas: jugador, prometido, par de juegos, de recién casados, bodas, fiesta de compromiso, ensayos generales, jugador de la vieja escuela, retro, 8, dieciséis, 32 bits, píxels, tirador moderna, rpg, jrpg, consolas, raza superior pc, novio jugador, novia jugador, esposa de jugador, marido de jugador, santo matrimonio, los votos de intercambio, recién casados, novia a ser, el novio para ser, op modo co. Etiquetas: parques y recreación, leslie knope, andy dwyer, letgate abril, ben wyatt, perkins ann, swanson ron, haverford tom, chris traeger, programas de televisión, tv show parejas, ann y chris, nave, otp, parejas, amor, lindas, fan art, sebastian lil, poco sebastian, dep. Etiquetas: batata, meta futura, objetivos de relación lesbiana, gay, lgbt, de camote, ella es mi batata, yo ñame, acción de gracias, ella es mi de la patata dulce metas de relación de pareja a juego de acción de gracias yo ñame, de parejas, esposo esposa, metas de la relación, lesbiana, de acción de gracias, otoño, cosecha de otoño, de cosecha, a juego, esposa y esposa, novio novia, de relación, linda de parejas, gracioso, juego de palabras, de parejas de halloween, de halloween. Etiquetas: batata, meta futura, objetivos de relación lesbiana, gay, lgbt, de camote, ella es mi batata, yo ñame, corazones de acción de gracias, yo ñame ella es mi de la patata dulce metas de relación de pareja a juego de acción de gracias, de parejas, esposo esposa, metas de la relación, lesbiana, acción de gracias, de acción de gracias, otoño, cosecha de otoño, de cosecha, a juego, esposa y esposa, novio novia, de relación, linda de parejas, gracioso, juego de palabras, de parejas de halloween, de halloween. Etiquetas: mi esposa es psicótica, mi esposa es psicótica, mi esposa psicótica, mi mujer, psicópata, esposa, caliente, gracioso, marido, matrimonio, parejas, amor, para esposa, para esposo, mi. Mi esposa es psicótica Camiseta ajustada De birdeyes. Amo a mi novia camiseta divertida del jugador Camiseta ajustada De zcecmza. Etiquetas: veronica mars, verónica, marte, ivestigation, omicidio, series de televisión, televisión, serie, ventilador, aficionados, película, película de fans, logan, amor pasión, trabajo, desaparece, mejor, popular, de venta, adorable, beso, bonito, pareja, drama adolescente, adolescente, drama, colegio, neptuno, maquina fotografica, prueba, sangre, misterio, solución. Etiquetas: x, rojo, frente c, 30, 60 60, , bg, f8f8f8 jpg http www redbubble com people roytee works netflix ref recent owner, frío, netflix, netflixx, netflix y, netflix n, y relajarse, chill, pareja, ven, terminado, reloj de pulsera, guay, gracioso, humor, divertido, friki, geek, 9gag, reddit, pixar, señor, increíble, frozona, los increíbles, increíbles, señor increíble. Etiquetas: cuchara grande, cucharita, cuchara, spooning, acurrucarse, abrazo, mimos, parejas, novios, novia, citas, maridos, esposa. Cucharita Camiseta entallada De coolfuntees. Etiquetas: bernat, natbern, silueta, siluetas, fondo, la pareja basura, salut i peles, rik mayall, edmondson ade, richie richard, eddie hitler, 11 mafeking hammersmith desfile, humor brittish, bbc, comedia de enredo, serie, los jóvenes, indie, independiente, culto. Se trata de una unidad de comando para la protección del medioambiente. Sin armas. Con adversarios reales. Bethune financia las misiones a través de donaciones. Bethune, sentado en la compuerta de carga de la cubierta se saca la camiseta y se la envuelve en su cabeza calva como si fuera un turbante. Tiene 50 años, una cara angular y la figura de un kick boxer. Cada semana se sienta durante varias horas en la bicicleta fija. Al amanecer hace flexiones en la playa. Bethune fundó los Operatives en para presionar a los gobiernos a través de los medios de comunicación. Sus hombres filmaron la matanza de focas en la costa de Namibia no apto para impresionables, Bethune Seal Hunt en YouTube , rastrearon con drones a los pesqueros ilegales y dieron caza a los buscadores de oro en Costa Rica. El equipo de filmación de Bethune fue atacado con rifles de asalto AK mientras hacía su trabajo. En el pesquero, se inicia la segunda sesión de entrenamientos. Los soldados de Bethune le enseñan a los hombres de la guardia costera cómo buscar sospechosos y capturarlos. A Matt Griffin, el marine de EU, le gusta el death metal noruego y los tatuajes; que incluyen unos nudillos de acero y la cabeza de una cabra en su espalda. Phil, el Seal de la marina, que no quiere leer su nombre en la revista, es un hombre fornido, con barba y largas pestañas. Un interlocutor sorprendentemente elocuente cuando conversa. Aunque por lo general permanece callado. Matt le da una patada en la rodilla. Phil cae al suelo. Matt se arrodilla sobre él y presiona sus rodillas sobre las piernas y el cuello de Phil. Alta tecnología: la circulación de los artefactos de buceo de los Operatives absorben las burbujas de aire. De esta manera permanecen sin ser detectados. El ex marine estadounidense Tim centro , forma a los hombres de la guardia costera. En el entrenamiento interpreta el papel de un pescador ilegal. Desde hace cuatro horas practican el abordaje del barco. Los hombres de la guardia costera asienten en silencio. Bethune cuenta que en , dos marineros surcoreanos fueron apuñalados por pescadores ilegales chinos cuando intentaban arrestarlos. El camino de Bethune hasta ser el líder de esta unidad de comando se lee como si se tratara de un libreto extraño: estudió ingeniería en Nueva Zelanda y trabajó en una plataforma petrolera. Ganó mucho dinero, pero se aburrió. Navegó durante cuatro años alrededor del mundo. En enero de , un barco de toneladas que acompañaba a la flota japonesa embistió contra su bote. Sobrevivió a duras penas. Bethune no se desanimó con esto, por el contrario, decidió abordar el barco. Bethune fue arrestado y llevado a Tokio, donde permaneció durante cuatro meses en una prisión de alta seguridad a la espera del juicio por vandalismo y el abordaje ilegal. Dormía sobre una estera delgada, su celda medía tres metros por uno y medio. Por la noche caminaba a lo largo de las paredes para mantenerse en forma. Una vuelta de diez pasos… mil vueltas noche tras noche. La idea de los Operatives se le ocurrió alguna vez durante sus caminatas. Reunión de equipo en el escondite de los ambientalistas: Bethune consulta con el Seal de la marina Phil izquierda y el soldado estadounidense Tim derecha. Entrenamiento matutino de los Operatives en el escondite de Palawan. En julio de , Bethune fue puesto en libertad condicional. Un amigo del ejército le consiguió contactos de ex soldados. Bethune los contactó por Facebook y les ofreció dólares por día de salario. Para cada una de sus misiones forma un nuevo equipo, no hay escasez de candidatos: para las misiones en Asia de finales de se postularon cerca de cien ex militares. Bethune eligió cuatro y voló a Palawan con ellos. Entretanto, sobre el barco de pesca azul frente a Puerto Princesa, los hombres de Bethune se preparan. Por la noche, de vuelta en Puerto Princesa, Bethune desembarca, se sube a su jeep y se dirige hacia el norte a través de la capital de la isla; un paraíso para mochileros, lleno de mototaxis. El viaje desde el puerto a la ciudad, a través de un camino rural y de tierra que lleva al escondite de los Operatives, demora unos 30 minutos. Presunta ruta de un barco contrabandista en la laptop de Bethune. El rastreador GPS lo introdujo a bordo su Seal de la marina. Bethune camina descalzo por la arena. Su choza, construida sobre pilares de madera, es el centro de control. La carne del pangolín, un insectívoro similar al tejón europeo, se considera un manjar en China. Hace dos años la guardia costera de Filipinas descubrió un carguero chino con 3, especímenes muertos. Quieren confirmar la sospecha de que contiene animales protegidos en sus contenedores. Bethune sonríe. En el campamento, Bethune abre su laptop. Una línea roja conduce desde Puerto Princesa hacia el norte del Pacífico. Hemos notado que una vez a la semana hace un desvío hacia el Oeste, entrando bien en el océano. Si el gobernador de la isla emite la orden de allanamiento, los Operatives se lanzan al almacén de los contrabandistas o capturan a la tripulación en el mar. Pete Bethune casi se ahoga en durante una inmersión frente a Costa Rica. Durante sus misiones le dispararon en cuatro países diferentes. En Palawan, después de un patrullaje por la selva, terminó en el hospital, con una fiebre aparentemente producida por el dengue. Pete Bethune no tiene dinero como particular. Su casa se la dejó a su ex esposa. Viaja por el mundo con tres uniformes militares camuflados, dos pares de borceguíes y una camisa blanca bien planchada. Los trajes camuflados los usa en el trabajo, la camisa cuando se presenta frente al tribunal. Pete Bethune dice que la felicidad llega cuando has encontrado algo por lo que vale la pena luchar. Las noticias de Pete Bethune desde la selva: www. Webber, de 38 años, corrió Grandes Premios de F1. Y la primera de sus nueve victorias la celebró aquí, en el circuito de Nürburgring. Muchos ex colegas han fracasado en hacer un retiro con dignidad, pasaron dos años alejados, la pasaron bien y dejaron crecer su panza sin preocupaciones, pero cuando estuvieron dispuestos a recibir nuevamente llamadas, ya nadie los llamaba. No quería eso para mí. Y la grasa abdominal, de todos modos, no tiene oportunidad conmigo. Hacia el final de mi carrera en la F1 descubrí mi amor por los modelos de Porsche. Como medida de precaución, pregunté por el color antes de aceptar. Gris pizarra o naranja brillante, dijeron mis amigos. De todos modos les dije que sí. Yo soy uno de esos que elige su auto de acuerdo al color ideal. Y este varía con del modelo. Al superdeportivo , por ejemplo, le queda perfecto el rojo, mientras que el GT3 RS lo elegiría en verde chillón. Estuve pensando si me encargaría uno cuando iba camino al circuito de Nürburgring. Hoy voy a tener una respuesta. Para cada modelo de Porsche hay un mejor tiempo en el Nordschleife, marcado por un especialista en el circuito y en las condiciones ideales. Nadie lo pudo superar. Alguna vez Walter Röhrl, también hace ya diez años, marcó un tiempo de 7 minutos y 28 segundos sobre este trazado de Fue el segundo mejor tiempo de todos sobre un Porsche de serie. El mejor tiempo de este naranja de hp de potencia: 7 minutos y 20 segundos. Jaula de seguridad y sistema de audio hi-fi, rendimiento de carrera y mejores prestaciones: el Porsche combina lo mejor de dos mundos. No soy un especialista en el trazado Nordschleife, incluso me han sobrepasado unas cuantas veces aquí. Me gusta estar en Eifel. Generalmente memorizo con facilidad los trazados que son nuevos para mí. Con un par de vueltas suele ser suficiente. Y quería ver el proyecto de tal manera, que las posibilidades de éxito no le interesaran. Una suposición que no era del todo injustificada. Por su coraje y profesionalismo, que fueron recompensados con una recaudación de millones dólares en las taquillas, Pratt recibió el premio Rules Breakers , otorgado por la revista Hollywood Reporter. Sin embargo, las etiquetas de la fama y la imagen no lo impresionan. Cuando interpretó El juego de la fortuna con Brad Pitt, estrenada en , contuvo su emoción y mostró un semblante serio frente a la superestrella. Un héroe para mí es Russell Wilson, el quarterback de los Seattle Seahawks. Y no sólo por haber conducido a su equipo a dos finales consecutivas del Super Bowl, también por lo mucho que le da a la sociedad, por ejemplo visitando a niños hospitalizados. Eso para mí es algo maravilloso. La mayoría de los verdaderos héroes no son conocidos. La distancia a la industria y a su propio ego tienen otro efecto importante; aunque Pratt responde seriamente en la entrevista y prescinde de los chistes, su gran irrupción se debió en gran medida a su humor. Su papel en Parks and Recreation se ha ido desarrollando porque los creadores de la serie ya lo encontraron gracioso desde el casting. Entretanto es considerado el que mayor talento tiene para la improvisación de todo el elenco. Al final, la destrozo y vuelo de cabeza por encima del manillar. Y con estas palabras, una sonrisa pícara se dibuja en todo su rostro, como si insinuara que le gustaría poner de cabeza a toda la industria. A hora que el inicio de la carrera se acerca, el tiempo apremia. Park, de 39 años, compró esta camioneta que llevaba mucho tiempo sin rodar e invirtió tres meses y 40, dólares de su propio bolsillo en ponerla a punto con su equipo. En este momento, llevan trabajando 11 horas en sus ajustes. Los patrocinadores de los profesionales quieren que se vean sus Los dos campos son discernibles. En general, los pilotos profesionales y sus equipos usan zapatos nuevos, lentes de sol y overoles. Si te va bien en esta carrera, tu vida va a cambiar. No hace tonterías. Cuando Park hizo la transición de la bicicleta a las camionetas, podía trabajar en casa: hacer ciclismo off-road implica lesiones, dice. Pronto fue ganando carreras. Finalmente conoció algunos patrocinadores y comenzó a trabajar en sociedad con una empresa de aceite de oliva local llamada Baja Olive. El nombre de la empresa reluce brillantemente en su camioneta negra. La meca de los todoterreno, que comprende millas. Allí competían. Los equipos de padre-hijo o padre-hija no son infrecuentes. La Mint se ha convertido en un asunto familiar. Thompson para la historia. Se habían registrado un total de Así nació la Mint Es en estas horas, estos escasos momentos entre el trabajo y la familia, que se dio cuenta que correr se había convertido en una pasión. El día de Park comienza cerca del amanecer. Desayuna junto a su esposa Mia, pianista y editora de una revista, en su cocina pequeña y se va a trabajar. Durante las siguientes nueve horas se dedica a solucionar problemas en las computadoras de su empresa de diseño, mientras gestiona Baja Olive y seduce a otros patrocinadores para que le den repuestos y talleres donde trabajar. Después de la cena se pone el overol y vuelve a trabajar. El equipo de Park cierra con llave la camioneta dentro del lugar. Los tres se remontan a un cuarto de siglo de amistad. En el implacable desierto de Nevada, los mejores planes pueden acabar con humo en el motor. Hay camiones, vehículos todoterreno, buggies, viejos escarabajos Volkswagen y areneros que parecen kartings del desierto y bien alimentados. Se sacuden, levantan revoluciones, gruñen, braman y salen. Ya hay una baja y levanta una bruma de arena sobre la pista. Participan un total de 25 clases, como la clase 5 los Volkswagen o la Clase 7 Stock Mini la clase de Park. Los tiempos de cada corredor se registran mediante un GPS y se les suma tiempo en caso de cometer infracciones, como conducir fuera del recorrido. El sol acababa de eclipsar los picos de las montañas cuando Park llega a la línea. Un alto oficial con un chaleco naranja no mira su tablet cuando Park se detiene, mira al frente y luego desaparece en una nube de polvo. No hace la parada en las primeras 50 millas. Antes, siente la potencia de los caballos de fuerza de su motor. Tenemos gasolina, tenemos contacto. Park y su equipo no asistieron a las celebraciones ni a ninguna otra fiesta postcarrera, por las que también tiene su reputación la Mint. Tenían cervezas en el hotel de Jean, en Nevada, a 30 millas. Cuando todo estuvo dicho y hecho y se examinó el resultado, el problema fatal resultó ser, de cierto, el motor. El club L ions r ev i v ió todo un dis trito de la ciuda d. Tiene ocho millones de fans en Facebook, interpretó el himno no oficial de la Copa Mundial de Brasil y es el mejor amigo de Neymar. Con él puedes pasar un buen rato y divertirte como con cualquier otra persona. Con su estatus de celebridad, ambos juegan en la liga mayor de Brasil. Las luces de la noche sólo rozan atenuadas los vidrios polarizados de la luneta trasera. Nadie hace el funk brasileño mejor que MC Guimê, en todos los aspectos. Una de la madrugada de un jueves. Es una de las pocas noches libres para el gran MC Guimê, quien hace 40 conciertos por mes. MC Guimê en vivo. Hoy tengo dinero suficiente para alquilar una sala VIP y celebrar en paz con mis amigos. Abrió Lions hace cinco años, en el entonces deteriorado centro de la ciudad. Con Lions revivió todo un distrito de la ciudad. Código de vestimenta para las asistentes de este club paulista: atractivas, elegantes y muy sexys. Puedes ir a bailar a un club, que podría estar en Chicago o Nueva York. También puedes quedarte afuera en la banqueta con una cerveza en la mano, sin camisa y divertirte igual toda la noche. Mira Londres, Ibiza, Madrid o París. Allí los clubes viven de los turistas. Sus amigos saltan y lo siguen. Se ve realmente aliviado. Guimê nunca ha estado en Casa Casa 92 es un club ubicado en el distrito de Pinheiros, en una antigua casa entre rascacielos. Paso muchas noches en el estudio grabando. Así creó el Jetsurf. La tabla de Jetsurf de 12 hp es capaz de alcanzar velocidades de hasta 58 km por hora y tiene una autonomía de hasta 75 km o 90 minutos con el tanque lleno. El motor implica mucho esfuerzo, pero también requiere un gran trabajo físico mantenerse sobre la tabla por periodos prolongados. Descubre lo que puede hacer exactamente un motor 5. La estufa de camping inteligente recarga la mayoría de los dispositivos compatibles con USB al mismo tiempo que cocinas la cena. Audífonos Bluetooth que son perfectos para el ski. Almacenamiento de datos resistente para el apocalipsis. El primero fue el Tudor Oyster en Luego llegó el deportivo en , que era asombrosamente parecido al Rolex Submariner, haciendo de este reloj de buceo con bisel giratorio una codiciada pieza de colección, pero con la apuesta de este año, el Tudor Pelagos, la compañía ha salido de la sombra de Rolex. El resultado es una creación tan funcional y fiable como atractiva. Una vez que se le da cuerda, el mecanismo de 6. La caja de acero de los cronómetros mide 36, 42 o 44 mm. Con reminiscencias al diseño de un modelo de , este reloj tiene una caja de acero de 42 mm con un bisel giratorio de tiempo de inmersión y es resistente al agua hasta 30 bar. Su cronógrafo es. Tiene un funcionamiento de 54 horas con toda la cuerda. Zenith El Primero B Con motivo de su aniversario, Zenith ha lanzado un cronógrafo con escala taquimétrica para medir el promedio de velocidad. La edición especial de 45 mm es resistente al agua hasta 20 bar, con controles atornillados y el fondo transparente. El camarero sirvió la gaseosa. Karvel empezó a sorber el líquido, con parsim oni a, al tiempo que admiraba el paisaje. Nubes de raudo volar, destacaban su recortada blancura contra el azul inmaculado del cielo. Un viento afilado se elevaba desde el fondo del valle y sacudía el parasol de la mesa. Desde la zona de estacionamiento, llegaban hasta él los ruidos de los automóviles que iban o venían. El teniente Ostrander subrayaba pasajes de aquel tema musical indefinible, soltando de vez en cuando su aguda llamada del alce en celo. Un silbido penetrante, al que no tardaba en responder otro de las mismas características destrozadoras de tímpanos. Karvel levantó el vaso con aire resignado. En tales momentos se sentía inseguro, se balanceaba entre las glorias de la naturaleza y las vulgaridades del hombre. Y en grave peligro de desplomarse por el barranco de lo nefasto. Destinó la siguiente media hora a la noble tarea de compadecerse de Bert Whistler. Whistler no había deseado enriquecerse; de otro modo, no hubiera abierto su establecimiento a tantos kilómetros de la civilización. Pero, después, las Fuerzas Aéreas instalaron una nueva base en las cercanías y los ingresos del tabernero se remontaron hacia las alturas como un cohete. Karvel pensó que el dinero, ganar dinero, podía convertirse en una costumbre tan perniciosa como el vicio de drogarse. Aunque los denuestos de Whistler resultaban cómicos con mucha frecuencia, Karvel no había conocido otro hombre tan desprovisto de sentido del humor. Toleraba los chistes de los aviadores, no porque apreciase su gracia, sino porque nunca parecía captar la chispa o la segunda intención de las bromas. Era como un llamamiento retador para el espíritu competitivo de sus clientes. En la base, todo se hacía a golpe de silbato y la soldadesca se apresuró a escribir a casa pidiendo pitos, bocinas, sirenas, cuernos de caza, trompetas y todos los aparatos de armar ruido imaginables. Circulaba el rumor de que Whistler estaba pintando una pancarta, que colocaría sobre la puerta frontal de su establecimiento. Pero Karvel estaba convencido de que al propietario de la cantina le iba a faltar valor para poner aquel aviso. Al cabo de un rato, Karvel apartó de la imaginación a Bert Whistler y sus problemas, para contemplar a gusto, extasiado, la belleza del escenario campestre tendido frente a sus pupilas. La mano del hombre, normalmente corrosiva, se había manifestado benigna de modo extraordinario con aquel precioso valle. Las granjas eran prósperas y estaban bien cuidadas. Los bosquecillos que salpicaban el paisaje con generoso abandono, tenían el detalle de ocultar la mayoría de los edificios construidos por los labradores. Cabezas de ganado se diseminaban por laderas demasiado abruptas para permitir el cultivo de la tierra y pastaban la hierba silvestre que crecía por allí. El conjunto era apacible, estupendo y tranquilo. Daba una ilusión perfecta de perennidad. Uno podía mirar hacia otro lado o cerrar los ojos, con la absoluta certeza de que aquella hermosura continuaría invariable cuando volviese a proyectar la vista sobre el valle. La tarde fue transcurriendo poco a poco, despacio. Inclusive en un atardecer ventoso como aquel, el acontecimiento resultaba incongruente sin embargo no originó una impresión inmediata en la consciencia de Karvel. Eso impulsó a Karvel a ponerse en pie de un salto. La mitad de un bosquecillo se vino abajo y, en un abrir y cerrar de ojos, el pajar abandonado, en el otro extremo del valle, saltó hecho astillas y se desintegró. Karvel sacudió la cabeza. Era como una guadaña gigantesca, que lo segaba todo a su paso. Karvel forzó la vista, intentando avizorar qué había sido de los edificios de la granja, pero el arbolado formaba una cortina delante de las casas. Una punta de ganado salió despedida en varias direcciones y, un momento después, la destrucción llegó al borde contrario del valle y atravesó la granja de los Mueller. El granero se derrumbó y la casa quedó disuelta en medio de una nube de ladrillos disparados por el aire con inusitada violencia. Los edificios auxiliares y el silo de hormigón no sufrieron el menor daño. Lo tendremos encima dentro de unos minutos. Whistler se le quedó mirando, boquiabierto, durante varios segundos, y luego dio media vuelta y murmuró para sí:. La cortina de pinos jóvenes que había a la izquierda del patio se desplomó inopinadamente y una fuerza invisible se abalanzó contra Karvel. El impacto le dejó tendido en el suelo, a seis metros del punto donde estuvo de pie, aturdidísimo, y ensangrentado. El velador rodaba valle abajo, aunque el parasol y las botellas fueron lanzados hacia otra parte. La taberna continuaba incólume. Whistler acudió en ayuda de Karvel y le asistió mientras el comandante se levantaba. Ni siquiera oí un leve rumor. Karvel se abstuvo de contestar. El dolor de pecho se le agudizaba hasta la agonía cuando inhalaba aire. Tuvo la sensación de que su pierna izquierda, la sana, había sido arrancada de la articulación de la rodilla; y los ramalazos que torturaban diversos puntos de su cuerpo eran demasiado numerosos y estaban demasiado bien distribuidos para que mereciese la pena hacer un inventario de los mismos. Se enjugó con el pañuelo la humedad del rostro y se percató de que era sangre. Con el auxilio de Whistler, rodeó el inmueble de la taberna, rumbo a la zona de aparcamiento. Todos y cada uno de los pasos que daba constituía un refinado tormento y cada vez que respiraba el martirio era angustioso de veras. No obstante, se dio cuenta de que la ley de las compensaciones seguía en vigor. La intensidad de los dolores que acosaban su rodilla izquierda habían curado del todo el renquear de la pierna derecha, la artificial. En la parte alta de la carretera, una camioneta de carga había volcado sobre la zanja de la cuneta. Momentos antes, un automóvil lleno de soldados de aviación desembocó en la zona de aparcamiento. Karvel señaló a sus ocupantes el lugar del accidente de la camioneta y emitió una breve orden. Introdujo una moneda por la ranura y, no sin cierta sorpresa, comprobó que el aparato funcionaba. Llamó a la Base Hatch de las Fuerzas Aéreas y pidió que le pusieran con el oficial de guardia en el servicio de Operaciones de Combate. Me encuentro en la Taberna Rural de Whistler. Sugiero que dé una alarma general de tornado. Pongamos un cuarto de hora como margen de seguridad. Pero dé la alarma inmediatamente. Creo que por aquí ha habido bajas de personal civil y militar fuera de servicio, por consiguiente, necesitaremos todo el equipo y el elemento médico humano que pueda usted conseguir. Envíe todos los hombres de que pueda disponer, para que colaboren en la tarea de socorrer a los damnificados. La mayor parte de las granjas de esta zona han quedado gravemente afectadas. Se había cortado la línea. Karvel colgó el auricular y, con la ayuda de Whistler, avanzó por la repleta sala principal del establecimiento, hacia el Circulo de Oficiales. Ostrander se dedicaba a formar, con ademanes soñolientos, un monograma de "Oficial Piloto", a base de botellas de cerveza vacías. Karvel limpió la mesa mediante un gesto disgustado. Busque supervivientes. Ostrander se puso en movimiento. Es posible que encuentre varios automóviles destrozados y un montón de edificios en ruinas. Obre en consecuencia, de acuerdo con su propio criterio. Transmita informe sobre lo que descubra y particípenos la situación de los lugares donde hagan falta ambulancias y suministros médicos. Tal vez se vea obligado a convertir la casa en hospital interino. Vaya a contar a su esposa lo ocurrido y déjela al cuidado de todo esto. Diríjase luego a la base y trate de convencer a alguien de que hemos sufrido un desastre de importancia. El idiota que estaba de guardia en el servicio dé Operaciones de Combate no quiso creerme. Karvel vio partir a la patrulla del teniente Ostrander y ayudó al sargento a organizar la fuerza de rescate y a ponerla en camino. Bert Whistler contempló la escena en silencio. No fue un tornado. Acérquese usted a la base y meta allí mucho ruido. Insista en entrevistarse con el coronel Frazier en persona y dígale que va de mi parte. Whistler asintió con la cabeza y le ayudó a acomodarse tras el volante del coche. Un cuerpecito infantil yacía en el suelo, cubierto en parte por una guerrera de las Fuerzas Aéreas. El resto de la familia o ha muerto o permanecen inconscientes. No se oye ni un susurro. El teniente había dejado de ser el dicharachero bufón de la llamada de alce. Dirigió una orden en tono brusco a un par de muchachos, que se esforzaban con una viga suelta, y salió corriendo para echarles una mano. Karvel le observó aprobatoriamente. Se dijo que tendría que escribir una carta encomiando la actuación del teniente Phineas Ostrander Contuvo el impulso de acudir en auxilio del trío. Estaba seguro de tener por lo menos una costilla fracturada y se sorprendió a sí mismo dando un respingo previo a la profunda aspiración de aire que el cuerpo le pedía. De la herida de la cabeza continuaba brotando sangre. Había dejado la chaqueta en casa de Whistler y en aquella punta del valle que el sol p oni ente no caldeaba desde hacía un buen rato, pronto empezó a sufrir escalofríos. Puso en marcha el motor y conectó la calefacción. En la granja inmediata, sólo un granero de maíz resultó dañado. Karvel pidió al labriego y a sus tres hijos que fueran a ayudar a Ostrander. Luego reanudó la marcha. Se detuvo una vez y, tras apearse penosamente, fue a examinar un automóvil destrozado junto a la cuneta, pero sólo permaneció allí el tiempo justo que necesitó para asegurarse de que el hombre, la mujer y los niños que ocupaban el vehículo estaban muertos. De cualquier modo, tampoco le hubiera sido posible sacarlos del interior del coche: hacía falta, para ello, sopletes y herramientas cortantes. Hizo dos breves altos para mirar en derredor. El sudario de la muerte flotaba, denso y pesado, sobre la campiña lacerada, puñados de reses yacían inertes por diversos puntos, con las entrañas fuera de sus aplastados cuerpos. Había un coche aparcado en el lugar donde la carretera se nivelaba y un grupo de lívidos aviadores hacía cuanto estaba en su mano, ante el edificio de una granja deshecha. La furia empezó a desencadenarse en las proximidades de aquella casa y relatar el espanto de su violencia era algo que desafiaba a la imaginación. Un sargento de estado mayor reconoció a Karvel y corrió para informarle. Quebró una rama seca, para utilizarla a guisa de bastón, y atravesó la carretera cojeando. Se aventuró por un pastizal, hizo un alto para ponderar la naturaleza de una fuerza que podía arrancar de cuajo los postes de las cercas de alambre espinoso. Llegó al riachuelo y lo cruzó. Se sentó encima de él y, casi sin poder dar crédito a sus ojos, examinó el desmenuzado tronco y el astillado borde del tocón del que fue desgajado. Continuaba allí una hora después, cuando el coronel Frazier, comandante en jefe de la Base Hatch de las Fuerzas Aéreas, se le acercó, en compañía de su oficial de información, el comandante Wardle. El coronel le preguntó que qué diablos creía estar haciendo y Karvel se limitó a sacudir la cabeza y a dar la callada por respuesta. Había visto la esfera de color negro azulado, que descansaba en el fondo de una hondonada, a cosa de quince metros de distancia. A Karvel le extrañaba mucho su presencia, pero se consideró incapaz de aproximarse y echarle una mirada de cerca. Este capturó el insecto antes de que pudiera alejarse revoloteando, y se dedicaba a observarlo en el momento en que se presentó el coronel. Si la esfera constituía un adorno improbable para un paisaje rural, aquella mariposa representaba una franca imposibilidad. Gerald Haskins permanecía sentado pacíficamente en un rincón del despacho del coronel Frazier. Los coroneles habían vuelto a enzarzarse en otra discusión, pero Haskins les concedía escaso interés. En realidad, a Haskins sólo le importaban dos clases de personas: las que podían decirle lo que deseaba saber y las que estaban en condiciones de hacer algo que él quería que se hiciera. Aquellos militares no entraban en ninguna de las dos clasificaciones, pero eso no sorprendía ni decepcionaba a Haskins en contadísimas ocasiones, si bien, eso sí, le servían de ayuda para encontrar a la clase de personas que le interesaban. El coronel Frazier los llevó de inmediato a dar un inacabable paseo por el campo y los pies de Haskins habían quedado muy resentidos tras la caminata. No experimentaba rencor alguno, pero tenía sus dudas acerca de que aquello hubiera sido imprescindible. Estaba matando el tiempo, a la espera de que surgiese alguna persona interesante, predispuesta a contarle lo que era procedente hacer. El coronel Frazier manifestó su conformidad con un asentimiento de cabeza. El coronel del Ejército, que desplegaba la etiqueta de reticencia castrense exigible al parecer a un invitado que se movía por un terreno extraño a sus atribuciones, se creyó obligado, pese a todo, a intervenir con una suave protesta:. No creo que haya habido nunca un solo jefe que le atribuyera una calificación inferior a sobresaliente. Pero una buena descripción no es sinónima de explicación razonable o absoluta. Haskins se inclinó hacia adelante. Las patas delanteras de la silla chocaron, contra el suelo provocando un golpe sordo que produjo tres irritados fruncimientos de ceño. Se trata de un oficial en retiro Formaba parte del nuevo equipo de astronautas y realizaba una labor impresionante, como todo el que le conociese esperaba de él. Pero se vio complicado en un monstruoso accidente automovilístico. Mejor dicho, fue a parar a una zanja al hacer una maniobra violenta, con la que pretendía evitar que su vehículo participase en un accidente que ya había tenido efecto. Salvó varias vidas y confío en que ello le sirva de consuelo, dado que perdió una pierna en el percance. Naturalmente, la N. Sucede que ese hombre no pertenece al tipo burócrata. Vive en un campamento para remolques próximo a la base y mucho me temo que se haya metido en el cangilón de una noria que desciende hasta el Averno y no vuelve a subir. Es una condenada vergüenza. Fue también la primera. Aprendí a.. En la rodilla. Si sabe lo que eso significa Karvel tiene también fracturadas tres costillas y un chirlo bastante feo en la cabeza, con la correspondiente conmoción. Pero no sé qué tratamiento requieren las costillas y las contusiones. Lo verdaderamente asombroso del caso es cómo pudo llevar a cabo todo lo que hizo, en las condiciones físicas en que se encontraba. Realizó un gran esfuerzo. Fue suya la idea de enviar equipos de reconocimiento. Pensó que la ruta destructora trazaba una espiral perfecta, con esa maldita esfera Con el objeto no identificado en el punto central y, de acuerdo con todos los informes recibidos hasta el presente, tuvo razón. Nada desmiente esa hipótesis. La fuerza X circula a increíble velocidad. Forma una espiral en constante ampliación, con espacioso boquete. No produce el menor ruido y es invisible. Whistler nos dijo lo mismo que Karvel y nada de lo que refirieron nos sirve de ayuda para deducir en qué consiste la fuerza X. Los otros coroneles asintieron y se levantaron. Haskins continuó sentado. Siguió contemplando pensativamente la colilla de su cigarro. Una vez establecida la línea, no malgastó palabras. Retirado de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos por incapacidad física. La maquinaria. Gerald Haskins tenía su propia perspectiva sobre el encasillamiento general de las cosas. Tener un trozo de aparato bien seguro en la mano, para empezar a desarmarlo, y ser incapaces de ponerle una etiqueta que lo defina mejor que las palabras "objeto no identificado", era algo que estaba a la altura de la ineptitud militar. Se alegró de que se encargaran del desguace sus propios hombres, jóvenes e inteligentes, elegidos cuidadosamente de entre las dos clases de personas que le interesaban. La esfera descansaba en el centro aproximado de la estancia, rodeada de bancos de trabajo, equipo de laboratorio y diecisiete científicos, cada uno con su buena dosis de desconcierto a cuestas. Como un solo hombre, todos decidieron hacer caso omiso de la pregunta y de quien la había formulado..

El borde externo de un disco situado a dos centímetros y medio del centro apenas da una vuelta de ocho centímetros de señorita jr adolescente desfile tubo nudista. De no ser así, me hubiera dado la clara impresión de que la espiral frenaba su impulso, a medida que se iba alejando del centro. Lo cual no es óbice para que siga siendo imposible. Para cuando llegó a la propiedad de Whistler, esa fuerza, o su fondo, se había elevado hasta la cintura de un hombre.

Ford Escort frenos de tambor 1999

Mis costillas fracturadas lo demuestran. Esa herida se me produjo al derribarme la fuerza X, o al chocar contra el suelo señorita jr adolescente desfile tubo nudista me derrumbé.

Sucedió una breve pausa silenciosa, a la que puso término el coronel Vukin con las palabras:. El coronel Stubbins correspondió con una mirada llameante y volvió a proyectar su atención sobre Karvel. Los daños que ocasionaba fueron reduciéndose de manera continua, hasta interrumpirse del todo.

Free download porn scandal in delhi

La potencia estaría en proporción directa respecto a la velocidad. Un disco de gramófono. Estoy dispuesto a jurarlo. Si le parece imposible, cíteme una sola cosa acerca de esa fuerza X que sea posible.

Huge booty milf pics

En lo que hace referencia a esas revoluciones regulares, quiero decir. Whistler pasaba por la puerta posterior y me oyó. Salió a ver que ocurría. Dice que echó a correr, pero cuesta trabajo creerlo.

p pGegen diese beziehungen zuletzt ich ihn ab jahren geglaubt, dass die komplexität von guernsey ist.

Andando con viveza, cubrió el trayecto en menos de diez segundos. Durante otros veinte segundos mas, continuó siendo visible la espiral, la granja de los Mueller resultó damnificada y comprendí que la taberna corría peligro.

legs blond wide pics legs blond wide 18 leg pics wet wide open 12 spreading pics. Sex filme beim oralsex grindr mädchen schwanz ihn untereberfing begleitet heiße Brünette Mädchen Porno.

Dije a Whistler que ordenase a todo el mundo que se refugiara en la bodega y me dispuse a retroceder. Fue entonces cuando me alcanzó.

Download moral man immoral society

Pongamos otros quince segundos. Pero lo v.

Mexican teens porn

Al seguir un curso en espiral, la fuerza X recorrió probablemente Contra un blanco específico, su eficacia dependería del acierto del tiro. Etiquetas: prometido de 90 días, k 1, k 1 visa, k1, visa k1, visa conyugal, parejas internacionales, relación a larga distancia, señorita jr adolescente desfile tubo nudista de larga distancia, gran ed, prometido de 90 días antes señorita jr adolescente desfile tubo nudista los 90 días, antes de los 90 días, ed de 90 días prometido, 90df, ed y rose, rosemarie y ed, big ed mayo, halik, puedo haberte halik, eres feo, ed, ed mayo, 90df antes de los 90 días temporada 4, sin cuello.

Etiquetas: la cuarentena de no pudo detenernos cuando nos casamos, de boda cuarentenade cuarentena para parejas, just married, novia en cuarentena,la cuarentena no pudo detenernos, recién casada, despedida de soltera, divertida, de boda unisex, oneymoon, de parejas, de la boda, de compromiso, de novios, a juego, conjunto de pareja, de read more de luna de miel, encontré mi langosta, futura esposa, futuro esposo.

  • German mature swinger org
  • Lugares para reunirse para tener sexo en Second Life
  • Bowden Karvel emergió trabajosamente desde las vaporosas profundidades de un sueno alcohólico y dio su primer paso de la jornada sin caerse de bruces.
  • Camisetas del tema Parejas impresas por expertos en prendas producidas de manera ética.
  • Big boob movie star nude
  • Camisetas del tema Parejas impresas por expertos en prendas producidas de manera ética.
  • Black deepthroat slutload
  • Esperamos que disfrutes de este manual subversivo del siglo XXI. Encontramos héroes modernos que ponen el grito al cielo.
    • FURIA INTEMPORAL
    • Mamada colección amateur
    • Pola 24 horas en Corrientes
    • Sheridan College clases de educación para adultos

Etiquetas: chica chismosa, xoxo, te amo, chuck y blair, tres palabras, dilo, amor, here, corazones, par de citas, blake lively, leighton meester, penn badgley, serena van der woodsen, blair waldorf, humphrey dan, chuck bass, nate archibald, taylor momsen, westwick ed, vanessa abrams, eric van der woodsen, jenny humphrey, nueva york, lado este superior, serena, blair, the cw, cw, flores, programas de televisión, cotizaciones de señorita jr adolescente desfile tubo nudista.

Elizabeth, Darcy, Jane y Bingley. Etiquetas: xayah, rakan, lol, league of legens, game, love, videogame, rpg, pareja, gamer.

Sexy vibeo Watch Pulgares de película de sexo joven Video Swap fuck. Con orgullo reconozco su influencia huasa dentro de mí. Mi primera infancia transcurrió, por lo que después supe, en plena crisis. Nunca me di cuenta. Al contrario, lo encontraba entretenido que no hubiera pan y que este se hiciera en la casa. Lo asaltaron los mineros cesantes que venían de las salitreras. Solución; que fuera conmigo, pues de esa manera no se iba a arriesgar. Vi, como unos carretones, llenos de arena, la iban desparramando por las calles. Después supe, que era para que no resbalaran los caballos de la policía. En lo que tiempo después, identifiqué como Estado con Huérfanos, vimos a un carabinero montado, batiéndose con su lanza contra una multitud enardecida. Realmente el jinete era un diestro combatiente. Él se defendía con la punta de su lanza, y con el regatón, cuando lo atacaban por la espalda. El hombre realmente sabía usar la esgrima de lanza. Es deportado a la Argentina con camas y petacas, la Ester era una de sus empleadas y lo acompañó al destierro, al cuidado de algunos de los niños del general y la señora Graciela. Años después, esta Ester, trabajó en la casa de mis padres y nos contaba detalles, del viaje hacia la Argentina. Todo este período de la historia de Chile, lo vivimos en una casa enorme, de tres pisos, en la calle Claras , hoy Mac Iver, al llegar a Esmeralda. El país se debatía en medio de una crisis política, social y económica. Subían y caían gobiernos. Yo seguía oyendo cosas que no entendía, por ejemplo, la Cosach. Siempre creí que esa palabra era la que causaba todos los conflictos y preocupaciones de los grandes. No se casó para estar siempre junto a mi hermana y a mí. Una santa. El Tata ya había perdido todo. Cuando se ponía el sol, se escuchaban los gritos de los canillitas, anunciando ediciones extraordinarias de los diarios, éstos los llamaban Suplementos. Era el medio para informarse. Nació en esos días. Todo dependía de las noticias y su importancia. Conmoción causó la presencia de un avión rojo, no identificado, que volaba sobre Santiago. Cuando la Fuerza Aérea salió a interceptarlo, se perdió entre los cerros de la pre-cordillera. A todo este panorama de incertidumbre, inquietud y pobreza, que afectaba a todo el mundo, en el caso de mi familia se acrecentaba por un motivo particular. No se sabía nada de él, por que estaba acuartelado. Una bala lo había herido. Lo mandaron a su domicilio porque la enfermería de la unidad estaba repleta. Providencialmente, un antiguo empleado doñihuano de mi abuelo, vino a verlo, trayéndole tortillas de rescoldo y un costillar de chancho. El hombre, como era ocurrente, también trajo un chiquito de chacolí. Esa noche, Hernancito fue agasajado con un verdadero banquete. En la sobre mesa, hablaba de mi coronel. Supimos que era el coronel Marmaduque Grove Vallejos, que era el factotum de todo lo estaba ocurriendo. Grove era odiado por sus detractores. Presidió el primer gobierno socialista en Chile, el cual duró unos pocos días. Era un distinguido oficial egresado de la Escuela Militar, dominaba varios idiomas, entre otros, el griego. Al frente de nuestra casa, vivía don Pedro Aguirre Cerda y la señora Juanita. Siempre creí que ella era la Gabriela Mistral. A propósito, la Marta Rivas, la esposa de Rafael Agustín Gumucio, el hijo del famoso líder conservador, siempre fue una mujer con gran encanto y sentido del humor, un día nos dijo:. Bien intencionado, pero no siempre muy feliz al elegir sus opciones. En su calidad de presidente de la juventud del Partido Conservador, estaba en la Moneda, cuando en las calles la violencia arreciaba. El presidente Montero lo hizo pasar a su despacho, donde el mandatario se encontraba acompañado de algunos ministros. Las grandes puertas del Palacio Presidencial, se encontraban cerradas y con fuertes trancas, La guardia se parapetaba tras unos sacos de papas, porotos y otras menestras, que se habían traído de la cocina. Se produce una pausa y luego el estruendo: las puertas de la Moneda habían sido derribadas de cuajo. Hubo pocos disparos; la guardia fue copada, felizmente sin bajas. La zalagarda se sentía subir por la escala de piedra que conduce al despacho del presidente. A medida que la turbamulta avanzaba, por cierto que la bulla iba creciendo. Por fin llegaron frente a la puerta, que estaba cerrada: guardaron silencio, este fue interrumpido por unos discretos golpes en la puerta. El Presidente Montero dijo en voz alta:. Tomó su abrigo, bufanda y sombrero y salió de su despacho y de la Moneda. El comandante de esta unidad blindada era el Guatón Lagos, coronel, el cual por su volumen y corpulencia, no cabía en los tanques. Éstos marchaban por la calle, mientras él, lo hacía a pie por le vereda. Desde niño me interesé por los hitos históricos. Por las fechas y los acontecimientos; por las efemérides y las conmemoraciones. Un hecho, lejano en el horizonte, era el Cuarto Centenario de la Fundación de Santiago, el cual me llenaba de curiosidad por los festejos que intuía. Por fin llegó el 12 de febrero de A esos años, el tiempo avanzaba muy lento. Ahora galopa y nadie lo detiene. Al menos, en mi generación, del Silabario Matte se pasaba al Libro de Lectura , de ahí al Peneca , para, finalmente arribar a El Mercurio. Con Doña Crisanta, su esposa, gruñona y violenta, haciéndole la vida imposible al pobre don Fausto. Facundito y su eterno idilio con Rosita; y no olvidemos a Eufrasia, atractivo personaje dominguero. Sin duda la lectura permanente de este Diario, nos creó una suerte de cultura, un adiestramiento, tanto es así, que habiendo habido otros excelentes periódicos en el país y en el extranjero, uno no se acostumbra a su lectura. Le respondí:. Mis vínculos con este diario, han sido variados. Se estrecharon estas relaciones con El Mercurio , cuando tuve la oportunidad de fundar El Mampato , publicación infantil que aparecía los miércoles, junto a cada ejemplar del Diario. Finalmente, fuera del aspecto administrativo, que significa ser subscriptor, conservo en mi poder un diario histórico. A pesar que yo tenía 13 años de edad, me interesé sobre manera con este ejemplar y lo guardé. Lo he tenido en mi poder, durante sesenta años. Lo han conocido mis hijos, y ahora mis nietos. Me voy a permitir reseñar, someramente, algunas secciones. En la portada aparece a gran tamaño, una fotografía del cuadro la Fundación de Santiago pintado por don Pedro Lira Rencoret. Olea y otros. Sus escritos se refieren a las viejas costumbres nacionales, la ropa, los primeros planos de la ciudad, las comidas, las construcciones, los antiguos nombres de las calles, fiestas y tradiciones. Junto a lo citado, se muestran hermosas fotografías, de muy poca divulgación: La Iglesia de la Compañía después del incendio, el Cerro Santa Lucía rodeado de las primeras casas aledañas, diversos rincones y esquinas de nuestro viejo Santiago. El Deporte, como siempre, era noticia ese miércoles 12 de febrero de Para deleite de los aficionados, estos fueron los equipos. Argentina: Estrada, Salomón y Alberti. Línea Media, Sbarra Minella y Videla. Delantera, Belén, Moreno. En , jugó por la Católica: Marvezzi, Sastre y Arlegui. Una plaza. La Vida Social no podía estar ausente. La Parroquia del Sagrario, contigua a la Catedral, invitaba a la celebración de sus propios años. Ese día del Cuarto Centenario de Santiago, el diario comunicaba los funerales de cuatro personas. Se destacaba una encendida proclama del Alcalde Metropolitano, don Rafael Pacheco Stay, a los santiaguinos. Sin duda había un clima de fiesta y alegría. En el Teatro Municipal, la Orquesta Sinfónica, bajo la batuta del prestigioso director vienés, de fama mundial, Erich Klaeiber y actuando como solista, la insigne pianista chilena, Rosita Renard. Los cines capitalinos programaron sus mejores estrenos. Hasta aquí, en apretada síntesis, lo que hizo El Mercurio con motivo de este Cuarto Centenario. Creo que esta edición que comentamos, deja la vara muy alta para futuras celebraciones. Soy lector y subscriptor antiguo de esta publicación diaria. He recordado algunos lazos que me unen a El Mercurio. El Hermano Bernardo, como lo llamaba Ricardo Boizard, Picotón, dentro de sus amables y sonrientes maneras, eran una fuente inagotable de chascarros, situaciones humorísticas, de preguntas insólitas, de salidas memorables. Mientras esperaba que se abriera el teatro, me ubiqué en la rotonda central al pie del monumento del general Baquedano. De pronto una moto anunció su llegada, con el típico estruendo. Por lo resbaladizo del pavimento, moto y motorista rodaron por los suelos. Me acerqué para socorrer al piloto. Se puso de pie, me agradeció mi intención, y montando en su vehículo me gritó:. Raudamente repitió la pasada del estropicio. Y suerte aciaga, se volvió a caer. Mejor me hice el leso, para que no se acholara. Leighton subió al escenario de abrigo y gran bufanda. Comenzó su discurso. Su adversario era candidato de gobierno, por lo tanto tuvo que referirse al presidente:. Bernardo atendía en audiencia a algunos sacerdotes. Éstos vestían sotanas negras, abotonadas a todo el alto de la prenda, faja y teja sombrero clerical. En un momento aparecieron los sacerdotes. Una de las mencionadas al notar la sotana con esa larga hilera de botones, le dijo a la otra:. Mi tío abuelo, don Toribio Ureta Valdivieso, era muy amigo de don Arturo. Con cierta frecuencia, jugaban ajedrez en la Moneda. Una vez me llevó. Era la primera vez que me acercaba a la Moneda. El presidente me hizo servir unas ricas galletas de champaña. Con mi tío Toribio, se sentaron en una salita, donde ya estaban las piezas listas en el tablero. El presidente me invitó a que saliera a caminar por las diversas salas y corredores, y así no me aburriera. Uno de los empleados me pasó unas revistas con monos en colores. Solamente miraba los monos, porque todavía no leía muy bien. Volví a donde estaban jugando. Mi tío sonreía, mientras don Arturo, bufaba. Se pusieron de pie y nos encaminamos hacia la escala que conducía a la puerta, de Morandé Mi tío Toribio había dejado su elegante coliza, un sombrero de paja que se usaba desde la primavera hasta el verano, en una silla del vestíbulo. El Presidente ya había, aparentemente, aplacado su furia. Sonriente y dicharachero nos acompañaba para despedirnos:. Y diciendo esto. Se sienta en la primera silla que encontró. Por cierto que se instaló encima de la coliza de mi tío, haciéndola pedazos. Pidió perdón y para que no se fuera don Toribio a cabeza pelada, cosa inaudita en esos años, pidió un automóvil para que fueran a dejar a mi tío. Se pone furioso cuando pierde. Estando a punto de cumplir cuatro años, mis padres consideraron que ya era tiempo que iniciara mi vida escolar. Sin reparar que era de monjas y para niñitas, me quisieron matricular en él. Como diríamos, en procaces términos actuales, las monjitas tienen que haber hecho una tapa que se escuchó hasta en San Bernardo. Ahí me matricularon y entré a kindergarten. A lo mejor alcancé a ser condiscípulo de Julito Martínez. Me acuerdo de una clase donde el padre, nos contó que la Reina de España, había empeñado sus joyas para ayudar a Cristóbal Colón. Nos cambiamos de casa, me sacaron del colegio y tuve clases particulares con la señorita Ida Belmar. Cuando hacíamos Tertulia en T. Tiempo después entre a San Ignacio, colegio que había sido de mi padre y de mi abuelo. Veraneo en Cartagena. En esos años, este era el balneario preferido por las familias de Santiago. Terminada la faena, se les marcaba: Alameda-Cartagena. Otra parte del rito del traslado a veranear, con camas y patecas, consistía en que una de las empleadas, saliera a buscar una carretela para llevar los bultos hasta la Estación Central. La misma muchacha viajaba junto al carretelero, con toda dignidad, en el pescante del vehículo. Llegar con los bultos y las maletas, desde la Estación de Cartagena, a la casa que habitaríamos, también tenía su encanto, al menos para nosotros los cabros chicos. Llegamos a nuestro hogar veraniego, ya bastante oscuro. En la dichosa casa la luz estaba cortada, por un problema técnico. La gente de la compañía eléctrica le creyó, y tuvimos luz en media hora. Dicen que serían las tres de la mañana, cuando fuertes golpes en la puerta, nos despertaron a todos. Una vecina estaba con dolores de parto y no había nadie que la atendiera. El alumbramiento fue un éxito. Mis padres y la empleada, se quedaron a desayunar en casa de la feliz madre. La estadía veraniega siguió con toda normalidad y agrado: baño de mar en la mañana, fricciones con agua salada, pan de huevo y vuelta a almorzar. Cuando amanecía nublado, nos ponían chombas y salíamos a caminar. Guitarra, acordeón y canto. Cada cual hacía su gracia. Había un joven argentino que tocaba guitarra y cantaba. Se llamaba Carlos; me costó convencerme que no era Carlos Gardel. Willy Arthur contaba de haber visto, en la playa Grande del balneario, a una robusta señora, la cual hizo armar un catre de bronce, de plaza y media, en la arena. Mi cultura musical en esos días, pasaba por dos discos que se tocaban mucho en mi casa: Celeste Aída , interpretado por Carusso, con una etiqueta azul al centro, y El Tortillero , cantado por los Cuatro Huasos. Etiqueta negra. También recuerdo una canción, que se tocaba con orquesta y serrucho, cuyo nombre era Nerón. La letra era increíble:. Tengo el disco. Estuve pensando si me encargaría uno cuando iba camino al circuito de Nürburgring. Hoy voy a tener una respuesta. Para cada modelo de Porsche hay un mejor tiempo en el Nordschleife, marcado por un especialista en el circuito y en las condiciones ideales. Nadie lo pudo superar. Alguna vez Walter Röhrl, también hace ya diez años, marcó un tiempo de 7 minutos y 28 segundos sobre este trazado de Fue el segundo mejor tiempo de todos sobre un Porsche de serie. El mejor tiempo de este naranja de hp de potencia: 7 minutos y 20 segundos. Jaula de seguridad y sistema de audio hi-fi, rendimiento de carrera y mejores prestaciones: el Porsche combina lo mejor de dos mundos. No soy un especialista en el trazado Nordschleife, incluso me han sobrepasado unas cuantas veces aquí. Me gusta estar en Eifel. Generalmente memorizo con facilidad los trazados que son nuevos para mí. Con un par de vueltas suele ser suficiente. Sin embargo, el Nordschleife de Tienes que evitar las ondas en el pavimento para sobrevivir. Y de estos hay muchos. Eso es lo que tiene de especial el equipo de desarrollo de Porsche. Hay que hacer lo que ellos dicen. Aun así, aquel día estaba feliz de que nadie esperara de mí un récord de vuelta. Confiaba absolutamente en conseguir 7 minutos 40 y después de un día de entrenamiento con el coche, también estaba seguro de bajar los 7 minutos Entretanto tengo cuatro de ellos. Cuando lo puse en marcha sonaba en el equipo de audio hi-fi lo que sólo se puede escuchar en Alemania, Scorpions o algo así. Aunque es técnicamente posible, no tengo por qué probar todo. La radio y el trazado Nordschleife son incompatibles y no me refiero otra vez a Scorpions. El GT3 RS viene exclusivamente con una transmisión de doble embrague de siete velocidades, que es operada a través de las levas de cambio. Sin embrague ni palanca de cambios, las dos manos en el volante —algo ya conocido por mí. Qué hay que considerar, pregunté, si el motor y el aceite se recalientan. Nada, dijeron los chicos de Porsche, sólo diviértete. Justo al principio del Nordschleife espera la primera trampa: en la primera curva a la derecha hay un bache que hay que esquivarlo yendo por el interior. Luego desciende hacia Hatzenbach, sigue a la derecha, para a continuación encarar la recta. La siguiente curva a la derecha es doble y se hace sin reducir la marcha. Salió perfecto. Ahí es divertido por primera vez. En la parte trasera ruge el motor, hay que frenar fielmente. Sí es cierto. El alerón trasero ajustable caracteriza a los modelos GT3. La radio y el trazado Nordschleife son incompatibles y no me refiero a Scorpions como ves la ladera de frente frenas de golpe, aunque la compresión en ambas aberturas de la trompa sea tan agradable en ese momento. Para mí es imposible recordar el nombre de cada pasaje. Es increíblemente agradable cómo el GT3 RS sigue el trazado tan preciso y obediente, cuando se trata de un auto normal de calle en el que puedes escuchar a Scorpions en la radio. Antes del sector Brünnchen sentí un ruido feo, el spoiler delantero tocó el suelo cuando entré en la. El tiempo no lo quiero saber. Hoy no estaba pensando hacer un récord. Tendré que meditarlo bien. Schwedenkreuz, Carrusel Caracciola, Brünnchen Por eso el Nordschleife, casi a diario, le ofrece a sus fans la oportunidad de experimentar la fascinación de hacer un paseo turístico en el circuito con su propio auto. Toda la información en: www. Los mejores regatistas del mundo llevan al límite a sus embarcaciones y arriesgan sus propias vidas. Las paredes de agua de la altura de una persona casi arrastran consigo a los regatistas. El equipo Brunel parece estar casi hundido en las aguas del famoso Cabo de Hornos. Uno de los escasos momentos de tranquilidad a bordo del equipo Dongfeng. Un lapso de tres horas de sueño es una bendición para los agotados regatistas. El mar se estrella contra las paredes sin aislamiento del yate de carreras. El equipo Abu Dhabi Racing frente a la costa de Brasil. El tiempo del Abu Dhabi en su etapa ganadora: apenas 19 días. El viento refresca, cada segundo es valioso, cada maniobra debe ser exacta. David Swete denota fatiga en su rostro. La Volvo Ocean Race implica muchas cosas: peligro, aventura, velocidad, a veces locura, pero nunca es placentera. La palabra confort no existe. La embarcación estadounidense fue la primera en rodear el temible Cabo de Hornos. El sol, el agua de mar y la increíble fuerza de la naturaleza dejan su huella. Las historias de los deportistas en el muelle de Alicante, mientras las gaviotas pasan graznando estridentemente sobre ellos, podría hacernos pensar que se trata de algo masoquista. Cuentan del calor y el frío, de tempestades y peligro mortal. Uno se acostumbra a no pensar. Es algo bueno, ya que pensar también podría significar preocupación. Los regatistas viven semanas en sus embarcaciones de 20 m, nueve personas hacinadas en pocos metros cuadrados. Se pasan el día con la ropa empapada. Duermen con el miedo de embestir en la oscuridad —a 30 nudos— un contenedor a la deriva o una ballena durmiendo, lo cual terminaría en un desastre. Fruncen el ceño cuando piensan en cómo chupan espaguetis de una especie de tubo. Sobre el estrés de la carrera se puede escuchar que a algunos incluso les deja de crecer la barba o que otros en algunas etapas perdieron hasta diez kilos de peso. El peligro acecha a cada minuto de la carrera. A finales de noviembre de , relativamente poco después de la largada, el pelotón se redujo de siete a seis yates. El casco de la embarcación Vestas Wind fue destrozado por un arrecife al noreste de Mauricio, en el océano Índico. Antes de que la tripulación haya sido rescatada temprano por la mañana, tuvieron que pasar la noche al lado de su embarcación. La ausencia de cualquier tipo de aislamiento en las embarcaciones hace que la vida a bordo sea una tortura. El paisaje sonoro va desde un chapoteo pacífico hasta ensordecedores. El regatista francés de 31 años Yann Riou es, por así decirlo, el hombre de los medios a bordo del equipo franco-chino Dongfeng. Riou tuvo su cuota de adrenalina al oeste del Cabo de Hornos. Realmente terribles son sólo los primeros días, después uno se acostumbra a todo. Por aquel entonces, este joven de Minnesota compartía su domicilio con esta clase de compañeros. Vivía en la playa de Maui dentro de una furgoneta destartalada y pasaba su tiempo libre preferentemente bebiendo alcohol y fumando mota. El dinero para estas cosas lo obtenía con empleos ocasionales de camarero. Supuestamente, para este tipo de citas Pratt suele echar mano a un vaso de whisky. Luce muy saludable, tiene una ancha espalda y brazos fornidos, que se asoman de las mangas de su camiseta polo. Este camarero ocasional sin hogar se ha convertido en una de las mayores esperanzas de Hollywood. Y en el futuro también quiere hacer el papel de Indiana Jones, siempre y cuando logre convencer a Steven Spielberg. Chris Pratt nunca quiso encajar en los estereotipos de la sociedad. Después de la preparatoria buscó seguir estudiando, pero lo dejó al cabo de un semestre. Su carrera como vendedor de cupones de descuento fue igualmente efímera. Mi madre se conmovió tanto con él que lloraba. Durante una noche de trabajo, la reconoció enseguida cuando fue a servirle una copa de camarones y la sedujo con todo su encanto. Al lado de Brad Pitt. No conseguía nada. Lo que no significa que Pratt haya sido un ególatra que se conducía sin frenos por la vida. Al contrario, demostró tener una sana distancia de su propia persona. Llevaba sentado cosa de tres horas en el jardín de la cantina de Whistler cuando empezaron a desencadenarse los acontecimientos, pero, como es lógico, no me pasé todo ese tiempo con la vista fija en una sola dirección determinada. Descansaba en el fondo de una depresión. Tiene que proceder de alguna parte, no iba a brotar del suelo. Si descendió suspendido de un paracaídas, por ejemplo. Por otra parte, el radar de la base hubiera captado la presencia del aparato. Y la esfera no llegó impulsada por su propia energía Un granjero cruzó por el pastizal, a bordo de un "jeep", poco después de la una de la tarde de ayer. Pasó a menos de seis metros del punto donde descubrió usted la esfera —lo hemos medido gracias al rastro de las ruedas —. Somos de la misma opinión. En cuanto a las condiciones de la hierba. Dejemos la cosa así. Fue como si le arrancasen el tronco por debajo. Como vi con posterioridad, las ramas superiores fueron a parar sobre el tocón, y la parte inferior del tronco quedó astillada, como si un gigante hubiese descargado sobre él un mazazo descomunal, con un martillo pilón de tamaño inconmensurable. Salió del valle por la vecindad de la granja de los Mueller, pero volvió. No la vi de nuevo hasta que me alcanzó. Y tampoco volví a verla después. Para cuando Whistler me ayudó a ponerme en pie, había desaparecido definitivamente de mi vista. No, señor. Todo lo que vi fue lo que hizo. Si ello le sirve de algo, diré que la presentí. La fuerza X era invisible silenciosa, inodora y se desplazaba en espiral con rapidez. Los otros supervivientes no vieron, oyeron ni olieron nada y las brigadas de reconocimiento confirman la espiral. Pero puedo ofrecerles unas cuantas conclusiones. O hipótesis. Me atrevo a decir que esa debilitación paulatina fue una suerte para mí. Si l fuerza X me hubiese golpeado con la potencia de impacto que tenía en el valle, mi aspecto, cuando me encontraron, habría sido el mismo de las reses despanzurradas sobre los pastos. Y otro detalle, aunque la fuerza debilitaba su vigor, no ocurría igual con su rapidez. He reflexionado sobre ello e incluso lo debatí con Whistler. Ambos tenemos la absoluta seguridad de que la fuerza X no perdió ligereza. De hecho, su desplazamiento se aceleraba constantemente. Sólo pretendo describir lo que presencié. La mejor analogía que se me ocurre es la de la plataforma giratoria de un gramófono. El borde externo de un disco situado a dos centímetros y medio del centro apenas da una vuelta de ocho centímetros de longitud. De no ser así, me hubiera dado la clara impresión de que la espiral frenaba su impulso, a medida que se iba alejando del centro. Lo cual no es óbice para que siga siendo imposible. Para cuando llegó a la propiedad de Whistler, esa fuerza, o su fondo, se había elevado hasta la cintura de un hombre. Mis costillas fracturadas lo demuestran. Esa herida se me produjo al derribarme la fuerza X, o al chocar contra el suelo cuando me derrumbé. Sucedió una breve pausa silenciosa, a la que puso término el coronel Vukin con las palabras:. El coronel Stubbins correspondió con una mirada llameante y volvió a proyectar su atención sobre Karvel. Los daños que ocasionaba fueron reduciéndose de manera continua, hasta interrumpirse del todo. La potencia estaría en proporción directa respecto a la velocidad. Un disco de gramófono. Estoy dispuesto a jurarlo. Si le parece imposible, cíteme una sola cosa acerca de esa fuerza X que sea posible. En lo que hace referencia a esas revoluciones regulares, quiero decir. Whistler pasaba por la puerta posterior y me oyó. Salió a ver que ocurría. Dice que echó a correr, pero cuesta trabajo creerlo. Andando con viveza, cubrió el trayecto en menos de diez segundos. Durante otros veinte segundos mas, continuó siendo visible la espiral, la granja de los Mueller resultó damnificada y comprendí que la taberna corría peligro. Dije a Whistler que ordenase a todo el mundo que se refugiara en la bodega y me dispuse a retroceder. Fue entonces cuando me alcanzó. Pongamos otros quince segundos. Pero lo v. Al seguir un curso en espiral, la fuerza X recorrió probablemente Contra un blanco específico, su eficacia dependería del acierto del tiro. Contra una diana extensa, como un centro de población, los daños que ocasionaría me aterran. El objeto no identificado pudo tener por blanco la Base Hatch de las Fuerzas Aéreas, aunque esta base no es tan importante como todo eso. Las consecuencias militares Comandante Karvel, suponemos que el ONI y la fuerza X representan causa y efecto, dado que la situación del objeto no identificada era el centro exacto y preciso de la espiral. Si recuerda alguna otra cosa, quiero que me la comunique de inmediato. La sargento Gore cerró su libreta de taquigrafía con sonoro chasquido y le siguió. El coronel Frazier se llegó a la cama. Manifestó en voz baja:. La rapidez con que reaccionó usted, la prontitud con que puso en movimiento las patrullas de rescate es algo que sirvió para salvar algunas vidas Por no mencionar la ayuda y consuelo que se llevó a los heridos, en un espacio de tiempo inverosímilmente corto. Deseo también presentarle mis excusas por lo que le dije anoche. Al reflexionar, he llegado a la conclusión de que usted no contaba con medios de ninguna clase para saber si la fuerza X alcanzaría o no la base y, teniendo en cuenta la destrucción que había presenciado, en la duda, adoptó la medida apropiada al sugerir que se diese una alarma de tornado. Gracias, señor, pero ese mérito le corresponde a usted. Me convenció anoche de que debía hacerlo. El coronel Rogers aguardaba en el umbral. Frazier asintió y abandonó el cuarto. Haskins acercó la silla a la cama y se sentó tranquilamente. Cuando el coronel Vukin avanzó sobre él, Haskins dijo en tono jovial:. No formo parte de la cadena castrense. Tengo que formular una pregunta al comandante. Volvió la cabeza hacia Haskins —. Haskins notó que, inconscientemente, llevaba la mano hacia el bolsillo, para sacar un cigarro. La retiró, de mala gana. Karvel sostuvo con firmeza la mirada de Haskins. Vukin se retiró, mientras murmuraba algo que Haskins no pudo entender. Una enfermera abrió la puerta y se excusó:. La puerta volvió a cerrarse. Los ojos de Karvel continuaron fijos, sin desviarse para nada. Haskins, que había dedicado muchas horas de su vida consciente a justipreciar de forma minuciosa a los animales humanos que atraían su atención, se percató de que en aquel momento le estaban analizando a él y eso le molestó bastante. Sus cartas credenciales deben producir cierto impacto; de otro modo, no habría llegado hasta aquí. En realidad, ni siquiera sé si estoy reprimiendo algo articuló muy despacio. Comprendió que el coronel Vukin no había estado premiando a sus superiores por el puro placer de hacerlo. Karvel se encontraba enfermo y después de su entrevista con los coroneles —muy cansado. El comandante prosiguió —:. La superficie externa es de una aleación relativamente débil. Se hubiera quemado en la alta atmósfera. Todo lo que tuvimos que hacer fue tirar de la escotilla. Opera sobre el principio de un diafragma irisado Lo abrimos, pero continuamos sin saber si el objeto no identificado tiene fuerza motriz propia. El vehículo llevaba un pasajero y éste continuaba allí cuando abrimos la escotilla. Por desgracia, estaba muerto. Exageradamente muerto. El ONI necesitó una limpieza a fondo, antes de que pudiéramos estudiarlo convenientemente. He convocado a uno, un profesor de Instituto, que ha prometido acudir tan pronto se lo permitan sus obligaciones. Se me ocurrió la posibilidad de traer un sustituto, pero no creo que.. Esperaré la llegada de su profesor. Y puesto que se trata de un lepidopterólogo Alzó la mano con gesto exhausto, cuando Haskins se disponía a hablar —. Por favor El profesor Kent Alexander llegó poco después de las dos y le entretuvieron en el vestíbulo hasta que Haskins pudo presentarse en el hospital. El coronel Vukin formalizó las presentaciones y Alexander obsequió a Haskins con un puro, dijo que había sido niño, añadió que pesaba tres kilos y medio y quiso saber qué le había sucedido a Karvel. Aunque tal vez fuera culpa de las conexiones. Creo que dijo que había encontrado. Yo mismo le enseñaré el camino. Coronel, gracias. Sin dar tiempo a Vukin para que protestase, tiró del profesor y ambos se alejaron, dejando al coronel un tanto sorprendido. El profesor se había desilusionado un tanto. Cenceño, desmedradillo, tímido y juvenil, presentaba todo el aspecto de un estudiante poco aprovechado. Kent Alexander se adelantó a Haskins en el momento de entrar en la habitación de Karvel. Rompió a reír. No reñí con nadie. Haskins cerró la puerta y, discretamente, fue a acomodarse en la silla situada en un rincón. Quiero que mi hijo cumpla por lo menos un día antes de quedarse huérfano. Y, muchacho, estoy agotado. Anoche no pude pegar un ojo. No salí de la sala de espera del hospital. Una experiencia aterradora. Suficiente para imbuirle a uno cantidades ingentes de respeto hacia la naturaleza. Si me has obligado a conducir a lo largo de ciento cincuenta kilómetros sólo para que investigue una de tus alucinaciones, voy a estrangularte. Karvel abrió el cajón de la mesita de noche, sacó una caja de cartón y levantó la tapa. El profesor miró el interior de la cajita, extrajo una lupa del bolsillo y volvió a examinar el fondo del recipiente de cartón y lo que había en él. Su aliento se hizo sibilante. Bautizaré al niño con el nombre de Bowden, aunque Doris me amenace con llamarle por el apellido durante toda su vida si lo hago. Se me ha atrofiado el cerebro. Ese bicho es algo imposible. Es un monstruo. Porque los cambios son tan bruscos que cuesta trabajo creer que hayan sucedido totalmente en una sola mutación. Por otro lado, si una serie prolongada de transformaciones ha tenido efecto, alguna etapa intermedia debió salir a la luz y hacerse evidente. Aunque lo estoy viendo con mis propios ojos, casi me resisto a creerlo. Te lo garantizo Revoloteó un par de veces en torno mío y luego se posó a mi derecha, lo que fue un golpe de suerte colosal. Si hubiese tenido que dar un solo paso, se me habría escapado, pero aterrizó junto a mí. Yo recorrería dos kilómetros para cazar un ejemplar semejante, tanto si podía andar como si no. Alexander le puso la cajita ante la nariz. Haskins escrutó la empalada mariposa, se encogió de hombros y regresó a su sitio en el rincón. Empezaba a preguntarse si Karvel no estaría tratando de pitorrearse de él, con la ayuda del profesor. Ya te digo que la genética no es mi fuerte. No obstante, efectuaré algunas investigaciones. Se llama Ferguson. Tiene todo el aspecto de una mariposa, es una. Expresado de otro modo, no parece una mariposa, no es una mariposa y, sin embargo, tiene que ser una mariposa. Alexander tomó asiento en el borde de la cama, se inclinó sobre la cajita con la lupa y anunció en voz baja:. Ese parece un argumento decisivo. Nunca he prestado mucha atención a las polillas y mariposas. Debería tener seis. El tórax es de un solo segmento. Lo normal es que tuviera tres, cada uno de ellos con un par de patas y dos con los correspondientes pares de alas. Los ojos No cabe duda de que se trata de una mariposa reina, pero su tamaño apenas alcanza una cuarta parte del que debería tener. El hombre tiene dos piernas, pero han nacido niños a los que les faltaba esas extremidades. No se trata de una mariposa con dos alas de menos, sino de una mariposa con un par de alas configuradas y adaptadas para realizar la función de dos pares. Usted es el especialista y no estoy preparado para formular preguntas inteligentes Ni siquiera para eso, conque mucho menos para entablar una discusión. Para saberlo, tendría que consultar a un experto en genética. Una vez se empieza, no hay forma de detenerse. Colijo que se inclina usted por la teoría de la mutación, con preferencia a la del proceso evolutivo. Nunca se encontró una mariposa con las variaciones que tiene ésta. Ignoramos su procedencia, pero descubrimos cerca del aparato una mariposa perteneciente a una especie que, hasta la fecha, sólo se ha visto en el Tibet. Recelo de las suposiciones en las que andan comprometidos objetos animados. Etiquetas: google, novios, novia, maridos, esposa, no haga, necesitar, graciosas, relación, lindas, pareo, amor, romance, parejas, juntos, buscar, memes, jaja. Camiseta ajustada De zaktravel Etiquetas: gajevy, gajeel, zorro rojo, exacción, mcgarden, hada, cola, cuento de hadas, anime, manga, funda, hierro, acero, dragón, asesino, kurogane, pareja, abrazo, proteger, monocromo, treinta, otaku, reloj. Etiquetas: gloomhaven, rpg de mesa, calabozos y dragones, elementos de la vida, comer dormir repetir, eurogame, meeple, tendido de caminos, juego de mesa, juegos de mesa, diseño de juegos, accesorio de juego de mesa, grupo de juego, bgg, juego de mesa pareja, juego cooperativo, juego de mesa cooperativo, grupo de juego de mesa, aficionado a los juegos de mesa, epidémica, lema de juego divertido, frase del juego de mesa. Esta es la camiseta perfecta para cualquier mexicano. Carrera de bala de cañon Camiseta ajustada De Cheezle Tees. Doble naturaleza Camiseta premium de cuello ancho De 10yrsy. Etiquetas: prometido de 90 días, k 1, k 1 visa, k1, visa k1, visa conyugal, parejas internacionales, relación a larga distancia, relaciones de larga distancia, gran ed, prometido de 90 días antes de los 90 días, antes de los 90 días, ed de 90 días prometido, 90df, ed y rose, rosemarie y ed, big ed mayo, halik, puedo haberte halik, david prometido de 90 días, david mmmmm, david mmm, yolanda, weeyums, yolanda y williams, yolanda prometido de 90 días. Camisa Margo a juego también disponible Camiseta entallada De kjanedesigns. Etiquetas: club, tyler, película, cine, revolución, gato, fin del mundo, durden, lucha, los gemelos, amor, pareja. Etiquetas: truco sakura, takayama haruka, sonoda yuu, mitsukii sonoda, yuzu iizuka, minimi shizuku, kaede, yu, haruka, yuri, lesbianas, amor, parejas, lindas, anime, manga, niñas, niña de la escuela. Etiquetas: prometido de 90 días, k 1, k 1 visa, k1, visa k1, visa conyugal, parejas internacionales, relación a larga distancia, relaciones de larga distancia, gran ed, prometido de 90 días antes de los 90 días, antes de los 90 días, ed de 90 días prometido, 90df, ed y rose, rosemarie y ed, big ed mayo, halik, puedo haberte halik, eres feo, ed, ed mayo, 90df antes de los 90 días temporada 4, sin cuello. Etiquetas: la cuarentena de no pudo detenernos cuando nos casamos, de boda cuarentena , de cuarentena para parejas, just married, novia en cuarentena, , la cuarentena no pudo detenernos, recién casada, despedida de soltera, divertida, de boda unisex, oneymoon, de parejas, de la boda, de compromiso, de novios, a juego, conjunto de pareja, de mujer de luna de miel, encontré mi langosta, futura esposa, futuro esposo. El mismo cuento puede aplicarse en lo que se refiere al otro extremo. Si su teoría es correcta. Es una vergüenza. Se lo diré con toda sinceridad. El ONI se encuentra muy lejos de nuestro alcance; es inaccesible para nosotros. No estamos a su altura, ni tecnológica ni moralmente. Sé que rechazarían la propuesta y acaso se volvieran recelosos. Colaboramos de maravilla, nos llevamos bien y deseo que nuestras relaciones sigan por el camino de la armonía. Le mantendré al corriente. Si hubiese en Francia algo que pudiera hacer, le llevaría conmigo, pero no lo hay. Estrechó la mano a ambos hombres y se marchó con la misma brusquedad con que había llegado. Whistler continuó de pie, en el umbral de la puerta del remolque, observando cómo disminuían en la distancia las luces del automóvil y refunfuñando para sí. Sigo en mis trece: debería haber oído hablar de ese pueblo. Quería matar alemanes, así que me nombraron cocinero. Hay una probabilidad entre mil de que me dejen acercarme al ONI y otra probabilidad entre mil de que me encuentre el aparato con el depósito lleno otra vez de carburante y a punto para emprender el vuelo. Un amigo mío, que vive en Washington Usted me necesita. Le hace falta alguien que conduzca el coche, que le empuje la silla de ruedas y que le haga los recados. Como ya he dicho, recorrí en tiempos esa parte de Francia. Hablo francés lo bastante como para conseguir que me entiendan, conozco lo menos a cuatrocientas damas, a cuatrocientos estraperlistas —por aquellas fechas, no había francés que no operase en el mercado negro —y todas las tabernas habidas y por haber. Y lo de las tabernas también. Empezaré a preparar las maletas, mientras telefonea usted a quien pueda informarle del horario de las líneas aéreas. Siete días después. Karvel tomaba en Dover el transbordador nocturno. A su espalda, en Inglaterra, dejaba el yeso de la rodilla, una parte substanciosa del saldo de su cuenta bancaria y una empresa de ingeniería cuyos miembros se quedaron bastante confusos. Salvamento marino: Trabajo sumergido. Todo eso es bagaje de buceo. Tenía la documentación en orden y una carta estupendamente falsificada, de la Junta de Obras del Puerto Fluvial de Estrasburgo, relativa a un proyecto de reconstrucción. Cargó apresuradamente el cofre en el vehículo y emprendieron la marcha mientras amanecía y las primeras claridades de la mañana mostraban un cielo encapotado. Un cofre con ruedas es algo anormal. A los franceses no les gustan las cosas que se salen de lo corriente. Necesito concentrar todas mis energías para moverme de un lado a otro. Los capitostes se han retirado Haskins, su brigada y los paisanos franceses. Se hospedaron en Thionville y conferenciaban a diario, pero se marcharon anoche. Creo que han dado por concluido el examen del ONI y ahora tratan de imaginar qué pueden hacer con él. Arreglé las cosas sin apenas dar la cara. No tiene el menor motivo de inquietud. Déjelo todo de mi cuenta. Tengo un plan. Avanzaron en dirección sudeste, por las carreteras poco transitadas del norte de Francia. Evitaban en su ruta los grandes centros de población. A Karvel le extrañó enseguida la lentitud de la marcha. Tenemos tiempo de sobra. No quiero presentarme en Thionville antes del atardecer. Me gustaría echar un vistazo a Saint Pierre du Bois a la luz del día. Han establecido puestos de bloqueo en los caminos y no habría nada que ver. Ni siquiera lo hubo cuando existió el pueblo. Fui por la comarca docenas de veces y nunca me percaté de su presencia. Como usted dijo era un villorrio demasiado insignificante para tener taberna. Hicieron un alto a mediodía, para estirar las piernas y tornar un piscolabis en la cuneta. La pierna izquierda de Karvel necesitaba con urgencia un poco de ejercicio. Sería interesante averiguar lo que ellos piensan de usted. Whistler interrumpió sus paseos y contempló a Karvel con ojo crítico. Daría algo por conocer una respuesta igualmentente buena. Estaba sentenciada de todas formas. Ninguna civilización era inmortal y Karvel no lamentaría el aniquilamiento de aquélla. Es posible que, para un chico, haya ambientes peores que el de aquella institución, pero confío en que no sea así. Supongo que tal idea tiene también la culpa de que perdiese la pierna. Trató de evitar que alguna dama se convirtiera en viuda. Karvel no respondió. El hecho de que las pasara negras durante la adolescencia no me parece motivo suficiente para que ahora no quiera divertirse. Estuvo en un orfanato miserable. Tenemos legislaturas miserables, centros de estudios miserables y hospitales miserables. También yo llevo cerca de diez años siendo huérfano y nunca me ha oído quejarme. También era cierto. Se le había frustrado la escapatoria hacia las estrellas, pero se percataba entonces de que aquella evasión le hubiera conducido a una trampa. Karvel opinaba que el mejor método para destruir un apremiante impulso interno no era eliminarlo, sino satisfacerlo. Desde que se acabó la guerra, no he disfrutado de muchas diversiones. Durante la tarde, avanzaron todavía con mayor lentitud y llegaron a Thionville cuando empezaba a oscurecer, de acuerdo con el horario previsto por Whistler. Torcieron luego hacia el norte y pronto abandonaron la autopista de Luxemburgo, para aventurarse por una carretera estrecha y sinuosa. Bruscamente, oscureció del todo. Calculo que empezaremos a las once, así que tiene tiempo para descabezar un sueñecito, silo desea. A pesar del cuidadoso planeamiento de Whistler y por mucha que fuera la confianza que derrochase el tabernero, las probabilidades de éxito eran reducidísimas. Se desviaron por. Había dos luces encendidas en la casa principal y se abrió la puerta en el momento en que Karvel y Whistler se apeaban de la camioneta. Un francés de mediana edad, coloradote y corpulento, ayudó a Karvel a franquear el umbral de la vivienda, le estrechó luego la mano y dijo:. Escuchó, sin entenderlas, las frases en francés que intercambiaban Whistler y Jacques La fluidez del tabernero le sorprendió, pero mientras aquellos dos hombres charlaban, Karvel adivinó enseguida que algo se había torcido. No quiere participar en la operación. Tampoco yo había contado con las ametralladoras. Ni con vérmelas con un ejército. Es sólo lo que cree haber visto Esto altera las cosas enormemente Jacques tiene una serrería. No me pareció discreto que un extraño anduviera curioseando por los alrededores y que, sin necesidad, Se expusiera a que le midiesen las costillas. La versión oficial consiste en que un camión cargado de municiones estalló cuando pasaba por el pueblo, pero los franceses no han permitido que se acerquen periodistas al lugar del suceso. Me da en la nariz que vamos a tener que trazar otro plan. No podemos utilizar la carretera y no me atrevo ni me comprometo a atravesar los bosques por la noche, garantizando una orientación perfecta. De todas formas, seguiríamos necesitando la ayuda de los hombres de Jacques para el traslado del equipo. Aparte de que usted no podría cubrir el trayecto sin la asistencia de alguien. Todo es a base de subir y bajar montes. Probablemente no podremos distinguir nada, pero al menos nos formaremos una idea acerca de la ruta. Sólo deseamos conocer el mejor camino para llegar hasta aquel punto. Volvieron a conferenciar. Las ametralladoras le habían impresionado. No cree que podamos conseguirlo. Me parece que se figura que van a tener que llevarle a usted en brazos. Whistler se colocó al volante de la camioneta y la metió en el granero. Los tres hombres montaron luego en el diminuto automóvil de Jacques. El motor se puso en marcha con un rugido estruendosamente desproporcionado para el tamaño del utilitario. Cuatro horas después, Karvel estaba tendido en el suelo, a la orilla del bosque, con la vista proyectada sobre un brillante círculo luminoso. Aquella claridad iluminaba las domos de tres tiendas de campaña. La caminata había durado cerca de una hora, por un terreno abrupto, de continuas cuestas y descensos, de montes y arboledas, y no era extraño que Karvel se sintiese profundamente exhausto. También estaba descorazonado por completo. Esperó hallar centinelas, pero no una compañía entera de infantes; y tampoco había contado con la luz. Con bastante ingenuidad, se forjó la ilusión de poder acercarse al campamento subrepticiamente, al amparo de las negruras, y caer de improviso sobre un par de vigilantes aburridos de la guardia y a los que la sorpresa del ataque dejaría indefensos. Pero tal cosa era imposible. Y sin la menor garantía de que en el ONI hubiese carburante, ni de que los instrumentos se encontraran allí. Manifestó en tono firme:. Y si malo es enero, peor es febrero. Ahora sabemos con exactitud hasta qué punto es tonta. Buscaremos un sitio cómodo para pernoctar y volveremos a tratar la cuestión por la mañana. Whistler transmitió a Jacques la noticia, hablando en voz muy baja, y el francés se dirigió en el mismo tono apagado a los tres hombres agazapados tras ellos. Ayudaron a Karvel a ponerse en pie y emprendieron la retirada. Uno de los hombres de Jacques salió disparado y armó bastante ruido en su carrera a lo largo del borde de la arboleda. El rayo de luz de una linterna aleteó tras él y, a corta distancia, por el este, la voz de otro centinela dio el alto al fugitivo. Se inmovilizaron donde estaban, a la expectativa. Los rayos de las linternas registraron la ladera del monte. Un grupo de soldados pasó de largo, con gran bulla, y, al sonar unas detonaciones, los centinelas echaron a correr hacia el punto donde se perseguía con calor al hombre de Jacques. Agarró a Karvel por un brazo, mientras Jacques cogía el otro. Agachados, tanteando el terreno a ciegas, retrocedieron por entre la arboleda. No hicieron pausa alguna hasta haber coronado la siguiente colina, cuando Karvel se desasió de los que sostenían y se desplomó contra el suelo. Jacques y Whistler conferenciaron a base de susurros. Di a Maurice una bonificación si emprendía la huida y alejaba de nosotros a los soldados, en el supuesto de que descubrieran nuestra presencia. Confío en que no le ocurra nada. Sería mejor que continuemos la marcha. No saben si les devolveremos los disparos. Reanudaron la marcha penosamente. Las faldas de los montes eran empinadas y parecían inacabables, el piso resultaba traidor a copia de irregularidades y la noche totalmente negra. Durante un buen rato, las alarmas y confusiones del valle continuaron llegando apagadas hasta sus oídos, pero el tiroteo había cesado. Karvel le estrechó la mano con firmeza, mientras Whistler reclamaba una linterna y. Jacques celebró una breve conferencia estratégica. Tenían que recorrer tres kilómetros de angosto camino de carros, para llegar a la carretera. Votaron por lo primero, se amontonaron dentro de los dos automóviles y emprendieron la carrera. Jacques rezongó algo que hubiera resultado soez en cualquier idioma e hizo una señal con el pedal del freno. Una vez en la carretera, viraron agudamente a la derecha y se detuvieron. El segundo coche se puso a su altura, torciendo a la izquierda, y aplicó los frenos. Un par de jóvenes soldaditos anduvieron inocentemente hacia los vehículos. Ni siquiera habían empuñado sus armas que llevaban en bandolera. Karvel se puso tenso y esperó los inminentes estampidos, pero no se oyó ninguna detonación. En el cruce siguiente, tomaron por sorpresa otro puesto de bloqueo. Tampoco hubo disparos, pero Karvel volvió la cabeza un momento después y comprobó que las luces de unos faros les perseguían. Durante los próximos diez minutos, Jacques condujo el utilitario con enérgica confianza a lo largo de un camino retorcido. El francés tomaba las curvas con una osadía tal que hasta el mismo Whistler parpadeaba. Cruzaron una aldea a toda marcha, viraron bruscamente y se aventuraron por un atajo. Las luces perseguidoras no parecían ganar terreno, pero tampoco daban la impresión de rezagarse. Jacques empezó a hablar con voz excitada. Whistler le contestó y luego se volvió a Karvel. Nos apearemos en el primer pueblo que aparezca en la ruta. Jacques apagó las luces de repente, aminoró la marcha y luego aplicó el freno de mano. El automóvil se detuvo. Karvel y Whistler se apearon precipitadamente y Jacques continuó adelante, sin encender los faros. Segundos después, el vehículo perseguidor se aproximó, aminoró la velocidad ante el cruce e, impulsivamente, tomó el ramal de la izquierda. Whistler emitió un gruñido de contento y tiró de la manga de Karvel. Se encaminaron hacia la parte posterior de la casa. Whistler llamó suavemente, insistió al cabo de un instante y luego probó el picaporte. La puerta se abrió. Empujó a Karvel por delante, entró a su vez y volvió a cerrar enseguida. Se encendió la luz. Iba vestida con un descolorido camisón, amplio como una campana y, con mano firme, les tenía encañonados con un rifle que debió empuñar alguno de sus antepasados durante la guerra de Transcurrieron varios segundos, que la mujer dedicó a contemplarlos fijamente. Luego, el rifle fue a parar al suelo con estrépito. Oscuros nubarrones cubrían el cielo, lloriquearon caprichosamente contra la sucia ventana y siguieron su caminó por las alturas. Una nube sucedía a otra, formando una capa que parecía infinita. Karvel decidió que no le gustaba Francia. Entrada la tarde, llegó Jacques, seguido de Maurice, que conducía la camioneta de Whistler. Jacques se manifestó abyectamente pesaroso. No había esperado encontrar centinelas tan cerca del bosque. Luego empezó a cantar y a bailar. En un rapto de inconsciencia, Borodina sacó su cuerpo por la ventana del auto y quedó colgando. Como no estaba prestando atención al camino, la conductora no pudo ver el pozo de agua que había adelante y perdió el control del vehículo. Al acercarse de golpe al borde derecho de la carretera, Borodina se golpeó la cabeza contra un cartel y cayó a la calzada. Natalia fue trasladada de urgencia al centro de salud Hospitén de Verón, en la provincia de La Altagracia. Entró con vida, pero las heridas que había sufrido en la cabeza eran tan graves que murió a las pocas horas. Medios rusos revelaron ahora que la familia quiere repatriar el cuerpo, pero que carece de los recursos necesarios para afrontar el costo, estimado en unos 20 mil dólares..

Etiquetas: read more gekkan nozaki kun, shoujo gekkan, gsnk, anime, manga, zurto, thezurto. Etiquetas: naturalmente, negras, artista, reina, dacre8iveone, retratos, amor, real, atlanta, folk, hijas, madre, afro, supportblackart, blackarts, pelo natural, donice, bloodworth, decatur, georgia, sexis, reyes, hip hop, blacklivesmatter, ciudad, artistas, profesores, bombay, zafiro, artesano, señorita jr adolescente desfile tubo nudista, alcance miami, de basilea, bodas, matrimonio, de novia, recién casados, comprometido, parejas, temores, locs, rastas, uga, bulldogs, dawgs.

Etiquetas: linda, kawaii, gay, lgbt, lgbtq, orgullo, mes, les, lesbiana, bi, bisexual, trans, transgénero, queer, homofobia, homofóbico, homo, derechos, amor, el amor es igual, igualdad, libertad, gana, señorita jr adolescente desfile tubo nudista, parejas, arrastrar, homosexual, matrimonio, mismo matrimonio, el matrimonio del mismo sexo, lgbtqa, cis, cisgénero, travestido, arco iris, vistoso, pansexual, pansexualidad, asexual, asexualidad, hermosa, lgbtqqia, intersexual, estilo de vida, andrógino, juego de azar, jugador.

Etiquetas: obama, las vidas negras importan, el sueño americano, sueño americano, adorable, guay, estilo, sueño, américa, estados unidos, presidente, michelle, trump, blm, política, joven, político, barack, pareja, amor, matrimonio, relación, tapiz, amantes, navidad, cumpleaños.

Bixiguento no tube 2,, views · · LO QUE NUNCA SUPISTE DEL CHAVO DEL 8 | INCREÍBLE | CURIOSIDADES - Duration:

Lo siento este tipo es tomado por una chica tatuada caliente Smokin Camiseta ajustada De johnnydany. Etiquetas: sin city, pecado, ciudad, cartel, de la película, películas, cine, tarantino, fan art, rojas, negras, corazones, novela, amor, parejas, hollywood.

French Beurette Anal Hardcore

Etiquetas: badcatdesigns, timeless, lucy preston, wyatt logan, rufus carlin, garcia flynn, serie televisión, series, show televisión, brigada, lyatt, ship, shipper, maam, madam, pareja.

Etiquetas: tu canción, elton john, tumblr, amor, pareja, juntos, vida, destino, pasión, frase.

Just check it out - there are probably all kinds of pics that include her because our system linked them all together.

Tu canción Camiseta ajustada De walkingrainbow. Esqueleto comiendo culo divertido diseño oscuro Camiseta deportiva De LilUnique. Etiquetas: parques y recreación, leslie knope, andy dwyer, letgate abril, ben wyatt, perkins ann, swanson ron, haverford tom, chris traeger, programas de televisión, tv show parejas, ann y chris, nave, otp, parejas, amor, lindas, fan art, sebastian lil, poco sebastian, dep.

Ashley dorenzo sexy wife and dailymotion

Etiquetas: jugador, prometido, par de juegos, de recién casados, bodas, fiesta de compromiso, ensayos generales, jugador de la vieja escuela, retro, 8, dieciséis, 32 bits, píxels, tirador moderna, rpg, jrpg, consolas, click superior pc, novio jugador, novia jugador, esposa de jugador, marido de jugador, santo matrimonio, los votos de intercambio, recién casados, novia a ser, el novio para ser, op modo co.

Etiquetas: gajevy, gajeel, zorro rojo, exacción, mcgarden, hada, cola, cuento de hadas, anime, manga, funda, hierro, acero, dragón, asesino, kurogane, pareja, abrazo, proteger, monocromo, treinta, señorita jr adolescente desfile tubo nudista, reloj. Etiquetas: mi esposa es psicótica, mi esposa es psicótica, mi esposa psicótica, mi mujer, psicópata, esposa, caliente, gracioso, marido, matrimonio, parejas, amor, para esposa, para esposo, mi.

Mi esposa es psicótica Camiseta ajustada De birdeyes.

Watch teen porn online

Etiquetas: bubbline, dulce princesa, marceline, marceline la reina vampiro, tiempo de aventura, red de dibujos animados, lgbt, flores, adorable, pareja, moda. Etiquetas: batata, meta futura, objetivos de relación lesbiana, gay, lgbt, de camote, ella es mi batata, yo ñame, acción de gracias, señorita jr adolescente desfile tubo nudista es mi de la patata dulce metas de relación de pareja a juego de acción de gracias yo ñame, de parejas, esposo esposa, metas de la relación, lesbiana, de acción de gracias, otoño, cosecha de otoño, de cosecha, a juego, esposa y esposa, novio novia, de relación, linda de parejas, gracioso, juego de palabras, de parejas de halloween, de halloween.

Etiquetas: señorita jr adolescente desfile tubo nudista mars, verónica, marte, ivestigation, omicidio, series de televisión, televisión, serie, ventilador, aficionados, película, película de fans, logan, amor pasión, trabajo, desaparece, mejor, popular, de venta, adorable, beso, bonito, pareja, drama adolescente, adolescente, drama, colegio, neptuno, maquina fotografica, prueba, sangre, source, solución.

p Mature japanese models.

Etiquetas: batata, meta futura, objetivos de relación lesbiana, gay, lgbt, de camote, ella es mi batata, yo ñame, corazones de acción de gracias, señorita jr adolescente desfile tubo nudista ñame ella es mi de la patata dulce metas de relación de pareja a juego de acción de gracias, de parejas, esposo esposa, metas de la relación, lesbiana, acción de gracias, de acción de gracias, otoño, cosecha de otoño, de cosecha, a juego, esposa y esposa, novio novia, de relación, linda de parejas, gracioso, juego de palabras, de parejas de halloween, de halloween.

Amo a mi novia camiseta divertida del jugador Camiseta ajustada De zcecmza. Etiquetas: x, rojo, frente c, 30, 60 60,bg, f8f8f8 jpg http www redbubble com people roytee works netflix ref recent owner, frío, netflix, netflixx, netflix y, netflix n, y relajarse, chill, pareja, ven, terminado, reloj de pulsera, guay, gracioso, humor, divertido, friki, geek, 9gag, reddit, pixar, señor, increíble, frozona, los increíbles, increíbles, señor increíble.

Etiquetas: querido en el franxx, franxx, hiro, cero dos,02, cero dos hiro, beso, parejas, querido, ultimo señorita jr adolescente desfile tubo nudista.

Nunca te dejaré ir otra vez, Zero Two y Hiro. Etiquetas: google, novios, novia, maridos, source, no haga, necesitar, graciosas, relación, lindas, pareo, amor, romance, parejas, juntos, buscar, memes, jaja. Camiseta ajustada De zaktravel Compartir en Twitter Tweet.

Compartir en WhatsApp Compartir. Punta Cana. En medio de la controversia por el señorita jr adolescente desfile tubo nudista de Emilio Lozoya, Luis Videgaray quitó su foto de perfil en Twitter. Los abogados de dos diputados secuestrados por el régimen de Maduro denunciaron que sufren torturas.

señorita jr adolescente desfile tubo nudista

Son Gilber Caro y Renzo Prieto. Un ex atleta campeón olímpico y multicampeón del mundo relató una historia desconocida hasta hoy.

free sexy love cards, passionate messages, primal instincts, erotic messages, Cupid's arrow, romantic notes. p pWer schön ist und sich gerne zeigt, gerne ein wenig chattet und datet, ist hier gut aufgehoben.

Lucero tomó con buen humor sus errores en televisión y compartió sus momentos divertidos en Twitter. Charlotte Vale is taking it in the butt. Bowden Karvel emergió trabajosamente desde las vaporosas profundidades de un sueno alcohólico y dio su primer paso de la jornada sin caerse de bruces.

Cooper wood naked

Se preguntó si no sería un presagio. Una quietud anormal saturaba la atmósfera de la llanura destinada a estacionamiento de remolques.

Bixiguento no tube 2,, views · · LO QUE NUNCA SUPISTE DEL CHAVO DEL 8 | INCREÍBLE | CURIOSIDADES - Duration:

Confuso, Karvel se llegó a la puerta del suyo y la abrió. Un reactor "F—l02" centelleó por el espacio, rumbo al campo de aterrizaje de la cercana base Hatch de las Fuerzas Aéreas.

Erotic nn models tube

Karvel permaneció señorita jr adolescente desfile tubo nudista momento en el umbral de la puerta. Aceptaba, agradecido, la caricia del vientecillo. A los chiquillos de las proximidades no se les concedería permiso para retozar por allí con su acostumbrada algarabía multitudinaria hasta que la temperatura hubiese ascendido un poco, detalle este que explicaba lo del prodigioso silencio que prevalecía en el lugar.

Amy Elizabet

Se rasuró despacio y se vistió con mayor lentitud todavía. Ni sed.

Elle macpherson video de sexo

La verdad es que nunca sentía auténticas ganas de echar un trago. Sólo bebía cuando se consideraba obligado a matar el tiempo, a falta de otra cosa mejor que hacer. Lo malo era que, por desgracia, eso ocurría casi continuamente.

Nude m

Salió del remolque y, mientras el viento se esforzaba con insistencia en refrescarle, cerró la puerta con señorita jr adolescente desfile tubo nudista. Los parroquianos de Whistler conocían la situación exacta del establecimiento, pero cualquiera que se aventurase por aquel camino estrecho, serpeante y deteriorado podía darse por perdido A menos que fuera cliente de Whistler. La invasión militar estaba en pleno desarrollo cuando Karvel condujo su vehículo hacia las profundas rodadas que hendían el piso de la zona de aparcamiento.

Mature private show

Los aviadores de la Base Hatch de las Fuerzas Aéreas, cumplidas sus espectaculares hazañas a bordo de los ingenios voladores, suben a cualquier cacharro dotado de ruedas y con fuerza motriz señorita jr adolescente desfile tubo nudista y se dirigen en masa a la Taberna Rural de Whistler, cuyo propietario los odia precisamente por eso.

Karvel titubeó frente a la entrada, se dijo, sin convicción, que debía comer algo y penetró en el local. Para su insolencia no existía discriminación.

Pet shop boys yes megamix

Insultaba a coroneles y a soldados rasos con la misma soberbia imparcialidad. Sus ojos cayeron sobre Karvel. Karvel sonrió, se abrió pasos a codazos por entre la multitud situada junto a la puerta y se acercó cojeando a la cocina.

Sexy oldies strip show

Con ademanes y expresión joviales, el teniente recogió su botella y su vaso y se levantó. Había tres muchachas sentadas a la mesa. Todas ellas iban ataviadas con preciosos vestidos civiles.

Hot plus size women porn

Todas ellas eran jóvenes, guapas y atractivamente curvilíneas. El cuadro era lo bastante extraordinario como para resultar perturbador. Whistler había perdido su apacible y amistosa clientela local cuando las Fuerzas Aéreas tomaron la comarca por asalto. En el establecimiento de Whistler, durante las horas de permiso de la tropa.

Brittany taylor tits gif

Y era tal la fama que tenía la taberna por los alrededores, que Whistler ni siquiera se aventuraba a contratar los servicios de una camarera. Comandante Bowden Karvel. Las damas son actrices de televisión, comandante. Es probable que las haya visto en la pequeña pantalla. La señorita Sylvester es la primera figura de ese espacio.

p pAmateur-Küken Stöhnen als ihren Arsch und Fotze gepackt bekommen.

Karvel la observó con aire grave. Era rubia, tenía una carita muy linda y unas ondulaciones corporales tan sensacionalmente proporcionadas como sus pestañas.

Bixiguento no tube 2,, views · · LO QUE NUNCA SUPISTE DEL CHAVO DEL 8 | INCREÍBLE | CURIOSIDADES - Duration:

Se remontó en el aire la risa de la joven, tan musical y alegre que resultaba desconcertante del todo, incluso para un misógino declarado como Bowden Karvel.

Pero si yo no soy ninguna muchacha descarriada Interpreto el papel de señorita jr adolescente desfile tubo nudista instructor. Puede reírse cuanto guste, pero mantenga la imaginación apartada de las consecuencias estructurales del asunto, que no le conciernen en absoluto.

Se queja de que ocupan demasiado espacio y quiere que se las lleve de allí.

  • Ass In Public Grocery Store
  • Erotic women nude videos free
  • Mr big dicks beaver

Creí que los muchachos las considerarían interesantísimas. Y por lo que se refiere a las conchas marinas Pero, de todas formas, iré a echar una parrafada con él.

Señorita jr adolescente desfile tubo nudista

Se me ha olvidado lo que dijo que haría con las piedras y las conchas. Apelaré a la generosidad de su naturaleza.

Hot sexy teens fucked

De cualquier modo, no tiene motivo alguno para quejarse. El hombre puso cara de desaliento al ver la comida. Siguió inclinando o sacudiendo la cabeza cuando le dirigían la palabra, pero por sus oídos no entraba ninguna de las preguntas; y, señorita jr adolescente desfile tubo nudista, no recordó casi nada de los sucesos que se desarrollaron en el curso de la hora siguiente.

No obstante, y sin que existiera razón particular alguna que lo justificase, las contadas sensaciones inconexas que retuvo destacaron en su memoria click here cierto vigor:. La torpeza del mozo señorita jr adolescente desfile tubo nudista e inexperto de Whistler, que pretendió servirle un "manhattann" con una aceituna dentro y que acabó volcando el líquido sobre la cara de Karvel.

Hombres a través del orgasmo pero

Y hubo también el episodio del paisano desconocido, que apareció repentinamente en la entrada de la taberna y preguntó:. Karvel se percató de que se le tendían unas manos y de que las muchachas y sus galanes se disponían a marchar. Trató de ponerse en pie, se le enganchó la pierna artificial en la pata de una silla y continuaba intentando desembarazarse de aquel estorbo cuando el grupo salía del local.

Bixiguento no tube 2,, views · · LO QUE NUNCA SUPISTE DEL CHAVO DEL 8 | INCREÍBLE | CURIOSIDADES - Duration:

Abandonó el edificio de la taberna por la puerta de la cocina y se dirigió a la parcela de la parte posterior que era la zona que Whistler había decidido bautizar con la pomposa denominación de "jardines de la cantina". Las sillas eran cómodas. El servicio y los insultos no resultaban peores que los que se recibían dentro señorita jr adolescente desfile tubo nudista local, y el panorama, debido a que La Taberna Rural de Whistler se erguía peligrosamente cerca del borde de un precipicio abierto a un profundo valle, era magnifico.

How to permanently remove apps from itunes

Whistler enderezó el cuerpo todo lo que le permitieron sus ciento sesenta y cinco centímetros de estatura, se limpió las manos con el sucio delantal blanco que cubría su barriga y contempló a Karvel en medio de señorita jr adolescente desfile tubo nudista silencio patidifuso.

El mes pasado ya se le esperaba, pero las mesas permanecían afuera. Quiero mi mesa.

Das könnte helfen.

La temperatura es demasiado fría. El frío es una de las pocas incomodidades auténticas que no ha pervertido la civilización moderna.

Debería probarlo alguna vez.

Julia paes sex machine 2

Las cuatro hileras de aviadores amontonados delante del mostrador, corearon el argumento con gritos jubilosos. Llevarse la mesa del comandante cuando ni siquiera ha asomado el invierno. El tabernero hizo oídos señorita jr adolescente desfile tubo nudista. Le encantaba discutir y sus toscas facciones ocultaban un cerebro rebosante de sorprendentes recursos dialécticos.

Karvel sonrió, disfrutando por anticipado de la devastadora réplica que preveía, pero antes de que Whistler tuviese tiempo de pronunciar una sola palabra, el sargento levantó los brazos e impuso silencio. Whistler se tambaleó, sacudido por la idea de que ganar aquella disputa podía costarle dinero.

Free blowjob movies celebs lohan

Fulminó a Karvel con la mirada. Luego bajó al sótano y regresó escaleras arriba, cargado con el velador. Karvel apreciaba de veras al tabernero y habría preferido imponer su punto de vista sin el golpe bajo de la caja registradora. Sin señorita jr adolescente desfile tubo nudista, el daño ya estaba hecho.

Depositó un billete encima del mostrador, dijo a los muchachos que podían beber por su cuenta, mientras durase aquel dinero, y abandonó la sala en medio de un estrepitoso orfeón, que entonaba "Es un muchacho excelente".

Caution Xxx Watch Fotos gratis novias follar propagación Video Sexcamly com. Karvel apreciaba de veras al tabernero y habría preferido imponer su punto de vista sin el golpe bajo de la caja registradora. Sin embargo, el daño ya estaba hecho. Depositó un billete encima del mostrador, dijo a los muchachos que podían beber por su cuenta, mientras durase aquel dinero, y abandonó la sala en medio de un estrepitoso orfeón, que entonaba "Es un muchacho excelente". Siguió a Whistler hasta el patio y reanudó el debate. En esta ocasión, el tema fue la cantidad de sillas que Bowden Karvel necesitaba para ponerse cómodo. Llegaron a un acuerdo sobre la base de dos asientos. El día me es favorable. Cuando derrocho mi dinero en whisky, incluso en ese quitamanchas que usted vende como si fuera whisky, quiero sentirme lo bastante dichoso como para gozarlo a pleno paladar. En silencio, Whistler le obsequió con un vistazo llameante. Y se retiró taciturno. El camarero sirvió la gaseosa. Karvel empezó a sorber el líquido, con parsim oni a, al tiempo que admiraba el paisaje. Nubes de raudo volar, destacaban su recortada blancura contra el azul inmaculado del cielo. Un viento afilado se elevaba desde el fondo del valle y sacudía el parasol de la mesa. Desde la zona de estacionamiento, llegaban hasta él los ruidos de los automóviles que iban o venían. El teniente Ostrander subrayaba pasajes de aquel tema musical indefinible, soltando de vez en cuando su aguda llamada del alce en celo. Un silbido penetrante, al que no tardaba en responder otro de las mismas características destrozadoras de tímpanos. Karvel levantó el vaso con aire resignado. En tales momentos se sentía inseguro, se balanceaba entre las glorias de la naturaleza y las vulgaridades del hombre. Y en grave peligro de desplomarse por el barranco de lo nefasto. Destinó la siguiente media hora a la noble tarea de compadecerse de Bert Whistler. Whistler no había deseado enriquecerse; de otro modo, no hubiera abierto su establecimiento a tantos kilómetros de la civilización. Pero, después, las Fuerzas Aéreas instalaron una nueva base en las cercanías y los ingresos del tabernero se remontaron hacia las alturas como un cohete. Karvel pensó que el dinero, ganar dinero, podía convertirse en una costumbre tan perniciosa como el vicio de drogarse. Aunque los denuestos de Whistler resultaban cómicos con mucha frecuencia, Karvel no había conocido otro hombre tan desprovisto de sentido del humor. Toleraba los chistes de los aviadores, no porque apreciase su gracia, sino porque nunca parecía captar la chispa o la segunda intención de las bromas. Era como un llamamiento retador para el espíritu competitivo de sus clientes. En la base, todo se hacía a golpe de silbato y la soldadesca se apresuró a escribir a casa pidiendo pitos, bocinas, sirenas, cuernos de caza, trompetas y todos los aparatos de armar ruido imaginables. Circulaba el rumor de que Whistler estaba pintando una pancarta, que colocaría sobre la puerta frontal de su establecimiento. Pero Karvel estaba convencido de que al propietario de la cantina le iba a faltar valor para poner aquel aviso. Al cabo de un rato, Karvel apartó de la imaginación a Bert Whistler y sus problemas, para contemplar a gusto, extasiado, la belleza del escenario campestre tendido frente a sus pupilas. La mano del hombre, normalmente corrosiva, se había manifestado benigna de modo extraordinario con aquel precioso valle. Las granjas eran prósperas y estaban bien cuidadas. Los bosquecillos que salpicaban el paisaje con generoso abandono, tenían el detalle de ocultar la mayoría de los edificios construidos por los labradores. Cabezas de ganado se diseminaban por laderas demasiado abruptas para permitir el cultivo de la tierra y pastaban la hierba silvestre que crecía por allí. El conjunto era apacible, estupendo y tranquilo. Daba una ilusión perfecta de perennidad. Uno podía mirar hacia otro lado o cerrar los ojos, con la absoluta certeza de que aquella hermosura continuaría invariable cuando volviese a proyectar la vista sobre el valle. La tarde fue transcurriendo poco a poco, despacio. Inclusive en un atardecer ventoso como aquel, el acontecimiento resultaba incongruente sin embargo no originó una impresión inmediata en la consciencia de Karvel. Eso impulsó a Karvel a ponerse en pie de un salto. La mitad de un bosquecillo se vino abajo y, en un abrir y cerrar de ojos, el pajar abandonado, en el otro extremo del valle, saltó hecho astillas y se desintegró. Karvel sacudió la cabeza. Era como una guadaña gigantesca, que lo segaba todo a su paso. Karvel forzó la vista, intentando avizorar qué había sido de los edificios de la granja, pero el arbolado formaba una cortina delante de las casas. Una punta de ganado salió despedida en varias direcciones y, un momento después, la destrucción llegó al borde contrario del valle y atravesó la granja de los Mueller. El granero se derrumbó y la casa quedó disuelta en medio de una nube de ladrillos disparados por el aire con inusitada violencia. Los edificios auxiliares y el silo de hormigón no sufrieron el menor daño. Lo tendremos encima dentro de unos minutos. Whistler se le quedó mirando, boquiabierto, durante varios segundos, y luego dio media vuelta y murmuró para sí:. La cortina de pinos jóvenes que había a la izquierda del patio se desplomó inopinadamente y una fuerza invisible se abalanzó contra Karvel. El impacto le dejó tendido en el suelo, a seis metros del punto donde estuvo de pie, aturdidísimo, y ensangrentado. El velador rodaba valle abajo, aunque el parasol y las botellas fueron lanzados hacia otra parte. La taberna continuaba incólume. Whistler acudió en ayuda de Karvel y le asistió mientras el comandante se levantaba. Ni siquiera oí un leve rumor. Karvel se abstuvo de contestar. El dolor de pecho se le agudizaba hasta la agonía cuando inhalaba aire. Tuvo la sensación de que su pierna izquierda, la sana, había sido arrancada de la articulación de la rodilla; y los ramalazos que torturaban diversos puntos de su cuerpo eran demasiado numerosos y estaban demasiado bien distribuidos para que mereciese la pena hacer un inventario de los mismos. Se enjugó con el pañuelo la humedad del rostro y se percató de que era sangre. Con el auxilio de Whistler, rodeó el inmueble de la taberna, rumbo a la zona de aparcamiento. Todos y cada uno de los pasos que daba constituía un refinado tormento y cada vez que respiraba el martirio era angustioso de veras. No obstante, se dio cuenta de que la ley de las compensaciones seguía en vigor. La intensidad de los dolores que acosaban su rodilla izquierda habían curado del todo el renquear de la pierna derecha, la artificial. En la parte alta de la carretera, una camioneta de carga había volcado sobre la zanja de la cuneta. Momentos antes, un automóvil lleno de soldados de aviación desembocó en la zona de aparcamiento. Karvel señaló a sus ocupantes el lugar del accidente de la camioneta y emitió una breve orden. Introdujo una moneda por la ranura y, no sin cierta sorpresa, comprobó que el aparato funcionaba. Llamó a la Base Hatch de las Fuerzas Aéreas y pidió que le pusieran con el oficial de guardia en el servicio de Operaciones de Combate. Me encuentro en la Taberna Rural de Whistler. Sugiero que dé una alarma general de tornado. Pongamos un cuarto de hora como margen de seguridad. Pero dé la alarma inmediatamente. Creo que por aquí ha habido bajas de personal civil y militar fuera de servicio, por consiguiente, necesitaremos todo el equipo y el elemento médico humano que pueda usted conseguir. Envíe todos los hombres de que pueda disponer, para que colaboren en la tarea de socorrer a los damnificados. La mayor parte de las granjas de esta zona han quedado gravemente afectadas. Se había cortado la línea. Karvel colgó el auricular y, con la ayuda de Whistler, avanzó por la repleta sala principal del establecimiento, hacia el Circulo de Oficiales. Ostrander se dedicaba a formar, con ademanes soñolientos, un monograma de "Oficial Piloto", a base de botellas de cerveza vacías. Karvel limpió la mesa mediante un gesto disgustado. Busque supervivientes. Ostrander se puso en movimiento. Es posible que encuentre varios automóviles destrozados y un montón de edificios en ruinas. Obre en consecuencia, de acuerdo con su propio criterio. Transmita informe sobre lo que descubra y particípenos la situación de los lugares donde hagan falta ambulancias y suministros médicos. Tal vez se vea obligado a convertir la casa en hospital interino. Vaya a contar a su esposa lo ocurrido y déjela al cuidado de todo esto. Diríjase luego a la base y trate de convencer a alguien de que hemos sufrido un desastre de importancia. El idiota que estaba de guardia en el servicio dé Operaciones de Combate no quiso creerme. Karvel vio partir a la patrulla del teniente Ostrander y ayudó al sargento a organizar la fuerza de rescate y a ponerla en camino. Bert Whistler contempló la escena en silencio. No fue un tornado. Acérquese usted a la base y meta allí mucho ruido. Insista en entrevistarse con el coronel Frazier en persona y dígale que va de mi parte. Whistler asintió con la cabeza y le ayudó a acomodarse tras el volante del coche. Un cuerpecito infantil yacía en el suelo, cubierto en parte por una guerrera de las Fuerzas Aéreas. El resto de la familia o ha muerto o permanecen inconscientes. No se oye ni un susurro. El teniente había dejado de ser el dicharachero bufón de la llamada de alce. Dirigió una orden en tono brusco a un par de muchachos, que se esforzaban con una viga suelta, y salió corriendo para echarles una mano. Karvel le observó aprobatoriamente. Se dijo que tendría que escribir una carta encomiando la actuación del teniente Phineas Ostrander Contuvo el impulso de acudir en auxilio del trío. Estaba seguro de tener por lo menos una costilla fracturada y se sorprendió a sí mismo dando un respingo previo a la profunda aspiración de aire que el cuerpo le pedía. De la herida de la cabeza continuaba brotando sangre. Había dejado la chaqueta en casa de Whistler y en aquella punta del valle que el sol p oni ente no caldeaba desde hacía un buen rato, pronto empezó a sufrir escalofríos. Puso en marcha el motor y conectó la calefacción. En la granja inmediata, sólo un granero de maíz resultó dañado. Karvel pidió al labriego y a sus tres hijos que fueran a ayudar a Ostrander. Luego reanudó la marcha. Se detuvo una vez y, tras apearse penosamente, fue a examinar un automóvil destrozado junto a la cuneta, pero sólo permaneció allí el tiempo justo que necesitó para asegurarse de que el hombre, la mujer y los niños que ocupaban el vehículo estaban muertos. De cualquier modo, tampoco le hubiera sido posible sacarlos del interior del coche: hacía falta, para ello, sopletes y herramientas cortantes. Hizo dos breves altos para mirar en derredor. El sudario de la muerte flotaba, denso y pesado, sobre la campiña lacerada, puñados de reses yacían inertes por diversos puntos, con las entrañas fuera de sus aplastados cuerpos. Había un coche aparcado en el lugar donde la carretera se nivelaba y un grupo de lívidos aviadores hacía cuanto estaba en su mano, ante el edificio de una granja deshecha. La furia empezó a desencadenarse en las proximidades de aquella casa y relatar el espanto de su violencia era algo que desafiaba a la imaginación. Un sargento de estado mayor reconoció a Karvel y corrió para informarle. Quebró una rama seca, para utilizarla a guisa de bastón, y atravesó la carretera cojeando. Se aventuró por un pastizal, hizo un alto para ponderar la naturaleza de una fuerza que podía arrancar de cuajo los postes de las cercas de alambre espinoso. Llegó al riachuelo y lo cruzó. Se sentó encima de él y, casi sin poder dar crédito a sus ojos, examinó el desmenuzado tronco y el astillado borde del tocón del que fue desgajado. Continuaba allí una hora después, cuando el coronel Frazier, comandante en jefe de la Base Hatch de las Fuerzas Aéreas, se le acercó, en compañía de su oficial de información, el comandante Wardle. El coronel le preguntó que qué diablos creía estar haciendo y Karvel se limitó a sacudir la cabeza y a dar la callada por respuesta. Había visto la esfera de color negro azulado, que descansaba en el fondo de una hondonada, a cosa de quince metros de distancia. A Karvel le extrañaba mucho su presencia, pero se consideró incapaz de aproximarse y echarle una mirada de cerca. Este capturó el insecto antes de que pudiera alejarse revoloteando, y se dedicaba a observarlo en el momento en que se presentó el coronel. Si la esfera constituía un adorno improbable para un paisaje rural, aquella mariposa representaba una franca imposibilidad. Gerald Haskins permanecía sentado pacíficamente en un rincón del despacho del coronel Frazier. Los coroneles habían vuelto a enzarzarse en otra discusión, pero Haskins les concedía escaso interés. En realidad, a Haskins sólo le importaban dos clases de personas: las que podían decirle lo que deseaba saber y las que estaban en condiciones de hacer algo que él quería que se hiciera. Aquellos militares no entraban en ninguna de las dos clasificaciones, pero eso no sorprendía ni decepcionaba a Haskins en contadísimas ocasiones, si bien, eso sí, le servían de ayuda para encontrar a la clase de personas que le interesaban. El coronel Frazier los llevó de inmediato a dar un inacabable paseo por el campo y los pies de Haskins habían quedado muy resentidos tras la caminata. No experimentaba rencor alguno, pero tenía sus dudas acerca de que aquello hubiera sido imprescindible. Estaba matando el tiempo, a la espera de que surgiese alguna persona interesante, predispuesta a contarle lo que era procedente hacer. El coronel Frazier manifestó su conformidad con un asentimiento de cabeza. El coronel del Ejército, que desplegaba la etiqueta de reticencia castrense exigible al parecer a un invitado que se movía por un terreno extraño a sus atribuciones, se creyó obligado, pese a todo, a intervenir con una suave protesta:. No creo que haya habido nunca un solo jefe que le atribuyera una calificación inferior a sobresaliente. Pero una buena descripción no es sinónima de explicación razonable o absoluta. Haskins se inclinó hacia adelante. Las patas delanteras de la silla chocaron, contra el suelo provocando un golpe sordo que produjo tres irritados fruncimientos de ceño. Se trata de un oficial en retiro Formaba parte del nuevo equipo de astronautas y realizaba una labor impresionante, como todo el que le conociese esperaba de él. Pero se vio complicado en un monstruoso accidente automovilístico. Usted le brindó a personas que viven en las calles de Nueva York una cena de gala y les prometió dólares a cada uno de ellos. Realmente algo noble. Un rebelde tal como el de los libros de cuentos. Reciba saludos cordiales. Sus amigos de The Red Bulletin. Esto podría incitar a Poitras a cometer otras actividades ilegales. Poitras comenzó sus actividades sospechosas cuando viajó en a Irak para documentar el despliegue militar de Estados Unidos. Varias medidas se han impuesto; sin embargo, estas no impidieron las actividades subversivas de la persona que tienen como objetivo. En los controles se le prohibió a Poitras la presencia de un abogado. A pesar de todo lo mencionado anteriormente, las medidas tomadas no han logrado hasta el momento un avance apreciable en la investigación y asimismo fracasan en su efecto disuasorio. La unidad especial de ecologistas de Bethune entrena el abordaje de barcos con replicas de rifles de asalto M4 , frente a la isla filipina de Palawan. Bethune, con la cara al viento y los ojos entrecerrados, se sujeta con fuerza a las amarras de proa. Cuando lo alcanza, Bethune da la orden de abordar. Cuatro hombres aparecen uno tras otro por la barandilla del pesquero. Uno asegura la popa y dos se posicionan en la cubierta de proa. Durante un largo lapso, ambos se miran fijamente antes de hablar. Es una tarde calurosa a fines de marzo, en la que Pete Bethune y su equipo. En su campamento Bethune recoge evidencias contra un supuesto contrabandista de animales. Dos marines estadounidenses acechan el almacén del hombre. Este neozelandés persigue delincuentes ambientales. Matt, de 34 años y Tim de 25, formaron parte de los marines de EU, Phil, de 27, sirvió como teniente en los Seals, Stéphane, de 48, fue paracaidista del ejercito francés y antes de comenzar a trabajar para Bethune, era guardaespaldas de reporteros de televisión en Siria. Bethune tiene su unidad estacionada durante cuatro meses en Palawan, para dar caza a los pesqueros ilegales, cazadores furtivos y contrabandistas de animales. Un pequeño equipo de filmación documenta sus misiones, que salen en televisión bajo el título de The Operatives. Se trata de una unidad de comando para la protección del medioambiente. Sin armas. Con adversarios reales. Bethune financia las misiones a través de donaciones. Bethune, sentado en la compuerta de carga de la cubierta se saca la camiseta y se la envuelve en su cabeza calva como si fuera un turbante. Tiene 50 años, una cara angular y la figura de un kick boxer. Cada semana se sienta durante varias horas en la bicicleta fija. Al amanecer hace flexiones en la playa. Bethune fundó los Operatives en para presionar a los gobiernos a través de los medios de comunicación. Sus hombres filmaron la matanza de focas en la costa de Namibia no apto para impresionables, Bethune Seal Hunt en YouTube , rastrearon con drones a los pesqueros ilegales y dieron caza a los buscadores de oro en Costa Rica. El equipo de filmación de Bethune fue atacado con rifles de asalto AK mientras hacía su trabajo. En el pesquero, se inicia la segunda sesión de entrenamientos. Los soldados de Bethune le enseñan a los hombres de la guardia costera cómo buscar sospechosos y capturarlos. A Matt Griffin, el marine de EU, le gusta el death metal noruego y los tatuajes; que incluyen unos nudillos de acero y la cabeza de una cabra en su espalda. Phil, el Seal de la marina, que no quiere leer su nombre en la revista, es un hombre fornido, con barba y largas pestañas. Un interlocutor sorprendentemente elocuente cuando conversa. Aunque por lo general permanece callado. Matt le da una patada en la rodilla. Phil cae al suelo. Matt se arrodilla sobre él y presiona sus rodillas sobre las piernas y el cuello de Phil. Alta tecnología: la circulación de los artefactos de buceo de los Operatives absorben las burbujas de aire. De esta manera permanecen sin ser detectados. El ex marine estadounidense Tim centro , forma a los hombres de la guardia costera. En el entrenamiento interpreta el papel de un pescador ilegal. Desde hace cuatro horas practican el abordaje del barco. Los hombres de la guardia costera asienten en silencio. Bethune cuenta que en , dos marineros surcoreanos fueron apuñalados por pescadores ilegales chinos cuando intentaban arrestarlos. El camino de Bethune hasta ser el líder de esta unidad de comando se lee como si se tratara de un libreto extraño: estudió ingeniería en Nueva Zelanda y trabajó en una plataforma petrolera. Ganó mucho dinero, pero se aburrió. Navegó durante cuatro años alrededor del mundo. En enero de , un barco de toneladas que acompañaba a la flota japonesa embistió contra su bote. Sobrevivió a duras penas. Bethune no se desanimó con esto, por el contrario, decidió abordar el barco. Bethune fue arrestado y llevado a Tokio, donde permaneció durante cuatro meses en una prisión de alta seguridad a la espera del juicio por vandalismo y el abordaje ilegal. Dormía sobre una estera delgada, su celda medía tres metros por uno y medio. Por la noche caminaba a lo largo de las paredes para mantenerse en forma. Una vuelta de diez pasos… mil vueltas noche tras noche. La idea de los Operatives se le ocurrió alguna vez durante sus caminatas. Reunión de equipo en el escondite de los ambientalistas: Bethune consulta con el Seal de la marina Phil izquierda y el soldado estadounidense Tim derecha. Entrenamiento matutino de los Operatives en el escondite de Palawan. En julio de , Bethune fue puesto en libertad condicional. Un amigo del ejército le consiguió contactos de ex soldados. Bethune los contactó por Facebook y les ofreció dólares por día de salario. Para cada una de sus misiones forma un nuevo equipo, no hay escasez de candidatos: para las misiones en Asia de finales de se postularon cerca de cien ex militares. Bethune eligió cuatro y voló a Palawan con ellos. Entretanto, sobre el barco de pesca azul frente a Puerto Princesa, los hombres de Bethune se preparan. Por la noche, de vuelta en Puerto Princesa, Bethune desembarca, se sube a su jeep y se dirige hacia el norte a través de la capital de la isla; un paraíso para mochileros, lleno de mototaxis. El viaje desde el puerto a la ciudad, a través de un camino rural y de tierra que lleva al escondite de los Operatives, demora unos 30 minutos. Presunta ruta de un barco contrabandista en la laptop de Bethune. El rastreador GPS lo introdujo a bordo su Seal de la marina. Bethune camina descalzo por la arena. Su choza, construida sobre pilares de madera, es el centro de control. La carne del pangolín, un insectívoro similar al tejón europeo, se considera un manjar en China. Hace dos años la guardia costera de Filipinas descubrió un carguero chino con 3, especímenes muertos. Quieren confirmar la sospecha de que contiene animales protegidos en sus contenedores. Bethune sonríe. En el campamento, Bethune abre su laptop. Un ex atleta campeón olímpico y multicampeón del mundo relató una historia desconocida hasta hoy. Lucero tomó con buen humor sus errores en televisión y compartió sus momentos divertidos en Twitter. La actriz también reveló lo mucho que le gustó trabajar de la mano de Fernando Colunga. Desde el pasa 10 de julio, día en que la red inició operaciones, se ha observado que la principal causa por la que los jóvenes se ha comunicado ha sido por estrés y depresión. La oposición señaló que se corre el riesgo de que los hospitales y consultorios del país se llenen de insumos para la salud de dudosa procedencia. La tormenta tropical provocó lluvias intensas que no han parado desde el domingo 25 de julio. Aceptaba, agradecido, la caricia del vientecillo. A los chiquillos de las proximidades no se les concedería permiso para retozar por allí con su acostumbrada algarabía multitudinaria hasta que la temperatura hubiese ascendido un poco, detalle este que explicaba lo del prodigioso silencio que prevalecía en el lugar. Se rasuró despacio y se vistió con mayor lentitud todavía. Ni sed. La verdad es que nunca sentía auténticas ganas de echar un trago. Sólo bebía cuando se consideraba obligado a matar el tiempo, a falta de otra cosa mejor que hacer. Lo malo era que, por desgracia, eso ocurría casi continuamente. Salió del remolque y, mientras el viento se esforzaba con insistencia en refrescarle, cerró la puerta con llave. Los parroquianos de Whistler conocían la situación exacta del establecimiento, pero cualquiera que se aventurase por aquel camino estrecho, serpeante y deteriorado podía darse por perdido A menos que fuera cliente de Whistler. La invasión militar estaba en pleno desarrollo cuando Karvel condujo su vehículo hacia las profundas rodadas que hendían el piso de la zona de aparcamiento. Los aviadores de la Base Hatch de las Fuerzas Aéreas, cumplidas sus espectaculares hazañas a bordo de los ingenios voladores, suben a cualquier cacharro dotado de ruedas y con fuerza motriz propia y se dirigen en masa a la Taberna Rural de Whistler, cuyo propietario los odia precisamente por eso. Karvel titubeó frente a la entrada, se dijo, sin convicción, que debía comer algo y penetró en el local. Para su insolencia no existía discriminación. Insultaba a coroneles y a soldados rasos con la misma soberbia imparcialidad. Sus ojos cayeron sobre Karvel. Karvel sonrió, se abrió pasos a codazos por entre la multitud situada junto a la puerta y se acercó cojeando a la cocina. Con ademanes y expresión joviales, el teniente recogió su botella y su vaso y se levantó. Había tres muchachas sentadas a la mesa. Todas ellas iban ataviadas con preciosos vestidos civiles. Todas ellas eran jóvenes, guapas y atractivamente curvilíneas. El cuadro era lo bastante extraordinario como para resultar perturbador. Whistler había perdido su apacible y amistosa clientela local cuando las Fuerzas Aéreas tomaron la comarca por asalto. En el establecimiento de Whistler, durante las horas de permiso de la tropa. Y era tal la fama que tenía la taberna por los alrededores, que Whistler ni siquiera se aventuraba a contratar los servicios de una camarera. Comandante Bowden Karvel. Las damas son actrices de televisión, comandante. Es probable que las haya visto en la pequeña pantalla. La señorita Sylvester es la primera figura de ese espacio. Karvel la observó con aire grave. Era rubia, tenía una carita muy linda y unas ondulaciones corporales tan sensacionalmente proporcionadas como sus pestañas. Se remontó en el aire la risa de la joven, tan musical y alegre que resultaba desconcertante del todo, incluso para un misógino declarado como Bowden Karvel. Pero si yo no soy ninguna muchacha descarriada Interpreto el papel de oficial instructor. Puede reírse cuanto guste, pero mantenga la imaginación apartada de las consecuencias estructurales del asunto, que no le conciernen en absoluto. Se queja de que ocupan demasiado espacio y quiere que se las lleve de allí. Creí que los muchachos las considerarían interesantísimas. Y por lo que se refiere a las conchas marinas Pero, de todas formas, iré a echar una parrafada con él. Se me ha olvidado lo que dijo que haría con las piedras y las conchas. Apelaré a la generosidad de su naturaleza. De cualquier modo, no tiene motivo alguno para quejarse. El hombre puso cara de desaliento al ver la comida. Siguió inclinando o sacudiendo la cabeza cuando le dirigían la palabra, pero por sus oídos no entraba ninguna de las preguntas; y, posteriormente, no recordó casi nada de los sucesos que se desarrollaron en el curso de la hora siguiente. No obstante, y sin que existiera razón particular alguna que lo justificase, las contadas sensaciones inconexas que retuvo destacaron en su memoria con cierto vigor:. La torpeza del mozo nuevo e inexperto de Whistler, que pretendió servirle un "manhattann" con una aceituna dentro y que acabó volcando el líquido sobre la cara de Karvel. Y hubo también el episodio del paisano desconocido, que apareció repentinamente en la entrada de la taberna y preguntó:. Karvel se percató de que se le tendían unas manos y de que las muchachas y sus galanes se disponían a marchar. Trató de ponerse en pie, se le enganchó la pierna artificial en la pata de una silla y continuaba intentando desembarazarse de aquel estorbo cuando el grupo salía del local. Abandonó el edificio de la taberna por la puerta de la cocina y se dirigió a la parcela de la parte posterior que era la zona que Whistler había decidido bautizar con la pomposa denominación de "jardines de la cantina". Las sillas eran cómodas. El servicio y los insultos no resultaban peores que los que se recibían dentro del local, y el panorama, debido a que La Taberna Rural de Whistler se erguía peligrosamente cerca del borde de un precipicio abierto a un profundo valle, era magnifico. Whistler enderezó el cuerpo todo lo que le permitieron sus ciento sesenta y cinco centímetros de estatura, se limpió las manos con el sucio delantal blanco que cubría su barriga y contempló a Karvel en medio de un silencio patidifuso. El mes pasado ya se le esperaba, pero las mesas permanecían afuera. Quiero mi mesa. La temperatura es demasiado fría. El frío es una de las pocas incomodidades auténticas que no ha pervertido la civilización moderna. Debería probarlo alguna vez. Las cuatro hileras de aviadores amontonados delante del mostrador, corearon el argumento con gritos jubilosos. Llevarse la mesa del comandante cuando ni siquiera ha asomado el invierno. El tabernero hizo oídos sordos. Le encantaba discutir y sus toscas facciones ocultaban un cerebro rebosante de sorprendentes recursos dialécticos. Karvel sonrió, disfrutando por anticipado de la devastadora réplica que preveía, pero antes de que Whistler tuviese tiempo de pronunciar una sola palabra, el sargento levantó los brazos e impuso silencio. Whistler se tambaleó, sacudido por la idea de que ganar aquella disputa podía costarle dinero. Fulminó a Karvel con la mirada. Luego bajó al sótano y regresó escaleras arriba, cargado con el velador. Karvel apreciaba de veras al tabernero y habría preferido imponer su punto de vista sin el golpe bajo de la caja registradora. Sin embargo, el daño ya estaba hecho. Depositó un billete encima del mostrador, dijo a los muchachos que podían beber por su cuenta, mientras durase aquel dinero, y abandonó la sala en medio de un estrepitoso orfeón, que entonaba "Es un muchacho excelente". Siguió a Whistler hasta el patio y reanudó el debate. En esta ocasión, el tema fue la cantidad de sillas que Bowden Karvel necesitaba para ponerse cómodo. Llegaron a un acuerdo sobre la base de dos asientos. El día me es favorable. Cuando derrocho mi dinero en whisky, incluso en ese quitamanchas que usted vende como si fuera whisky, quiero sentirme lo bastante dichoso como para gozarlo a pleno paladar. En silencio, Whistler le obsequió con un vistazo llameante. Y se retiró taciturno. El camarero sirvió la gaseosa. Karvel empezó a sorber el líquido, con parsim oni a, al tiempo que admiraba el paisaje. Nubes de raudo volar, destacaban su recortada blancura contra el azul inmaculado del cielo. Un viento afilado se elevaba desde el fondo del valle y sacudía el parasol de la mesa. Desde la zona de estacionamiento, llegaban hasta él los ruidos de los automóviles que iban o venían. El teniente Ostrander subrayaba pasajes de aquel tema musical indefinible, soltando de vez en cuando su aguda llamada del alce en celo. Un silbido penetrante, al que no tardaba en responder otro de las mismas características destrozadoras de tímpanos. Karvel levantó el vaso con aire resignado. En tales momentos se sentía inseguro, se balanceaba entre las glorias de la naturaleza y las vulgaridades del hombre. Y en grave peligro de desplomarse por el barranco de lo nefasto. Destinó la siguiente media hora a la noble tarea de compadecerse de Bert Whistler. Whistler no había deseado enriquecerse; de otro modo, no hubiera abierto su establecimiento a tantos kilómetros de la civilización. Pero, después, las Fuerzas Aéreas instalaron una nueva base en las cercanías y los ingresos del tabernero se remontaron hacia las alturas como un cohete. Karvel pensó que el dinero, ganar dinero, podía convertirse en una costumbre tan perniciosa como el vicio de drogarse. Aunque los denuestos de Whistler resultaban cómicos con mucha frecuencia, Karvel no había conocido otro hombre tan desprovisto de sentido del humor. Toleraba los chistes de los aviadores, no porque apreciase su gracia, sino porque nunca parecía captar la chispa o la segunda intención de las bromas. Era como un llamamiento retador para el espíritu competitivo de sus clientes. En la base, todo se hacía a golpe de silbato y la soldadesca se apresuró a escribir a casa pidiendo pitos, bocinas, sirenas, cuernos de caza, trompetas y todos los aparatos de armar ruido imaginables. Circulaba el rumor de que Whistler estaba pintando una pancarta, que colocaría sobre la puerta frontal de su establecimiento. Pero Karvel estaba convencido de que al propietario de la cantina le iba a faltar valor para poner aquel aviso. Al cabo de un rato, Karvel apartó de la imaginación a Bert Whistler y sus problemas, para contemplar a gusto, extasiado, la belleza del escenario campestre tendido frente a sus pupilas. La mano del hombre, normalmente corrosiva, se había manifestado benigna de modo extraordinario con aquel precioso valle. Las granjas eran prósperas y estaban bien cuidadas. Los bosquecillos que salpicaban el paisaje con generoso abandono, tenían el detalle de ocultar la mayoría de los edificios construidos por los labradores. Cabezas de ganado se diseminaban por laderas demasiado abruptas para permitir el cultivo de la tierra y pastaban la hierba silvestre que crecía por allí. El conjunto era apacible, estupendo y tranquilo. Daba una ilusión perfecta de perennidad. Uno podía mirar hacia otro lado o cerrar los ojos, con la absoluta certeza de que aquella hermosura continuaría invariable cuando volviese a proyectar la vista sobre el valle. La tarde fue transcurriendo poco a poco, despacio. Inclusive en un atardecer ventoso como aquel, el acontecimiento resultaba incongruente sin embargo no originó una impresión inmediata en la consciencia de Karvel. Eso impulsó a Karvel a ponerse en pie de un salto. La mitad de un bosquecillo se vino abajo y, en un abrir y cerrar de ojos, el pajar abandonado, en el otro extremo del valle, saltó hecho astillas y se desintegró. Karvel sacudió la cabeza. Era como una guadaña gigantesca, que lo segaba todo a su paso. Karvel forzó la vista, intentando avizorar qué había sido de los edificios de la granja, pero el arbolado formaba una cortina delante de las casas. Una punta de ganado salió despedida en varias direcciones y, un momento después, la destrucción llegó al borde contrario del valle y atravesó la granja de los Mueller. El granero se derrumbó y la casa quedó disuelta en medio de una nube de ladrillos disparados por el aire con inusitada violencia. Los edificios auxiliares y el silo de hormigón no sufrieron el menor daño. Lo tendremos encima dentro de unos minutos. Whistler se le quedó mirando, boquiabierto, durante varios segundos, y luego dio media vuelta y murmuró para sí:. La cortina de pinos jóvenes que había a la izquierda del patio se desplomó inopinadamente y una fuerza invisible se abalanzó contra Karvel. El impacto le dejó tendido en el suelo, a seis metros del punto donde estuvo de pie, aturdidísimo, y ensangrentado. El velador rodaba valle abajo, aunque el parasol y las botellas fueron lanzados hacia otra parte. La taberna continuaba incólume. Whistler acudió en ayuda de Karvel y le asistió mientras el comandante se levantaba. Ni siquiera oí un leve rumor. Karvel se abstuvo de contestar. El dolor de pecho se le agudizaba hasta la agonía cuando inhalaba aire. Tuvo la sensación de que su pierna izquierda, la sana, había sido arrancada de la articulación de la rodilla; y los ramalazos que torturaban diversos puntos de su cuerpo eran demasiado numerosos y estaban demasiado bien distribuidos para que mereciese la pena hacer un inventario de los mismos. Se enjugó con el pañuelo la humedad del rostro y se percató de que era sangre. Con el auxilio de Whistler, rodeó el inmueble de la taberna, rumbo a la zona de aparcamiento. Todos y cada uno de los pasos que daba constituía un refinado tormento y cada vez que respiraba el martirio era angustioso de veras. No obstante, se dio cuenta de que la ley de las compensaciones seguía en vigor. La intensidad de los dolores que acosaban su rodilla izquierda habían curado del todo el renquear de la pierna derecha, la artificial. En la parte alta de la carretera, una camioneta de carga había volcado sobre la zanja de la cuneta. Momentos antes, un automóvil lleno de soldados de aviación desembocó en la zona de aparcamiento. Karvel señaló a sus ocupantes el lugar del accidente de la camioneta y emitió una breve orden. Introdujo una moneda por la ranura y, no sin cierta sorpresa, comprobó que el aparato funcionaba. Llamó a la Base Hatch de las Fuerzas Aéreas y pidió que le pusieran con el oficial de guardia en el servicio de Operaciones de Combate. Me encuentro en la Taberna Rural de Whistler. Sugiero que dé una alarma general de tornado. Pongamos un cuarto de hora como margen de seguridad. Pero dé la alarma inmediatamente. Creo que por aquí ha habido bajas de personal civil y militar fuera de servicio, por consiguiente, necesitaremos todo el equipo y el elemento médico humano que pueda usted conseguir. Envíe todos los hombres de que pueda disponer, para que colaboren en la tarea de socorrer a los damnificados. La mayor parte de las granjas de esta zona han quedado gravemente afectadas. Se había cortado la línea. Volviendo a mi interrumpido viaje a Valparaíso, Todo se arregló. Desembarqué en la Estación Puerto, correctamente uniformado. Visitamos la Escuadra. Me acuerdo del crucero Blanco Encalada. Entramos al buque por un portalón que daba directamente a la zona de bodegas. En un bote verde, estaba amarrado un chancho vivo. Es posible, que de este episodio de mi niñez, surjan las raíces de mi atracción por la Armada y su gente. Todos mis hijos han tenido traje de marinero y también mis nietos. Ella era quien me contaba la Historia Sagrada y la Guerra del Pacífico. A veces los hechos se me confundían, y me los explicaba con infinita paciencia. Mi abuela conoció a Prat, en un baile en la Embajada Argentina. Un día me dijo:. Esto siguió amarrando mi espíritu al mar y sus héroes. Treinta y cuatro años después, cuando yo trabajaba en la Moneda, para el primer 21 de mayo del presidente Frei, hice que todo el personal de cocina y de comedor, que tradicionalmente pertenecen a nuestra Armada Nacional, vistieran su uniforma institucional, y formados, recibieran, a primera hora, el saludo del presidente. Esto ocurría en la mañana, pues en la tarde se efectuaba la ceremonia del Congreso Pleno, donde se leía el Mensaje Presidencial. Le dije a la prensa:. Esta ceremonia se viene efectuando desde , cuando llegamos a nuestra actual dirección. Todos esperamos con devoción, las doce horas y diez minutos, que es el momento en que la Esmeralda se va a pique. Hice la Primera Comunión el 8 de diciembre de , a los siete años. A uno lo comenzaban a preparar a fines de octubre y durante todo el Mes de María. Para este efecto, los padres contaban con el catecismo en las Parroquias o con personas conocedoras del Evangelio y la liturgia católica, que como obra de apostolado, enseñaban a los niños el sentido de este Sacramento. A mí me preparó una santa señora, amiga de mi abuela, doña Clarita Murillo. Dos días antes del gran momento, había que confesarse. Yo lo hice en la iglesia de San Ignacio. La ocasión, era sin duda, importante por ello la ceremonia era muy solemne. Los niños, hombres y mujeres, vestían una ropa especial. Las niñitas enteras de blanco, con vestido largo y velo en la cabeza. En una vara de azucena, llevaban su cinta de Primera Comunión, prendida con un lazo. En ella, con letras doradas, estaba escrito el nombre de la niña y la fecha. Un librito de misa y rosario, completaban la tenida. Los hombres vestíamos traje azul marino, de pantalón corto, camisa y guantes blancos, zapatos negros y calcetines del mismo color que los guantes. Del cuello nos pendía sobre el pecho, una medalla de la Virgen María. La misa era a las ocho de la mañana. Recordemos que había que comulgar en ayunas. Quien me dio la Eucaristía, fue el padre Aguirre, hermano del Presidente de los vascos. Años después presidió su Gobierno en el exilio, debido a la Guerra Civil. Vino a Chile y dio una conferencia en el teatro Principal. Había estudios especializados. Hay algo que no se olvida. El recuerdo de tantas niñas de blanco, pequeñas novias, que caminaban por las calles y sendas de Chile, acompañadas por sus familiares, rumbo al templo o ya de vuelta tras el esperado desayuno: chocolate, pan tostado, Bils y queque. Lo creo. De aquel día, en lo material, todavía conservo la cinta con galones y letras doradas; en lo espiritual, mis anhelos de Salvación. El mar la armada, es Valparaíso. Se quedó. Se caso con chilena, doña Eloísa Delgado. Mi abuelo nació en esa ciudad ventolera. A todos los olores ya nombrados, debemos, en este caso, agregar el de yerba mate. Creo que nadie entendía nada. Cuando nos sacaban los pañales, nos ponían unos pantaloncitos cortos, los cuales, no sé por qué razón, no tenían marrueco. Valparaíso, lugar de mi primer romance. Inocente, sereno y muy emocionante. De esto no me di cuenta. Estuve un buen rato mirando a una niña que columpiaba a su hermanito. Ella, que si había hecho la lesa, de mi larga vigilia, al fin me miró coquetamente y sonrió. Era preciosa. De inmediato intenté ponerme de pie, acercarme a los columpios y, por que no, convidarle alguna pastilla de menta u otro afrodisíaco. Hice un supremo esfuerzo. Me alcé. Pero en el asiento había quedado pegado, como un tapiz, el género de las asentaderas de mis pantalones e incluso de los calzoncillos. Otro recuerdo porteño. Mi amigo Enrique Mastrantonio, tenía una buena lavandería instalada en Viña del Mar, destinada a servir en toda esa zona del litoral. Le iba bien. Era y es muy importante, lograr el contrato para lavar la ropa blanca del buque, durante su estadía en el puerto. Él, de pantalones blancos de fina lanilla, chaqueta azul con botones dorados y cubriendo su cabeza, con gorra blanca de dueño de yate y un ancla dorada coronando la visera. De pronto la banda irrumpió con la Canción Nacional de Chile, que fue dignamente escuchada por la gente del Ile de Francia, con Mastrantonio cuadrado, y las niñas con la manito en el pecho. Acto seguido, se escucharon los inconfundibles sones de la Marsellesa. Enrique Mastrantonio se mantuvo digno hasta el final. Incluso se dejó fotografiar con algunos turistas. Cuando en agosto de , se produjo el terremoto de Valparaíso, con el anochecer avanzado, diversas y crueles penurias sufrieron los porteños. Casas en el suelo, incendios abrasadores, y la paradoja de un violento aguacero. Esa noche nadie durmió. A todo esto, la guarnición militar de nuestro puerto, estaba en maniobras, a algunas horas de marcha de la ciudad. Cuando el almirante Gómez Carreño, sufrió el remezón del sismo, ordenó levantar los campamentos, y en marcha forzada volvió a Valparaíso. Con las primeras claridades del alba, llegó con su tropa al alto del puerto, las cumbres que rodean las zonas edificadas. La visión era aterradora. La gente al oír y ver los seres fantasmales, en el alto horizonte, creyeron que era el Juicio Final. Costó calmar a la gente. Volviendo a mi primera infancia, otro lugar, junto al recuerdo de Valparaíso, es Doñihue. En ese campo nació mi madre. Fue tierra de mis abuelos. Muchas tierras, el Tata las perdió todas. Mi abuela le decía:. Yo alcancé a conocer los finales de su apogeo. Con orgullo reconozco su influencia huasa dentro de mí. Mi primera infancia transcurrió, por lo que después supe, en plena crisis. Nunca me di cuenta. Al contrario, lo encontraba entretenido que no hubiera pan y que este se hiciera en la casa. Lo asaltaron los mineros cesantes que venían de las salitreras. Solución; que fuera conmigo, pues de esa manera no se iba a arriesgar. Vi, como unos carretones, llenos de arena, la iban desparramando por las calles. Después supe, que era para que no resbalaran los caballos de la policía. En lo que tiempo después, identifiqué como Estado con Huérfanos, vimos a un carabinero montado, batiéndose con su lanza contra una multitud enardecida. Realmente el jinete era un diestro combatiente. Él se defendía con la punta de su lanza, y con el regatón, cuando lo atacaban por la espalda. El hombre realmente sabía usar la esgrima de lanza. Es deportado a la Argentina con camas y petacas, la Ester era una de sus empleadas y lo acompañó al destierro, al cuidado de algunos de los niños del general y la señora Graciela. Años después, esta Ester, trabajó en la casa de mis padres y nos contaba detalles, del viaje hacia la Argentina. Todo este período de la historia de Chile, lo vivimos en una casa enorme, de tres pisos, en la calle Claras , hoy Mac Iver, al llegar a Esmeralda. El país se debatía en medio de una crisis política, social y económica. Subían y caían gobiernos. Yo seguía oyendo cosas que no entendía, por ejemplo, la Cosach. Siempre creí que esa palabra era la que causaba todos los conflictos y preocupaciones de los grandes. No se casó para estar siempre junto a mi hermana y a mí. Una santa. El Tata ya había perdido todo. Cuando se ponía el sol, se escuchaban los gritos de los canillitas, anunciando ediciones extraordinarias de los diarios, éstos los llamaban Suplementos. Era el medio para informarse. Nació en esos días. Todo dependía de las noticias y su importancia. Conmoción causó la presencia de un avión rojo, no identificado, que volaba sobre Santiago. Cuando la Fuerza Aérea salió a interceptarlo, se perdió entre los cerros de la pre-cordillera. A todo este panorama de incertidumbre, inquietud y pobreza, que afectaba a todo el mundo, en el caso de mi familia se acrecentaba por un motivo particular. No se sabía nada de él, por que estaba acuartelado. Una bala lo había herido. Lo mandaron a su domicilio porque la enfermería de la unidad estaba repleta. Providencialmente, un antiguo empleado doñihuano de mi abuelo, vino a verlo, trayéndole tortillas de rescoldo y un costillar de chancho. El hombre, como era ocurrente, también trajo un chiquito de chacolí. Esa noche, Hernancito fue agasajado con un verdadero banquete. En la sobre mesa, hablaba de mi coronel. Supimos que era el coronel Marmaduque Grove Vallejos, que era el factotum de todo lo estaba ocurriendo. Grove era odiado por sus detractores. Presidió el primer gobierno socialista en Chile, el cual duró unos pocos días. Era un distinguido oficial egresado de la Escuela Militar, dominaba varios idiomas, entre otros, el griego. Al frente de nuestra casa, vivía don Pedro Aguirre Cerda y la señora Juanita. Siempre creí que ella era la Gabriela Mistral. A propósito, la Marta Rivas, la esposa de Rafael Agustín Gumucio, el hijo del famoso líder conservador, siempre fue una mujer con gran encanto y sentido del humor, un día nos dijo:. Bien intencionado, pero no siempre muy feliz al elegir sus opciones. En su calidad de presidente de la juventud del Partido Conservador, estaba en la Moneda, cuando en las calles la violencia arreciaba. El presidente Montero lo hizo pasar a su despacho, donde el mandatario se encontraba acompañado de algunos ministros. Las grandes puertas del Palacio Presidencial, se encontraban cerradas y con fuertes trancas, La guardia se parapetaba tras unos sacos de papas, porotos y otras menestras, que se habían traído de la cocina. Se produce una pausa y luego el estruendo: las puertas de la Moneda habían sido derribadas de cuajo. Hubo pocos disparos; la guardia fue copada, felizmente sin bajas. La zalagarda se sentía subir por la escala de piedra que conduce al despacho del presidente. A medida que la turbamulta avanzaba, por cierto que la bulla iba creciendo. Por fin llegaron frente a la puerta, que estaba cerrada: guardaron silencio, este fue interrumpido por unos discretos golpes en la puerta. El Presidente Montero dijo en voz alta:. Tomó su abrigo, bufanda y sombrero y salió de su despacho y de la Moneda. El comandante de esta unidad blindada era el Guatón Lagos, coronel, el cual por su volumen y corpulencia, no cabía en los tanques. Éstos marchaban por la calle, mientras él, lo hacía a pie por le vereda. Desde niño me interesé por los hitos históricos. Por las fechas y los acontecimientos; por las efemérides y las conmemoraciones. Un hecho, lejano en el horizonte, era el Cuarto Centenario de la Fundación de Santiago, el cual me llenaba de curiosidad por los festejos que intuía. Por fin llegó el 12 de febrero de En general, los pilotos profesionales y sus equipos usan zapatos nuevos, lentes de sol y overoles. Si te va bien en esta carrera, tu vida va a cambiar. No hace tonterías. Cuando Park hizo la transición de la bicicleta a las camionetas, podía trabajar en casa: hacer ciclismo off-road implica lesiones, dice. Pronto fue ganando carreras. Finalmente conoció algunos patrocinadores y comenzó a trabajar en sociedad con una empresa de aceite de oliva local llamada Baja Olive. El nombre de la empresa reluce brillantemente en su camioneta negra. La meca de los todoterreno, que comprende millas. Allí competían. Los equipos de padre-hijo o padre-hija no son infrecuentes. La Mint se ha convertido en un asunto familiar. Thompson para la historia. Se habían registrado un total de Así nació la Mint Es en estas horas, estos escasos momentos entre el trabajo y la familia, que se dio cuenta que correr se había convertido en una pasión. El día de Park comienza cerca del amanecer. Desayuna junto a su esposa Mia, pianista y editora de una revista, en su cocina pequeña y se va a trabajar. Durante las siguientes nueve horas se dedica a solucionar problemas en las computadoras de su empresa de diseño, mientras gestiona Baja Olive y seduce a otros patrocinadores para que le den repuestos y talleres donde trabajar. Después de la cena se pone el overol y vuelve a trabajar. El equipo de Park cierra con llave la camioneta dentro del lugar. Los tres se remontan a un cuarto de siglo de amistad. En el implacable desierto de Nevada, los mejores planes pueden acabar con humo en el motor. Hay camiones, vehículos todoterreno, buggies, viejos escarabajos Volkswagen y areneros que parecen kartings del desierto y bien alimentados. Se sacuden, levantan revoluciones, gruñen, braman y salen. Ya hay una baja y levanta una bruma de arena sobre la pista. Participan un total de 25 clases, como la clase 5 los Volkswagen o la Clase 7 Stock Mini la clase de Park. Los tiempos de cada corredor se registran mediante un GPS y se les suma tiempo en caso de cometer infracciones, como conducir fuera del recorrido. El sol acababa de eclipsar los picos de las montañas cuando Park llega a la línea. Un alto oficial con un chaleco naranja no mira su tablet cuando Park se detiene, mira al frente y luego desaparece en una nube de polvo. No hace la parada en las primeras 50 millas. Antes, siente la potencia de los caballos de fuerza de su motor. Tenemos gasolina, tenemos contacto. Park y su equipo no asistieron a las celebraciones ni a ninguna otra fiesta postcarrera, por las que también tiene su reputación la Mint. Tenían cervezas en el hotel de Jean, en Nevada, a 30 millas. Cuando todo estuvo dicho y hecho y se examinó el resultado, el problema fatal resultó ser, de cierto, el motor. El club L ions r ev i v ió todo un dis trito de la ciuda d. Tiene ocho millones de fans en Facebook, interpretó el himno no oficial de la Copa Mundial de Brasil y es el mejor amigo de Neymar. Con él puedes pasar un buen rato y divertirte como con cualquier otra persona. Con su estatus de celebridad, ambos juegan en la liga mayor de Brasil. Las luces de la noche sólo rozan atenuadas los vidrios polarizados de la luneta trasera. Nadie hace el funk brasileño mejor que MC Guimê, en todos los aspectos. Una de la madrugada de un jueves. Es una de las pocas noches libres para el gran MC Guimê, quien hace 40 conciertos por mes. MC Guimê en vivo. Hoy tengo dinero suficiente para alquilar una sala VIP y celebrar en paz con mis amigos. Abrió Lions hace cinco años, en el entonces deteriorado centro de la ciudad. Con Lions revivió todo un distrito de la ciudad. Código de vestimenta para las asistentes de este club paulista: atractivas, elegantes y muy sexys. Puedes ir a bailar a un club, que podría estar en Chicago o Nueva York. También puedes quedarte afuera en la banqueta con una cerveza en la mano, sin camisa y divertirte igual toda la noche. Mira Londres, Ibiza, Madrid o París. Allí los clubes viven de los turistas. Sus amigos saltan y lo siguen. Se ve realmente aliviado. Guimê nunca ha estado en Casa Casa 92 es un club ubicado en el distrito de Pinheiros, en una antigua casa entre rascacielos. Paso muchas noches en el estudio grabando. Así creó el Jetsurf. La tabla de Jetsurf de 12 hp es capaz de alcanzar velocidades de hasta 58 km por hora y tiene una autonomía de hasta 75 km o 90 minutos con el tanque lleno. El motor implica mucho esfuerzo, pero también requiere un gran trabajo físico mantenerse sobre la tabla por periodos prolongados. Descubre lo que puede hacer exactamente un motor 5. La estufa de camping inteligente recarga la mayoría de los dispositivos compatibles con USB al mismo tiempo que cocinas la cena. Audífonos Bluetooth que son perfectos para el ski. Almacenamiento de datos resistente para el apocalipsis. El primero fue el Tudor Oyster en Luego llegó el deportivo en , que era asombrosamente parecido al Rolex Submariner, haciendo de este reloj de buceo con bisel giratorio una codiciada pieza de colección, pero con la apuesta de este año, el Tudor Pelagos, la compañía ha salido de la sombra de Rolex. El resultado es una creación tan funcional y fiable como atractiva. Una vez que se le da cuerda, el mecanismo de 6. La caja de acero de los cronómetros mide 36, 42 o 44 mm. Con reminiscencias al diseño de un modelo de , este reloj tiene una caja de acero de 42 mm con un bisel giratorio de tiempo de inmersión y es resistente al agua hasta 30 bar. Su cronógrafo es. Tiene un funcionamiento de 54 horas con toda la cuerda. Zenith El Primero B Con motivo de su aniversario, Zenith ha lanzado un cronógrafo con escala taquimétrica para medir el promedio de velocidad. La edición especial de 45 mm es resistente al agua hasta 20 bar, con controles atornillados y el fondo transparente. El primer avance de True Detective 2 estuvo repleto de cosas buenas: Colin Farrell con una corbata de agujeta y un bóxer de acero. Vince Vaughn no intenta hacerse el gracioso. La primera temporada fue tan impactante porque desafió las expectativas. Así que es muy agradable saber que recibiremos una miniépica llena de giros, una ausencia de spoilers y un nuevo elenco los policías Farrell y Rachel McAdams investigan a Vince Vaughn. El primer episodio se transmite el 21 de junio. Entonces llegó Ted, una película acerca de un oso de peluche con ese nombre, que en papel parecía que sólo serían los chistes groseros sobre animales que el director Seth MacFarlane no logró meter en sus programas Family Guy y American Dad. Lo siento este tipo es tomado por una chica tatuada caliente Smokin Camiseta ajustada De johnnydany. Etiquetas: sin city, pecado, ciudad, cartel, de la película, películas, cine, tarantino, fan art, rojas, negras, corazones, novela, amor, parejas, hollywood. Etiquetas: badcatdesigns, timeless, lucy preston, wyatt logan, rufus carlin, garcia flynn, serie televisión, series, show televisión, brigada, lyatt, ship, shipper, maam, madam, pareja. Etiquetas: tu canción, elton john, tumblr, amor, pareja, juntos, vida, destino, pasión, frase. Tu canción Camiseta ajustada De walkingrainbow. Esqueleto comiendo culo divertido diseño oscuro Camiseta deportiva De LilUnique. Etiquetas: gustav klimt, klimt, kuss, beso, el beso, der kuss, derkuss, gustav, pareja. Etiquetas: pandemia, juego pandémico, juego de mesa, juegos de mesa, cura del virus, comer dormir repetir, diseño de juegos, accesorio de juego de mesa, grupo de juego, bgg, juego de mesa pareja, juego cooperativo, juego de mesa cooperativo, grupo de juego de mesa, juego de mesa de la, aficionado a los juegos de mesa, epidémica, lema de juego divertido, frase del juego de mesa, juego de mesa pandemia, juego de mesa de, médica, diseño médico, diseño nuclear, diseño de apocalipsis, legado pandémico, de virus, de juegos de mesa, viral, de la enfermedad, mapa del mundo, heroes tv show, iberia pandémica, mate leacock. Etiquetas: la piel de gallina, bizkit de cojera, pareja, nu metal. Etiquetas: brittana, alegría, bretaña, santana lopez, naya rivera, gleek, bretaña pierce, brezo morris, bretaña s pierce, lgbt, lesbiana, lesbianas, pareja, televisión, serie de televisión, serie de tv, series de televisión. Etiquetas: te amo, amor, romance, dulce, lindas, parejas, aia, relación, san valentín, te amo en diferentes idiomas, novia, novios, gf, bf, amado, de amor, par, adorables..

Siguió a Whistler hasta el patio y reanudó el debate. En esta ocasión, el tema fue la cantidad de sillas que Bowden Karvel necesitaba para ponerse cómodo.

94 taurus aut tranny

Llegaron a un acuerdo sobre la base de dos asientos. El día me es favorable. Cuando derrocho mi dinero en whisky, incluso en ese quitamanchas que usted vende como si fuera whisky, quiero sentirme lo bastante dichoso como para gozarlo a pleno paladar.

Large hairy pussy lips

En silencio, Whistler le obsequió con un vistazo llameante. Y se retiró taciturno. El camarero sirvió la gaseosa. Karvel empezó a sorber el líquido, con parsim oni a, al tiempo que admiraba el paisaje. Nubes de raudo volar, destacaban su recortada blancura contra el azul inmaculado del cielo.

Mature horny sex in Padangsidempuan

Un viento afilado se elevaba desde el fondo del valle y sacudía el parasol de la mesa. Desde la zona de estacionamiento, llegaban hasta él los ruidos de los automóviles que iban o venían.

Giant dick porn pics

El teniente Ostrander subrayaba pasajes de aquel tema musical indefinible, soltando de vez en cuando su aguda llamada del alce en celo. Un silbido penetrante, al que no tardaba en responder otro de las mismas características destrozadoras de tímpanos.

Karvel levantó el vaso con aire resignado. En tales momentos se sentía inseguro, se balanceaba entre las glorias de la naturaleza y las vulgaridades del hombre. Y en grave peligro de desplomarse por el barranco de lo nefasto. Destinó la siguiente media hora a la noble tarea de compadecerse de Bert Whistler. Whistler no había deseado enriquecerse; de otro modo, no hubiera abierto su establecimiento here tantos kilómetros señorita jr adolescente desfile tubo nudista la civilización.

Katrina kaif fucked by old man

Pero, después, las Fuerzas Aéreas instalaron una nueva base en las cercanías y los ingresos señorita jr adolescente desfile tubo nudista tabernero se remontaron hacia las alturas como un cohete. Karvel pensó que el dinero, ganar dinero, podía convertirse en una costumbre tan perniciosa como el vicio de drogarse. Aunque los denuestos de Whistler resultaban cómicos con mucha frecuencia, Karvel no había conocido otro hombre tan desprovisto de sentido del humor.

pFree mobile big booty.

Toleraba los chistes de los aviadores, no porque apreciase su gracia, sino porque nunca parecía captar la chispa o la segunda intención de las bromas. Era como un llamamiento retador para el espíritu competitivo de sus clientes. Jr.

Sexy doods Watch Juegos universitarios bang lesbianas rápidas Video Hottie synonyms. Parejas Camisetas Etiquetas: amor, tarot, calavera, flor, esqueleto, pareja, muerte, oculto, muerto, beso. Etiquetas: vintage, collage, espacio, surrealista, surrealismo, pareja, juntos, esperando, tierra, paisaje, hombre, mujer, oscuro, cielo, estrellas, rbvalentines, polilla franca, digitalcollage, digital, retrofuture, amor, atardecer, amanecer, abstracto, extraño, raro, inquietante, s, , , solitario, soledad, noche, nubes, planeta azul, universo, satélite, vista, desde arriba. Etiquetas: bisexual, pansexual, transgénero, y derechos queer muestre su orgullo lgbtq esta yas queer eye es un perfecto para cualquier partidario de los homosexuales, lesbianas, o igualdad lgbt estas son grandes ideas para para desfiles del orgullo, marchas, festivales y otros eventos, queer eye yaaas fab 5 nombres, gay, lgbt, lgbtq, lgbtqi, lgbtqia, lesbiana, gays, orgullo, orgulloso, aliado, trans, queer, transexual, género, género fluido, fluido de género, omnisexual, asexual, homo, homosexual, parejas, sexo, amor, amantes, bandera, arcoiris, boda, serie de televisión, fabuloso 5, hombre heterosexual, día del orgullo, chicos, mes del orgullo, parodia, ojo raro, eventos, desfile, festival, celebracion, lesbo, maricón. Etiquetas: gay, lgbt, lgbtq, lgbtqi, lgbtqia, lesbiana, gays, lesbianas, orgullo, orgulloso, aliado, trans, queer, transexual, género, género fluido, fluido de género, pansexual, omnisexual, carrera, homo, drag queen, parejas, sexo, rupauls, amantes, bandera, arcoiris, arrastrar, boda, rupaul, humano, señorita vanjie, día del orgullo, comunidad, vanjie, activista, ojo raro, eventos, desfile, festival, celebracion, lesbo, maricón. Etiquetas: astronauta, amor, amantes, pareja, espacio, planetas, sistema solar, niña, chico, globos, estrellas, galaxia, dulce, adorable, colorido, universo. Etiquetas: kimi no na wa, anime, tu nombre, makoto shinkai, japonesas, animación, películas, shinkai, amor, parejas. Etiquetas: beetlejuice beetlejuice beetlejuice, jugo de escarabajo, alec baldwin, siniestro, horror, pareja, muertos vivientes, blanco y negro, sin color, bolígrafo, tinta, marcador, fallecido recientemente, recientemente, fallecido, vermont, autodidacta, artista, arrastrarse, película, películas, muerto, penwork, de escarabajo, beetlejuice, espeluznante, espeluznante, de terror, de terror, de pared de terror, impresión de de terror, impresión de terror, etiqueta de terror, de vermont, mandarina jean art, artista de vermont, vt art. Tengo el original colgando sobre mi cama. Etiquetas: haleb para siempre, selebrity, seleb, parejas, amor, grises, vintage, nuevas. Etiquetas: bubbline, dulce princesa, marceline, marceline la reina vampiro, tiempo de aventura, red de dibujos animados, lgbt, flores, adorable, pareja, moda. Etiquetas: jugador, prometido, par de juegos, de recién casados, bodas, fiesta de compromiso, ensayos generales, jugador de la vieja escuela, retro, 8, dieciséis, 32 bits, píxels, tirador moderna, rpg, jrpg, consolas, raza superior pc, novio jugador, novia jugador, esposa de jugador, marido de jugador, santo matrimonio, los votos de intercambio, recién casados, novia a ser, el novio para ser, op modo co. Etiquetas: parques y recreación, leslie knope, andy dwyer, letgate abril, ben wyatt, perkins ann, swanson ron, haverford tom, chris traeger, programas de televisión, tv show parejas, ann y chris, nave, otp, parejas, amor, lindas, fan art, sebastian lil, poco sebastian, dep. Quien la enviaba era un tal Satoshi Nakamoto. Allí describe un nuevo tipo de moneda que se basa en una red de computadoras y un sistema de encriptación sofisticado. Nakamoto nombra a este sistema Bitcoin. Y, sí, en los siguientes años, millones de personas lo probaron. Un miembro del foro bitcointalk. De acuerdo con el tipo de cambio actual serían algo como 2. Sin embargo, Satoshi Nakamoto se deja ver cada vez menos online. Pronto desaparece por completo. El mito entorno al creador de Bitcoin adquiere vida propia. Se trata de Dorian Satoshi Nakamoto. Y sólo desapareció de nuevo. Por este motivo la comunidad Bitcoin celebra cada 5 de abril el día de Satoshi Nakamoto. Después de todo la mejor figura representativa para un sistema monetario sin un banco central, es un inventor sin nombre que ya no tiene nada que ver con su creación. Prefería escribir letras que hacerse cargo de un instrumento. Gastón llevaba un tiempo como un egresado de leyes que vestía de traje. De pronto estaba en la calle y me encontraba con un maestro de la facultad y no me reconocía por el piercing y los tatuajes. Llevaba mi cambio de ropa a todas partes. Me apestaba la formalidad con la que casi todos vestían para ir a la escuela. Yo prefería las bermudas y las playeras. Ya tenía presentaciones en varias ciudades. Mi padre también es abogado y trabajaba con él. Mi padre no era fan de que tocara en bandas porque pensaba que me volvería drogadicto. No tenía arreglos ni ecualización. Si hablamos de flow, métrica y estructura, tu estilo rompe algunas reglas Nunca me propuse hacer algo diferente. Simplemente lo hago como lo siento. Mucha gente se ríe porque dicen que rapeo como hablo, sin forzar nada. Desde la adolescencia me dicen que tengo voz de caricatura. Soy tan malo que no me sale. El patrón de rimas y el juego de sílabas lo aprendí con el tiempo. En redes sociales es… feo. Hay muchos adolescentes con bastante tiempo libre. Lo que menos me gusta sobre sus maldiciones, lo canalizo en mis canciones y no me meto a Internet para atacar a otros. El cantante de Motörhead tiene su sombrero de fieltro inclinado sobre su rostro. En su escritorio hay una daga de plata. Su banda sobrevivió al disco, el punk y el grunge. Tosemos en voz baja. Lemmy nos mira. Padres, vecinos, políticos. Esta actitud no ha cambiado. La actitud no ha cambiado, pero en su aspecto era bastante diferente Usaba una chamarra militar vieja y me había dejado crecer el pelo hasta el trasero. Obviamente era una mierda. Sin interesarse en absoluto por las tendencias. No es posible sobreinterpretar el rock. La teoría, el sentimiento, eso es una mierda. La gente viene a nuestros conciertos. Fin de la historia. Fueron una de las primera bandas que tocaron en la Yugoslavia comunista y llenaron estadios en Argentina. Japón es uno de los países donde. Porque el rock es internacional. Tocamos tres acordes y todos enloquecen. Qué extraño. Los fans japoneses se vuelven locos. Se hacen rizos como los de Elvis, su pelo es perfecto para eso. Irradian fama. Bueno, algunas prefieren dormir sólo con tipos lindos. Yo ahora ya no soy tan lindo como antes, sin embargo, las mujeres siguen viniendo a verme después de los conciertos. Te miran de una manera… ya sabes. Y no me opongo. Sería mala educación de mi parte. No encontré una que aguante que mire a otras mujeres. Es loco realmente. No es bueno para una relación estable. Una teoría sobre el éxito de Motörhead: ustedes encarnan la imagen de los rockeros en una época en la que escasean los rebeldes. Es cierto. Ya no hay estrellas de rock jóvenes. Hoy en día los jóvenes tocan todos rock alternativo. Qué mierda: alternativo. Tienen que escucharnos a nosotros, no viene nada mejor después. Este año va a cumplir Muy simple, no lo hagas. Déjate crecer el pelo. Creo que a mis compañeros en la oficina les va a dar igual. Fechas de gira: imotorhead. O eso es lo que creen los medios de comunicación. Queríamos averiguarlo. Pero la mayoría de las cosas de las que nos enteramos de usted en estas latitudes las sabemos a través de los medios de comunicación. Nada extraño: esta empresa vende aire fresco en latas. Usted ordenó que destruyeran su Mercedes con un taladro de demolición para promover el día sin autos. Para demostrar que el uso de la bicicleta es sano, bailó sobre un auto con bici en mano. Y su supuesta asistente que ostenta el nombre de una guerrera china manga , en primer lugar tiene la voz de un hombre dormido y en segundo lugar, cuelga inmediatamente. Usted le brindó a personas que viven en las calles de Nueva York una cena de gala y les prometió dólares a cada uno de ellos. Realmente algo noble. Un rebelde tal como el de los libros de cuentos. Reciba saludos cordiales. Sus amigos de The Red Bulletin. Esto podría incitar a Poitras a cometer otras actividades ilegales. Poitras comenzó sus actividades sospechosas cuando viajó en a Irak para documentar el despliegue militar de Estados Unidos. Varias medidas se han impuesto; sin embargo, estas no impidieron las actividades subversivas de la persona que tienen como objetivo. En los controles se le prohibió a Poitras la presencia de un abogado. A pesar de todo lo mencionado anteriormente, las medidas tomadas no han logrado hasta el momento un avance apreciable en la investigación y asimismo fracasan en su efecto disuasorio. La unidad especial de ecologistas de Bethune entrena el abordaje de barcos con replicas de rifles de asalto M4 , frente a la isla filipina de Palawan. Karvel cerró la puerta en silencio y regresó a su aposento. Cogió la guerrera de encima de la cama, se la puso como Dios le dio a entender e impulsé la silla hacia la escalera principal. Estaba contemplando los primeros peldaños con expresión mustia, cuando un teniente trasnochador emergió por los escalones y se precipité en su ayuda. Si fuera tan amable de bajar silla y luego ayudarme No es tan sencillo Dio un respingo cuando el teniente le pasé un brazo alrededor del cuerpo. Hizo caso omiso de las protestas de Karvel y empujó la silla de ruedas, avanzando a paso vivo. Mientras traqueteaba por el desierto paseo sumido en densas sombras, Karvel se dijo que lo que estaba haciendo era una solemne tontería. No deseaba ir al cobertizo siete. Lo ignoraba. Era probable que el objeto no identificado permaneciese bajo siete llaves durante la noche. La silla continué adelante, llegó al bien iluminado complejo de avenidas que convergían en el Ala del cuartel General y torció rumbo a la zona del cobertizo. Era una noche sin luna, pero bastante clara y con el cielo cuajado de estrellas que parecían competir en su rutilar etéreo. No había aeroplanos en el aire. Se acercaron al portillo, donde dos solitarios centinelas montaban guardia en sus garitas. Y entonces. Karvel miró al teniente. Levantó la manga de la camisa para consultar la aguja del segundero de su reloj de pulsera. El estruendo de la alarma aérea se mezcló con el moribundo gemir de la sirena. Se encendieron las luces del aeropuerto y el rugido de los reactores fue aumentando de volumen hasta alcanzar un primer plano estruendoso, cuando los aparatos se aproximaron por la pista. Unos cuantos espectadores corrieron hacia la valla para presenciar la maniobra. Despegó el primer aeroplano y Karvel inclinó la cabeza con satisfacción. Contemplaron la operación hasta que el cuarto aparato se remontó en la noche y un silencio opaco se abatió sobre el campo. Karvel dijo que sí con la cabeza; pero entonces, cuando una carcajada familiar resonó, como radiante campanilla de alegría repicando en la oscuridad, cambió de idea y exclamó:. Con los ojos entornados, escudriñó la hilera de figuras ensombrecidas que se hallaban de pie junto a la cerca. Una de aquellas personas se percató al mismo tiempo de su presencia y dio un salto hacia adelante. Karvel añadió su propio agradecimiento y comunicó al voluntario que era muy dueño de irse a dormir. Debimos de marcharnos justo a tiempo. Nadie sabe a dónde va, así que convertimos en una ciencia la determinación de nuestro origen. No procedo de ninguna parte y tengo un certificado de nacimiento que lo demuestra. No aprueba el que haya dos sexos. Me gustaría saber qué intenciones tiene, qué pretende hacer al respecto. Dio un toquecito a Ostrander —. Vayamos al cobertizo siete. Buenas noches, camaradas. Hasta luego Una de las "Muchachas descarriadas" ha ingresado en las Fuerzas Aéreas. Pasaron por delante de los centinelas del portillo y rodaron por el camino de cemento que llevaba a los cobertizos. Uno de los guardas de paisano les acompañó cortésmente y encendió las luces. Todos salieron a ver el despegue de los aviones. De todas formas, no creo que hiciesen gran cosa. No voy a tratar de comprender a Haskins. Conoce todas las personas adecuadas y, cuando quiere algo, nadie le pide explicaciones. Karvel hizo una seña y Ostrander detuvo la silla junto a un archivo. El comandante cogió la carpeta en la que se guardaban las fotografías del cuadro de instrumentos. Puso a un lado las ampliaciones de los instrumentos individuales y se dispuso a estudiar una vista del panel completo. Una vista general de los mandos del ONI. Parecía sencillo y, sin embargo, resultaba profundamente incomprensible. No necesito un piloto, ni siquiera un oficial para que empuje mi silla de ruedas. En menos de cinco minutos puedo adiestrar a cualquier hombre para que realice a la perfección esta tarea. Me encargaré de ello por la mañana. Veamos ahora si puedo eliminar un poco de mi frustración, antes de que amanezca. Resulta interesante, aunque tal vez no sea crítico. Mató al piloto. Pero no importa. No vamos a averiguar cómo funciona lo que nos falta, hasta que hayamos adelantado un poco con lo que tenemos. Ostrander cogió una linterna de encima de un banco de trabajo y se llegó al objeto no identificado. La escotilla se abría suave y silenciosamente cuando la mano se apoyaba en el picaporte y lo accionaba con movimiento circular. Ostrander abrió la escotilla e introdujo por el hueco el haz luminoso de la linterna. Dedicaron varias horas a eso. No me extrañaría que los hubiesen estropeado. Tal como me figuro el asunto, tienen que ser selectores de dirección. Quiero saber si pueden ocupar posiciones opuestas a las que ocupaban cuando llegaron. Ostrander pasó por el hueco de la escotilla. Era una postura encogida y las rodillas oscurecían buena parte del salpicadero. Karvel se asomó por la escotilla y dirigió hacia el interior del ONI el rayo de luz de la linterna. Si alguien intentó sentarse aquí, no pudo por menos de notarlo. Déjeme echar un vistazo a la fotografía. Colocadas exactamente en el punto contrario al que tenían al principio, de acuerdo con el retrato. Las tres. Me refiero a lo del asiento. Tiene la forma apropiada. Aunque, ciertamente, no se ajusta a mis posaderas. Karvel le cambió la linterna por la fotografía y se dejó caer en la silla de ruedas. Al cabo de un momento, la escotilla volvió a abrirse y Ostrander parloteó con voz excitada:. Ilumina todo el interior. He averiguado cuanto quería saber, lo que no es mucho, pero por lo menos me siento satisfecho; he perdido parte de mi frustración anterior. Ya podemos irnos a la cama. Los alterados científicos se acercaron a todo correr, mientras formulaban preguntas y discutían a gritos. A través de todo aquel alboroto, Karvel permaneció sentado en la silla de ruedas, con la arrugada fotografía en el regazo y sin pronunciar palabra. Karvel llevaba varias horas tendido en la cama, despierto, con la vista fija en el techo del remolque, cuando sonó la llamada a la puerta. El rostro de Phineas Ostrander, bien parecido, juvenil y aureolado por un círculo luminoso, se le aparecía suspendido en el aire, inmediatamente debajo del oscuro panel. Decoraba aquel semblante una sucesión abigarrada de colores, fruncidos de entrecejo, sonrisas, gestos, muecas burlonas Se repitió la llamada. Con movimientos que rezumaban fatiga, Karvel cogió las muletas, sacadas de matute del hospital de la base, y se dirigió a la puerta. Le siguió Bert Whistler. Cinco hombres le oyeron a usted recomendar a Ostrander que no tocase nada. De cualquier modo, Stubbins no tiene autoridad sobre usted. Sus servicios se me asignaron especialmente y se encuentra bajo mis órdenes. La misión de ustedes dos consistía en trabajar con el objeto no identificado. Formaban parte del grupo encargado de investigar el asunto. El tabernero revisó los armarios y echó un vistazo dentro del refrigerador. Sólo un tarro de café. Iré en busca de víveres. Si fuera posible, le regalaría a usted sus dos piernas. Pasó conmigo toda la velada de ayer. Mi cordillera le fascina. Quiero preguntarle una cosa. Había tropezado con el interruptor de la luz. Hubiéramos alcanzado el mismo objetivo que Ostrander de un modo gradual, lo que significa que nos habría hecho falta cierto espacio de tiempo. Tengo la absoluta certeza de que, si no hubiera sido Ostrander, le habría tocado la china a uno de los científicos. Lo que pasa es que el ONI era demasiado para nosotros. Casi sabemos lo mismo ahora que cuando la emprendimos con él. Estoy seguro de que podía diseñarse algo para proteger al pasajero. Una cosa así podría resultar. El pasajero quedó estrujado, lo que desde luego presupone que se vio sometido a una presión puramente física. Deje constancia de esa posibilidad en un informe. Desde que vieron desvanecerse el ONI en el aire, se toman muy en serio su hipótesis, comandante. Los científicos la tienen muy en cuenta. Bien, abriré una ventana. Hemos logrado un beneficio significativo. Se trata de un sencillo liquido alotrópico de uranio, que podremos producir en cantidad tan pronto descubramos algo en cuya utilización resulte provechoso, es decir, cuando surja algo en lo que sea posible emplearlo. Pero sólo ha respondido parcialmente a mi pregunta. Cabe la posibilidad de que los responsables del envío ignoren el destrozo que originó. Devolverles la esfera constituiría un modo de llamar su atención, para que se dieran cuenta del daño que hacían. Aquí viene Whistler. Unas vacaciones algo prolongadas. Volveremos a examinar todo el asunto cuando estén de regreso. Gracias a usted, estoy en las Fuerzas Aéreas. Tengo que ir a donde me destinen mis jefes. Vaya a cazar mariposas o algo así. Tómese un mes. O dos, si quiere. El establecimiento no necesita cuidados especiales —respondió. Whistler alegremente —. Mi mujer se va a visitar a sus hermanas siempre que le da por ahí, pero yo llevo varios años sin disfrutar de ninguna clase de auténticas vacaciones. De acuerdo, nos iremos juntos. Pero no a cazar mariposas. Si alguna vez se posara en mi halda un lepidóptero con una sola ala, me limitaría a espantarla. Partieron aquella tarde. La técnica que Whistler empleaba al volante del vehículo era una mezcla de fogosidad e insolencia que ponía los pelos de punta y el promedio de marcha hubiera resultado excelente, de no ser porque el hombre insistió en hacer una visita profesional a todos los bares que encontraba en su camino. Los individuos que beben como usted tienen el paladar en el estómago. Para cuando llegaron a Kansas City, Karvel estaba convencido de que el coronel Vukin tenía razón. Era precipitado usar muletas y, por otra parte, Whistler manejaba la silla de ruedas como si llevase un cargamento de nitroglicerina. Durante toda mi vida los he estado estudiando, por todos los sitios que he recorrido. Los buenos profesionales del ramo tienen su filosofía y no hay dos de ellos que trabajen igual. La filosofía consiste en el modo de tratar al cliente. Mire a ese muchacho. Halaga a todo el mundo. Por mi parte, insulto a los parroquianos. La verdad es que el método carece de importancia, siempre y cuan4o sea auténtico. Hasta un cliente borracho se da cuenta de cuando le engañan un poco al emplear con él una filosofía fingida. Tendió su maletín a Karvel con la misma naturalidad que si se hubiesen separado dos minutos antes. Estuvo ausente unos minutos, para regresar con un proyector de películas y una pantalla. Si nos hemos enterado del suceso, ha sido gracias a un golpe de suerte. Tan destrozado como el anterior. El coronel Stubbins se encuentra ya en Francia y le acompaña un grupo de mis colaboradores. Se me ocurrió que, de paso que me trasladaba hacia el este, podía comunicarle la noticia y observar su reacción. Haskins ensartó la película, ajustó el objetivo y enseguida estuvieron contemplando el fondo de un valle y las ruinas del pueblecito que hubo allí. Se veían tres tiendas de campaña a lo lejos y las colinas del otro lado del valle, cuyos bosques aparecían rasgados por las vueltas y revueltas de la extensa espiral. Todos los habitantes de la aldea. Como ve, el pueblo formaba una curva. En ese punto, la fuerza X era lo bastante amplia como para barrer la totalidad de las casas. Vieron brigadas de trabajadores, que levantaban sillares, movían vigas y paleaban cascotes. Un joven sacerdote avanzaba con cuidado por entre las ruinas. Iba con las manos cogidas a la espalda y la cabeza agachada. Era una figura patética y solitaria, a la que no le había quedado alma alguna que atender, excepto la suya propia. Un momento. Aquí lo tengo Saint Pierre du Bois. Pasé por aquella zona. Sin duda era demasiado pequeño para tener taberna. Enrolló la película en retroceso e inmovilizó la imagen en una vista general del valle —. Un labrador llamado Cras caminaba por la carretera que hay al norte del pueblo cuando la fuerza X le alcanzó. Antes de morir, el hombre hizo una declaración. Quiero que la lea. Tu canción Camiseta ajustada De walkingrainbow. Etiquetas: brittana, alegría, bretaña, santana lopez, naya rivera, gleek, bretaña pierce, brezo morris, bretaña s pierce, lgbt, lesbiana, lesbianas, pareja, televisión, serie de televisión, serie de tv, series de televisión. Etiquetas: pandemia, juego pandémico, juego de mesa, juegos de mesa, cura del virus, comer dormir repetir, diseño de juegos, accesorio de juego de mesa, grupo de juego, bgg, juego de mesa pareja, juego cooperativo, juego de mesa cooperativo, grupo de juego de mesa, juego de mesa de la, aficionado a los juegos de mesa, epidémica, lema de juego divertido, frase del juego de mesa, juego de mesa pandemia, juego de mesa de, médica, diseño médico, diseño nuclear, diseño de apocalipsis, legado pandémico, de virus, de juegos de mesa, viral, de la enfermedad, mapa del mundo, heroes tv show, iberia pandémica, mate leacock. Etiquetas: gustav klimt, klimt, kuss, beso, el beso, der kuss, derkuss, gustav, pareja. Etiquetas: te amo, amor, romance, dulce, lindas, parejas, aia, relación, san valentín, te amo en diferentes idiomas, novia, novios, gf, bf, amado, de amor, par, adorables. Etiquetas: adorable, niña, anime, dibujos animados, manga, chibi, kawaii, cómic, niña y niño, linda pareja, amor, niño zorro, kitsune, pareja gacha, vida gacha, linda pareja chibi, corazones, amor chibi, amor gacha. Etiquetas: hombre, barba, papi, dilf, nutria, tipo, chico, rosado, queer, gay, gay, erótico, desnudo, masculino, homoerotica, lgbtq, incompleto, amante, nuca, hombre barbudo, bigote, cofre, cuerpo masculino, trío, peludo, parte superior, lgbt, beso, amor, pareja, orgullo, interior, ohh, tatuaje, cerdo, zapatillas, fetiche, oso. Etiquetas: flim flam flamingo, albersstuff, sssniperwolf, sniperwolf, youtube, cosplay, ssniperwolf, dva, gracioso, supervisión, youtuber, zombi, ahri, anime, brgoat, polluelo, niños, crónico, parejas, familia de parejas, vestirse. Es oficial Etiquetas: zetaharu, mytigertail, zorros, tigre, peludo, parejas. Etiquetas: me llaman tía porque mi pareja en el crimen me hace sonar como una mala influencia, tia amantes, tía, tía, tia, tía, hermosa, linda, gracioso, maravilloso, caliente, tía caliente, adorable, encantador, amo a mi tia, de para tia, de tía, de mujer, cumpleaños de tia, familia, feliz navidad, asombroso, bueno, increíble, épico, madre, de navidad, dia de la mujer, día de la madre, san patricio. Etiquetas: 40 aniversario de boda, de aniversario, aniversario, de aniversario de bodas por año, de aniversario para esposa, pareja a juego, de aniversario de boda para él ella, día de san valentín, de parejas, parejas de acción de gracias, amor de parejas, parejas coincidentes, aniversario de boda para ella, aniversarios, parejas, aniversario de bodas para él, enamorado, boda. Natalia Borodina, de 35 años, estaba junto con su hijo de El niño se había quedado en el hotel el pasado martes , mientras que Natalia e Ivanna Boirachuk fueron a pasear en auto. Fue después de verlo que las autoridades dominicanas resolvieron arrestarla este jueves. La imputaron por conducir en estado de ebriedad. Luego empezó a cantar y a bailar. En un rapto de inconsciencia, Borodina sacó su cuerpo por la ventana del auto y quedó colgando. Como no estaba prestando atención al camino, la conductora no pudo ver el pozo de agua que había adelante y perdió el control del vehículo. Revoloteó un par de veces en torno mío y luego se posó a mi derecha, lo que fue un golpe de suerte colosal. Si hubiese tenido que dar un solo paso, se me habría escapado, pero aterrizó junto a mí. Yo recorrería dos kilómetros para cazar un ejemplar semejante, tanto si podía andar como si no. Alexander le puso la cajita ante la nariz. Haskins escrutó la empalada mariposa, se encogió de hombros y regresó a su sitio en el rincón. Empezaba a preguntarse si Karvel no estaría tratando de pitorrearse de él, con la ayuda del profesor. Ya te digo que la genética no es mi fuerte. No obstante, efectuaré algunas investigaciones. Se llama Ferguson. Tiene todo el aspecto de una mariposa, es una. Expresado de otro modo, no parece una mariposa, no es una mariposa y, sin embargo, tiene que ser una mariposa. Alexander tomó asiento en el borde de la cama, se inclinó sobre la cajita con la lupa y anunció en voz baja:. Ese parece un argumento decisivo. Nunca he prestado mucha atención a las polillas y mariposas. Debería tener seis. El tórax es de un solo segmento. Lo normal es que tuviera tres, cada uno de ellos con un par de patas y dos con los correspondientes pares de alas. Los ojos No cabe duda de que se trata de una mariposa reina, pero su tamaño apenas alcanza una cuarta parte del que debería tener. El hombre tiene dos piernas, pero han nacido niños a los que les faltaba esas extremidades. No se trata de una mariposa con dos alas de menos, sino de una mariposa con un par de alas configuradas y adaptadas para realizar la función de dos pares. Usted es el especialista y no estoy preparado para formular preguntas inteligentes Ni siquiera para eso, conque mucho menos para entablar una discusión. Para saberlo, tendría que consultar a un experto en genética. Una vez se empieza, no hay forma de detenerse. Colijo que se inclina usted por la teoría de la mutación, con preferencia a la del proceso evolutivo. Nunca se encontró una mariposa con las variaciones que tiene ésta. Ignoramos su procedencia, pero descubrimos cerca del aparato una mariposa perteneciente a una especie que, hasta la fecha, sólo se ha visto en el Tibet. Recelo de las suposiciones en las que andan comprometidos objetos animados. Prosiga, comandante. De momento, daremos por sentado que la mariposa tibetana demuestra que el aparato vino del Tibet. Observó a Karvel con mirada atenta. Todo indica que la evolución avanza hacia la simplificación y la especialización: en muchas especies actuales, se preveen la mayoría de esos cambios. Algunas especies han reducido las patas delanteras a diminutas escobillas. Es posible que la tendencia evolutiva apunte hacia una mariposa bípeda y bialada, de cuerpo simplificado. Acaso esa tendencia se haya iniciado ya, pero lo cierto es que uno no espera tropezarse, hoy por hoy cara a cara con ese producto acabado. Ni siquiera eso explica lo que ha sucedido con los ojos de esta mariposa, a menos que se desee afirmar que la evolución los ha mejorado a la fuerza, porque no podían empeorar mucho. En cuanto a los acontecimientos encadenados Tal vez esta mariposa no existe todavía. Unos cuantos años, unos cuantos siglos Haskins consultó su reloj, mientras pensaba que ya iba siendo hora de regresar al cobertizo siete. Articuló con aire ausente:. Si una mariposa tibetana, en relación directa con un avión, sugiere la idea de que dicho aparato procede del Tibet, una mariposa futura, en relación directa con la llegada inexplicable de un inexplicable objeto no identificado, sugeriría que tal ONI procede del futuro. Una suposición en funciones y provisional, claro. Si surge algo que la contradiga. Y vuelta a empezar. Si un objeto atraviesa violentamente una pared, lo lógico es ver salir volando una bandada de ladrillos. Si otro objeto perfora con violencia una barrera temporal, no deja de ser razonable esperar una reacción parecida. Una espiral de tiempo. Me gustaría que el coronel Stubbins estuviese aquí. Su reacción sería digna de contemplar. Y tanto si me gusta como si no, ni siquiera puedo quejarme de la respuesta. Que, dicho sea de paso, no me gusta. Oh, apenas recuerdo con vaguedad ciertas especulaciones sobre el tema. El hombre del porvenir puede que sea completamente calvo. Es posible que desaparezcan de su cuerpo algunos apéndices y huesos. Las restricciones corrosivas del calzado acaso modifiquen los pies de la gente. Los especialistas han preparado largas listas de cosas como estas, pero no recuerdo muchos detalles. Carece de dientes y el aspecto de su mandíbula ha producido pesadillas al odontólogo jefe de la base. Mide cerca de dos metros y medio de estatura. El sistema numérico empleado en los mandos e instrumentos —si se trata de mandos e instrumentos —es distinto a todos los métodos numerales que conocemos. Su hipótesis Una de ellas es la de cómo se las arregló una débil mariposa para llegar intacta al final del recorrido, cuando un pasajero de tipo humano, vertebrado y robusto acabó hecho trizas. Por un momento, creí que le estaba tomando en serio. Y, tanto si le cree usted como si no Estaré aguardando ese informe. Estrechó la mano a ambos hombres y se encaminó al Ala del Cuartel General, donde se apropió del despacho del coronel Frazier. Escuchó, mientras daba chupadas pensativamente al cigarro del profesor y, después de colgar el aparato permaneció largo rato envuelto por el humo del puro, con los pies colocados sobre la pulida superficie de la mesa de Frazier y sumido en profundas meditaciones. Cuando el coronel intentó recuperar sus dominios, Haskins le despidió agitando el brazo con ademanes irritados. Se estaba preguntando si el comandante Bowden Karvel pertenecería a la clase de personas que le interesaban. Quiero que se le llame otra vez al servicio activo y que me lo asignen. No importa el problema médico. Ya sé que el hombre ha perdido una pierna y que en estos instantes se encuentra hospitalizado, pero deseo tenerlo a mis órdenes. De inmediato. Que se extienda el mandato y es probable que, si surgen complicaciones o protestas, haya terminado con él antes de que revoquen la disposición. Dudaba mucho de que Bowden Karvel estuviese alguna vez en condiciones de comunicarle algo que él deseara saber. Haskins no desdeñaba ninguna de ambas cualidades, pero tampoco las favorecía. La experiencia le había enseñado que, cuando se necesita información, un aficionado sobresaliente no deja de ser un mal sustituto para un profesional bien adiestrado y conocedor de su oficio. Tampoco se le ocurría ninguna clase de trabajo para realizar el cual Karvel estuviese cualificado. La preocupación mas inmediata de Haskins estribaba en poner al comandante bajo mando militar, a fin de poderle ordenar que mantuviese la boca cerrada. Si un hombre de sus cualidades, con su graduación y su historial empezara a referir a la prensa informaciones sobre mariposas y ladrillos de tiempo, el revuelo que se armaría iba a ser tremendo. Bowden Karvel permanecía sentado en una silla de ruedas y escuchaba con aire ausente, mientras se preguntaba si Haskins entendería algo de lo que manifestaba el profesor. Porque Karvel no comprendía absolutamente nada. Sobre el regazo del comandante había un montoncito de retratos del interior del ONI Coronaba la pila de fotografías un primer plano de la parte central de un cuadro de instrumentos bastante extraño y asombrosamente sencillo. La sonrisa del profesor se extendió sobre su regordete semblante en forma de arrugas concéntricas. Cogió la fotografía. De hecho, serian idénticos. Considero tales símbolos como representaciones de una escala de valores cuyos cambios son regulares, pero no me atrevo a aventurar una suposición acerca de sí han de leerse de izquierda a derecha o viceversa. Tal interpretación resulta lógica y evidente. Piense en el indicador de temperatura de un automóvil. Entre los dos extremos de calor y frío existe la marca destinada a registrar el grado de funcionamiento normal. Me inclino por la idea de que ese símbolo del centro tiene un objetivo semejante. Karvel miró a Gerald Haskins. Había llegado a pensar en él como la personificación del Hombre Anónimo. En todos los sentidos, Haskins presentaba el término medio apropiado para convertirse en un ente casi invisible, en medio de una multitud. Todo era corrientísimo en él: la estatura, la complexión, el color de pelo, el traje Sólo el omnipotente cigarro constituía una nota discordante. Haskins era un fumador empedernido y el puro distaba mucho de ser barato. En el cerebro de Karvel tomó consistencia la opinión de que una mediocridad tan estable tenía que ser deliberada. En aquel momento, Haskins le dirigió una advertencia, sacudiendo la cabeza con moderada energía. El comandante murmuró un "Gracias" y emprendió la retirada. El teniente Ostrander echó a andar presuroso tras él y se hizo cargo de la silla de ruedas. Haskins los alcanzó al cabo de unos minutos y todos se encaminaron en silencio al centro del cobertizo, donde estaba el objeto no identificado. Ni siquiera saben en qué consiste el problema. Haskins dio por finalizada su tarea de frotarse la espinilla y se enderezó, con una sonrisa en el rostro. Sin embargo, tiene que reconocer que la objeción del profesor posee su validez. Si los mandos sirvieran para medir el tiempo, los símbolos que hay ambos lados de la norma presentarían similitudes. Cinco siglos hacia el futuro, cinco siglos hacia el pretérito. Esa clase de cosas. Si el signo central representase el año 2. El sistema numérico del ONI emplea un signo individual para cada cifra, sin repeticiones de ceros. Karvel agitó la mano y Ostrander, obediente, dirigió la silla de ruedas hacia el despacho que se había creado en el fondo del cobertizo, mediante la elevación de unos tabiques. A media voz, Karvel dijo a Ostrander:. Haskins emitió una risita y apoyó la diestra en el respaldo de la silla de ruedas. Me encargaré del comandante Karvel. La verdad es que se trata de una reunión rutinaria, carece de importancia y prefiero ahorrar municiones. Haskins empujó la silla a través del hueco de la entrada y el coronel Stubbins les siguió, cerrando de un portazo a continuación. Ni uno solo de los seis oficiales presentes en el despacho concedió atención alguna a Karvel, que, por su parte, prestó muy poco interés a la asamblea. Luego expuso un nuevo plan de vigilancia, que estaba preparando para sustituir a otro que, al parecer, había sido objeto de severas críticas. Entretanto, la imaginación de Karvel voló de nuevo al cuadro de instrumentos del objeto no identificado y, varios minutos después, se sorprendió lo suyo al oír que pronunciaban su nombre. Apruebo por completo la serie de elaboradas precauciones de seguridad, aunque no estoy de acuerdo en lo que concierne al motivo que las produce. Si los rusos hubiesen deseado arrojarnos el ONI , como algunos de ustedes parecen creer, no comprendo por qué iban a perder ahora su tiempo y poner en peligro la vida de sus agentes para invadir este recinto. Acerca del aparatito, saben tanto como nosotros. Estoy convencido de que los rusos no lo enviaron y que, a cambio de una buena descripción del mismo, estarían. A dos de ustedes les he oído charlar en privado y decir que las medidas de seguridad son tan excesivas que lindan con la frontera de lo ridículo, pero así es como deben ser. El siguiente No voy a afirmar que el asunto me preocupe, puesto que opino que ya da lo mismo, pero hay ciertas contradicciones intrigantes en las medidas de seguridad. Haskins había fruncido el ceño y meneaba la cabeza, pero Karvel no le hizo caso —. Naturalmente, es demasiado tarde para preocuparse ahora por ello, puesto que los supuestos agentes debieron encontrarse por las proximidades cuando el ONI llegó y, en cuanto lograron la información que deseaban, pusieron pies en polvorosa. Pero acaso fuera interesante averiguar qué agentes podían ser. Recuerdo que una de esas actrices preguntó qué distancia separaba la base de la taberna. Una pregunta que, considerada retrospectivamente, parece peculiar. Tal vez merezca también la pena investigar un poco el pasado del nuevo camarero de Whistler. Surgió un desconocido en la taberna, preguntando qué camino debía seguir para llegar a la Autopista 41; y buscar la Autopista 41 por la carretera que lleva a la casa de Whistler es como pretender encontrar la Luna en una. Eso le hace a uno preguntarse qué deseaba en realidad Como he dicho, nada de eso me quita el sueño. Pero si lo mandaron Cinco minutos después. Karvel se las ingenió para salir de la estancia sin que nadie reparase en su marcha, a pesar de que Haskins se levantó para ayudarle a franquear la puerta y de que la silla de ruedas no contribuía precisamente a que su ocupante pasara inadvertido al ir de un lado para otro. Le diré a Ostrander que me lleve algo luego. No, ni cables ni alambres. Llegaron al primer puesto de guardia en la puerta del cobertizo, y dos hombres vestidos de paisano les cachearon rutinaria, pero meticulosamente. No volvieron a darles el alto hasta que se presentaron en el portillo de la elevada cerca de alambre espinoso tendida alrededor del cobertizo. Luego me gustaría regresar a la residencia de oficiales solteros. A Karvel no dejaba de extrañarle el modo eficiente y bien dispuesto con que Ostrander había asumido el papel de enfermero particular. En el curso de alguna encarnación previa. Sin duda estuvo perfectamente adiestrado para el desempeño de aquel oficio y no había perdido facultades. Veinte minutos después, Karvel se encontraba acomodado en su silla de ruedas, dentro de la pequeña habitación que ocupaba provisionalmente en la residencia de oficiales solteros. El alférez d iaspar ha conseguido un ron de Jamaica estupendo. Ostrander se retiró, obediente, y Karvel se sumergió en un silencio sombrío y meditabundo. A lo largo de toda una existencia de continuos desengaños, nunca se había sentido tan malogrado como en aquel momento. Estaba harto de que le arrastraran de un lado para otro en una silla de ruedas y se sentía furioso con el coronel Vukin, por haberle prohibido usar muletas. Experimentaba un acusado resentimiento hacia Haskins y no cesaba de preguntarse, extrañadísimo, por qué deseó su colaboración aquel agente del servicio de inteligencia A Karvel le agobiaba la apremiante urgencia de enganchar el remolque a su automóvil y marcharse de allí, prescindiendo bonitamente del hecho de que le hubiesen reincorporado a la milicia. Cualquier punto de destino le resultaría adecuado, con tal de que se hallase a una distancia satisfactoriamente remota del maldito e inerte ONI del cobertizo siete. Mientras sus manos forcejeaban con los botones de la camisa, notó que la cabeza le daba vueltas. El "hombre anónimo" había adoptado la costumbre de dejarse ver todas las noches en el cuarto de Karvel para echar una parrafada tranquila con el comandante. Pasaban diez minutos de la media noche, la residencia dormía, envuelta en un estado de silencio anormal. Hizo rodar la silla por el corredor, hacia la habitación contigua a la suya. Pertenecía a Ostrander y llamó suavemente. Aguardé un momento, repitió la llamada y luego abrió la puerta. Karvel se acercó al cuarto de Haskins. Su ocupante tampoco se encontraba en él y los ceniceros vacíos de colillas eran prueba incontrovertible de que el "hombre anónimo" no había estado en la habitación desde por la mañana. Karvel cerró la puerta en silencio y regresó a su aposento. Cogió la guerrera de encima de la cama, se la puso como Dios le dio a entender e impulsé la silla hacia la escalera principal. Estaba contemplando los primeros peldaños con expresión mustia, cuando un teniente trasnochador emergió por los escalones y se precipité en su ayuda..

renueva entre nosotros la fórmula feliz: en lo breve, la quinta esencia de el humilde aportante ha sido más beneficiado queel que tuvo que completar los En cierta etapa, al salir de la adolescencia, es cuando comienzan a una señorita de sesenta y cinco años "carta sobran te".

crecientes de nudismo político.

American pie dirty scenes

turbó. turguéniev. ulises. unieron. universales. valdemoro. vendería. venegas.

Yuragi sou no. 'The Challenge XXX: Dirty 30' Pics.

veneran. versalles.

Arab girl movies sex

viajaron. vide. visibles.

Name A Job Men Can Do Shirtless

volveríamos. yang. zambia. zimbabwe​. Del discurso de la señorita Jeanna Fine al recibir su premio en ídem, después de ganar el gas butano con un tubo de PVC en el bajo colon y que luego lo enciendan al conmovedor, en última instancia, por su desnuda inseguridad) de hacer que uno cuya delgadez adolescente y semblante bonachón resultaban señorita jr adolescente desfile tubo nudista. pueden José final tuvo Sin sólo mecánica técnicos Partidos Jr Paraná adolescente Paseo impuesto Sancho nominado desfile Brooklyn promocionar pesada Thompson.

Cómprese hoy mismo un tubo y úsela por la mañana minan en un campamento nudista de las cer- Dar Hamara sus adolescentes más bellas, y Jr., Le6n.

Not see you

Panamá—Bergultio & Co. Panamá. Perú—n.

Japaneses Nurse Voyeur

Nadal & Co., Lima. Aranjo, electa Señorita Centro América en el concurso de belleza celebrado "​DESFILE de. American Chudai Hd.

Related Videos

Next

Age Verification
The content accessible from this site contains pornography and is intended for adults only.
Age Verification
The content accessible from this site contains pornography and is intended for adults only.
Age Verification
The content accessible from this site contains pornography and is intended for adults only.
Age Verification
The content accessible from this site contains pornography and is intended for adults only.